Cortar las uñas a un gato

Cuando tenemos en casa un gato por norma general tenderá afilarse las uñas con las cortinas, sofás, y objetos que se vaya encontrando en su camino, una opción en el desgaste es comprarle un rascador para que en ese lugar rasque todo lo que quiera y logre desgastar las uñas, pero a veces esto no es suficiente porque sigue arañando o utiliza la cortina a modo de rascador, para evitarlo la opción que tenemos es cortarle las uñas.

Cortar las uñas a nuestra mascota no es difícil simplemente tenemos que tener un poco cuidado a la hora de colocar la tijera para no lastimarlo. Para que el gato lo vea como algo natural el corte de uña deberemos de empezar desde cachorro, para que poco a poco se vaya acostumbrando y no lo vea como un castigo del cual debe escapar. También es necesario ser constantes, es decir debemos de cortarselas una vez al mes o cuando veamos que están empezando a estar largas. No debemos dejar pasar un periodo muy largo de tiempo para evitar que nuestro felino no lo vea como una rutina y ese momento sea desagradable para el y para nosotros.
Lo primero que debemos de hacer es adquirir unas tijeras adecuadas para nuestro gato, no utilizaremos tijeras o cortauñas humanos porque lo que hacen sobre las uñas del gato es aplastarlas y pueden dañar la garra. Las más recomendadas son las que tienen forma de tijera y al abrirlas tienen una especie de circunferencia, es el lugar donde deberemos colocar la uña de nuestro gato para cortarlo, estas son las más aconsejables desde mi punto de vista, pero existen muchos modelos en el mercado, debemos adquirir aquel con el que mejor nos apañemos.

Colocación de nuestra mascota, deberemos estar en una habitación tranquila sin muchos distractores, le colocaremos sobre nuestras piernas abarcándolo con el brazo menos hábil y agarrandolo la pata. Con la mano hábil sujetaremos las tijeras. Con la mano que tenemos sujeta la pata, presionaremos las almohadillas, veremos que al presionar salen las garras. Podemos hacerlo varias veces para observar por donde tenemos que cortar y también para que nuestro gato se acostumbre.

El corte debe ser la parte blanca de la uña, veremos que hay una zona rosada esa parte no la tocaremos, si cortamos por la parte rosada le haremos daño a nuestra mascota y sangrará abundantemente. Es mejor cortar menos uña y estar seguro que por donde realizamos el corte es el lugar adecuado.

No olvidarnos de los espolones que se encuentran en las patas delanteras, estás no siempre van a necesitar cortar pero las observaremos y cuando estén grandes cortaremos.

El corte de uñas siempre con cuidado para evitar hacer daño a nuestra mascota y provocar que ese momento sea un suplicio para ambos.

Originally posted 2012-04-02 08:10:24.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>