Gato esfinge, gato sin pelo

Para algunos la entrada de hoy les dará una cierta dentera, rechazo o esa típica “cosilla” por referirnos a esta raza de gatos, los conocidos sphynx. Gatos que suelen crear cierto rechazo a nacer con la ausencia de pelaje. Por lo cual deja al descubierto su piel con sus doblajes y arrugas.

La verdad es que estos gatos no son completamente pelados, pues su piel conserva una pequeña capa de vello muy corto y suave. Como una pelusilla que casi ni se aprecia al tacto y mucho menos a la vista. No es la única raza que no tiene pelo, podemos encontrar también a los Peterbald o los Don Sphynx.

El origen de esta raza

Aunque nos resulte inverosímil, esta raza gatuna no es una mutación producto de los humanos. Si no que es una raza que se ha dado de forma natural durante toda la historia y no tiene pinta de poder desaparecer próximamente.

El hecho de que no desarrollen pelaje es debido a una mutación genética por la evolución. Un gen recesivo y que tiene dominación completa en el animal.

Características

A parte de que no tenga pelo, se diferencian a otras razas sin pelaje por:

Cabeza: Pómulos muy marcados y redondeados. Con un hundimiento característico en la parte de los bigotes que le hace parecer que el hocico tiene cierta forma cuadrada. La forma del cráneo es redondeado con el frontal levemente plano. Nariz corta y respingona. Los ojos muy grandes y con forma de limón. Orejas grandes y anchas.

Cuello: Más largo de lo normal, en comparación del cuerpo. Con cierta musculación

Cuerpo: Musculoso y firme, mediano. Abdomen redondeado. Patas robustas y musculosas, y las traseras suelen estar un poco más elevadas.

Cola: Delgada y flexible. Larga pero proporcionada, en forma de látigo.

Cuidados

Para sus cuidados básicos, sobretodo, haremos hincapié en la piel (que suele puede ser pálido, arrojado, chocolate, azulado o morado, liso a manchas). Es muy importante que puesto que no tiene pelaje en invierno mantengamos al animal a una temperatura constante de unos 20 grados. Y en verano hay que echarle crema para proteger del sol.

En cuanto a su higiene, estos gatos sudan. Para mantenerlo limpio hay que limpiarle la piel suavemente con paños húmedos o toallitas de bebe.

Por lo demás, sus cuidados son los mismos que el resto de los felinos. Si por algo se caracteriza los gatos esfinges, aparte de su aspecto físico, es por ser unos gatos de carácter dócil y muy cariñoso. Siendo muy parecidos en su forma de ser a los siameses o los persas.

Puedes mirar lo que para algunos es un defecto como una ventaja, ya que son gatos geniales para tener en una casa. Nada de pelo en tus sofás, ni ropa. Lo que lo convierte en la mascota perfecta para personas alérgicas al pelo animal.

Originally posted 2013-03-22 20:00:04.