El guppy: un pececillo útil

Ahí lo tienes: con sus seis centímetros, nadando indolente por tu acuario como si lo suyo no fuera nada. Pues que sepas que el guppy ha salvado vidas. A esta pequeña joya, de colores vivos, procedente de las aguas salobres de Cetro y Sudamérica se la introduce allí donde se da un brote de malaria, para que se coma a los mosquitos, responsables del contagio.

A la hora de alimentar al guppy, pensemos que es un animal omnívoro, pero que hemos de incluir alimento vivo en su dieta, como artemias, pulgas de agua, tubifex o larvas de mosquito. También le vendrán estupendamente algunos elementos verdes, como algunas espinacas o algas. En todo caso, que su dieta sea variada.

Un apunte: la gran diferencia a la hora de alimentar a los guppys adultos con respecto a sus pequeños es el tamaño de los alimentos que les das. Asimismo, los alevines son, en proporción, más carnívoros que los adultos.

Unas mascotas poco exigentes

En cuanto al hábitat que necesitan estos peces, se refiere a un acuario espacioso, ya que precisan nadar bastante. Calcula como siete litros por cada guppy adulto, pensando que el mínimo de cada pared del acuario ha de alcanzar los 40 centímetros. Por lo que se refiere a la decoración, pon cuantas plantas acuáticas quieras, ya que cumplen una doble función: de un lado, protege a las crías de que las devoren sus padres; y de otro le permite a la hembra ocultarse de un macho que puede resultar algo agobiante.

Si has pensado en hacer que tus guppys críen, empezaremos por distinguir hembra y macho. La primera es más grande, mientras que el segundo dispone de un órgano reproductor llamado gonopodio en lugar de una de las aletas. Son ovovivíparos y maduros sexualmente al mes y medio de haber nacido.

Parejas de cuatro

Si quieres que tus chiquitines tengan descendencia lo ideal es que convivan a razón de tres hembras por cada macho. Ten, además, en cuenta que cuando la hembra esté a punto de parir, lo suyo es que la aísles en una paridera, ya que el lugar de proteger a sus crías, se las comerá.

Si eres principiante en estas lides de la reproducción piscícola, piensa que la cría del guppy es de las más fáciles: casi es suficiente con que mantengas el agua a 24º, la proporción de machos y hembras que ya te hemos dicho y que tengas en cuenta que necesitas una paridera.

Originally posted 2013-03-14 20:24:34.