Cosas que no debes hacer cuando sales con tu perro (I)

Hay una gran diferencia entre salir a pasear a tu perro o llevarte al perro a pasear contigo. Puede que parezca lo mismo pero no es así. La primera frase significa que es el perro el protagonista y que el paseo está orientado a su disfrute, mientras que la segunda frase indica que aprovechamos que salimos nosotros a algún sitio para sacar al perro.

Esta último opción es uno de los mayores errores que cometen los dueños de los perros, ya que al igual que un niño necesita su tiempo de esparcimiento y se aburre cuando lo llevamos con nosotros a nuestros recados, el perro necesita su propio tiempo de atención y esparcimiento.

perro atado

Es muy habitual la imagen de un perro atado a la puerta de un establecimiento esperando a que su dueño salga de realizar sus compras o, lo que es peor, de tomarse algo. Bajo la lluvia, a pleno sol, tiritando de frío, es fácil encontrárnoslos en cualquiera de nuestros barrios.

La imperdonable dejadez

En primer lugar, con ese comportamiento se está desatendiendo las necesidades del perro, que más que un ser vivo al que cuidar pasa a convertirse en un “carro de la compra” que hay que dejar aparcado.

Dejar un perro en verano atado en la calle, por mucho que esté en la sombra, le supone un gran aumento del calor, ya que no puede librarse de él a través del movimiento, así que le estamos exponiendo a sufrir un golpe de calor si no dispone de agua suficiente.

Dejarlo en el invierno, aunque lleve abrigo, también es una falta de empatía tremenda, ya que al estar quieto se le enfrían los músculos y le estaremos dejando pasar frío mientras nosotros estamos bien abrigaditos en el interior de la tienda o bar.

La peligrosa inconsciencia

En segundo lugar, estaríamos exponiendo a nuestro perro a la posibilidad de un robo o una agresión por parte de otro perro sin que podamos mediar en su defensa. Hay que recordar que nuestro perro queda completamente en desventaja al estar atado y nunca podremos ser lo suficientemente rápidos en acudir en su ayuda.

El problema de los robos es muy común, por desgracia. Muchas personas dan por supuesto que nunca robarán a su perro porque no es de raza, sin embargo, existe un tipo de robo que afecta a cualquier perro: el que es para servir de carne de entrenamiento para perros de pelea.

Originally posted 2014-02-13 20:00:14.