El sexo de nuestro conejo

Cuando elegimos un conejo no siempre tenemos claro es si es un macho o una hembra porque cuando son crías o jóvenes son difíciles de distinguir el sexo al que pertenecen. En ocasiones, el personal de la tienda de mascotas o el profesional nos dice que es un macho y cuando llega a adulto nos damos cuenta de que es una hembra. Su diferenciación es complicada hasta que cumplen las 6 ó 8 semanas de vida a partir de ese momento se hace más sencillo el poder diferenciarlos.

Para descubrir el sexo, es decir, si es macho o hembra, realizaremos lo siguiente:

  • Cogeremos a nuestra mascota y la pondremos boca arriba con cuidado.
  • Una vez que la tenemos en posición boca arriba sobre nuestras piernas, observaremos la parte de debajo de la tripa ahí veremos dos orificios uno es el ano y el otro un poco más escondido por el pelaje es el pene o la vagina.
  • Con los dedos apretaremos suavemente por el orificio que esta escondido y nos descubrirá sus atributos y así podremos saber si nuestra mascota es un conejo o una coneja.

Una vez que sabemos si nuestra mascota es una hembra o un macho deberemos decidir si esterilizarle o no. A la mayoría de nuestros animales no les vamos a dejar reproducirse, y por ello debemos valorar si lo mejor para nuestra mascota es la esterilización.

En el caso de las hembras optaremos por su esterilización para evitar los siguientes problemas:

  • La relación con un macho posiblemente tenga como consecuencia que se quede embarazada y tenga crías.
  • Según se va haciendo mayor puede desarrollar tumores en el útero.
  • Desarrolla comportamientos agresivos, intenta morder para evitar que entremos en su territorio.
  • Nuestra coneja puede tener un instinto maternal muy intenso y puede desarrollar embarazos psicológicos.
  • Nuestra mascota se habituará a orinar en distintos lugares de nuestra casa para marcar el territorio.

En el caso de los conejos macho, la decisión de esterilizar no viene determinada por el miedo de que aparezcan enfermedades sino que la decisión vendrá decretada por el temperamento que pueda desarrollar nuestro conejo:

  • Orina en cualquier lugar de la casa para marcar el territorio.
  • Muestra actitudes agresivas cuando intentamos acercarnos.
  • El olor de la orina es muy intenso por la cantidad de hormonas acumuladas.
  • Montará los objetos que se vaya encontrando por la casa.

El momento idóneo para realizar la castración es antes del año. En el caso de las hembras porque se necesita menos anestesia debido al poco peso que tienen, según se van haciendo mayores se acumula en el útero la grasa, lo que provoca que se necesite más cantidad de anestesia y estos pequeños son muy delicados porque tienen el corazón muy sensible lo que hace que este tipo de operaciones sencillas puedan complicarse con la anestesia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>