El Camaleón de Yemen, el rey de nuestro terrario

Chamaeleo calyptratus es el nombre científico de nuestro futuro camaleón (o presente si ya tenemos uno) oriundo como su propio nombre indica del Yemen. De hecho, de las regiones montañosas del Yemen y Arabia Saudita.

Gracias al elevado número de especímenes de Camaleón de Yemen la especie se encuentra en un estado de conservación de preocupación menor. Esta especie de camaleón se ha mantenido tan bien a lo largo de los años en parte porque es muy popular entre los animales exóticos.

camaleon_yemen

Cuando se tienen en cautividad necesitan principalmente un terrario espacioso y frondoso. Esta especie de Yemen es solitaria por lo que necesariamente nuestro camaleón deberá vivir solo, sin ningún tipo de compañía. Para que se sienta seguro debe haber abundancia de ramas y hojas.

Comportamiento y rasgos físicos de nuestro camaleón

Aunque es una especie maravillosa para tener como mascota bien es cierto que los camaleones de Yemen son agresivos y como ya hemos dicho prefiere vivir en soledad. Ante el miedo se colocan en postura fetal y oscurecen su color de piel para intentar mimetizarse con el entorno hasta que se sienten fuera de peligro.

Los machos tienen un colorido mayor que las hembras por lo que presentan un gran dimorfismo sexual en su especie. Miden unos 10 centímetros más que las hembras de camaleón, alrededor de 50 centímetros y su cola se ensancha más ya que alojan en ella sus hemipenes.

El color de los machos al que hemos hecho referencia es principalmente verde pastel con algunas tonalidades naranjas, turquesas y hasta amarillas; a veces se pueden ver bandas negras cuando se convierten en adultos. Por su parte las hembras tienen un color verde claro con algunas tonalidades también naranjas y amarillas pero más cercanas a los tonos blancos que también toma a veces.

Alimentación de nuestro camaleón de Yemen

Como la mayoría de reptiles se alimenta de insectos, sobre todo de color verde. Langostas, saltamontes, moscas… son su alimento pero el principal de todos es el grillo. Sin embargo, las hormigas pueden dañar a los camaleones al comerlas debido a su ácido fórmico por lo que no se recomienda su ingesta.

De vez en cuando y como una excepción se alimentan de plantas para poder hidratarse si se encuentran sedientos. A veces y como algo totalmente fuera de lo habitual se puede alimentar a los camaleones con lechuga y fruta madura.

Originally posted 2014-04-24 19:00:24.