Cortar las uñas a un gato

A los gatos igual que a los humanos les crecen las uñas, esto tiene como consecuencia que nos puedan arañar o que puedan provocar destrozos en el mobiliario de la casa por la largura de las uñas. Los gatos que viven fuera de casa no hay problema porque desgastan las uñas al estar de un lugar a otro andando por diferentes texturas, pero los gatos caseros aunque les demos juguetes y rascadores para desgastar las uñas no son suficientes en muchos casos y es necesario cortársela.

Lo más recomendable es empezar a cortarles las uñas cuando son cachorros, porque es más fácil que se habituen y no se pondrán tan nerviosos como de adultos. El empezar desde jóvenes supone una habituacion no solo al corte sino también a la manipulación del animal. En el caso de que no se haya podido comenzar de cachorro no pasa nada, nunca es tarde para iniciar la tarea pero se deberá tener mucha paciencia porque no les gusta.

El corte de las uñas se puede hacer con tijeras, cortauñas, y unas tijeras especiales que tienen una hendidura en el centro para que pueda introducir la uña y el lugar por el que se quiere cortar y sea más sencillo. Cualquier método puede ser el adecuado, lo importante es que nosotros nos sintamos a gusto y nos resulte sencillo manejarnos con cualquiera de los objetos citados. El instrumento elegido para realizar la tarea debe estar limpio, desinfectado y también debe estar afilado para evitar que se astillen las uñas, que queden mal cortadas o que se tenga que hacer demasiada fuerza para lograr cortarlas.

En el caso de que nuestro gato no este habituado a que le corten las uñas, deberemos de buscar un momento en el que este relajado, una opción es esperar a que se duerma para que le cueste más reaccionar, si tu gato se despierta en seguida con mucha vitalidad tendremos que pedir a alguien que nos ayude por lo menos las primeras veces.

Una vez que tenemos al gato controlado se pasa a cortar las uñas, la forma más adecuada es sujetar una pata  y presionar suavemente la almohadilla para que salga la uña. Hay que diferencia dos partes, la parte blanca y la rosada. La parte rosada nunca se debe cortar, esta formada por venas, y si se  corta empezará a sangrar. Cuando sangre se tapará con una gasa y se echará un poco de betadine. Solo se debe cortar la parte blanca y no dejarlas demasiado cortas.

En el caso de que se dude la primera vez por donde se debe cortar, se puede preguntar al veterinario cuando tengamos que ir a consultarle algo.

2093-Tachiño

 

 

Originally posted 2012-11-27 11:25:16.