La esterilización en los conejos: ventajas y mitos

Los conejos como mascotas están de moda, pero como cualquier otro animal del que nos responsabilizamos, los conejos requieren de cuidados y atenciones si queremos tener a nuestro “orejotas” de la mejor forma posible.

Una de las preguntas más habituales entre los que ponen en su vida a un roedor de este tipo es si realmente merece la pena esterilizar al animal, sobre todo si no va a convivir con otros conejos y no va a existir el peligro de reproducirse.

La esterilización en los conejos: verdades y mitos

La respuesta es que si, la esterilización del conejo es siempre beneficiosa para el animal y para nosotros mismos, siempre y cuándo no haya una causa veterinaria que aconseje no realizar la intervención a nuestro pequeño.

Grandes mitos sobre la esterilización

Algunos de los mitos más habituales sobre la esterilización de los conejos son compartidos también con otros animales, como el decir que es conveniente para las hembras parir al menos una vez en su vida, cosa totalmente falsa. Otros son específicos de este tipo de animales.

Es peligroso esterilizar a un conejo. Falso. Un conejo puede ser sometido a esta intervención exactamente igual que cualquier otro animal. Sucede que al ser una mascota de incorporación reciente a nuestros hogares algunos veterinarios preferían no realizar intervenciones en estos animales, pero actualmente ya no suele ser así.

El motivo era que muchos conejos de los que venden habitualmente en las tiendas proceden de cruces entre hermanos realizados una y otra vez, por lo que son comunes enfermedades congénitas que suelen afectar al corazón.

Este problema, unido a que son animales de muy poco peso, hace que la anestesia pueda resultar peligrosa. Por eso es importante que el veterinario que opere a tu animal tenga experiencia en conejos. La anestesia a utilizar debe de ser isofluorano y nunca halotano.

Ventajas de la esterilización

Como hemos dicho, esterilizar a tu conejo es muy positivo incluso cuándo no es posible que se reproduzca. Los machos, en los periodos de celo, suelen marcar el territorio y una de las maneras más molestas de marcaje es la orina por aspersión.

Las hembras sin esterilizar se muestran nerviosas y pueden tener comportamientos agresivos en defensa de su nido. Además la operación ayuda a prevenir el cáncer de útero y otros problemas serios en su sistema reproductor.

Un conejo esterilizado será un animal mucho más sociable, capaz de convivir con otros conejos o con otros animales de una forma más amistosa, que interactúa mejor con las personas y que además estará sano y activo.

Originally posted 2013-11-28 20:00:57.