Los conejos y los golpes de calor

Los conejos son animales muy sensibles a las altas temperaturas que se pueden dar en verano, por lo que debemos estar pendientes de que no sufran en exceso el calor porque pueden tener consecuencias negativas entre ellas morir por un golpe de calor.

Cuando llega las estaciones de primavera y veranos muchas personas que tienen patio, o una pequeña terraza deciden sacarles fuera para que les de un poco sol y que tomen el aire, hay que tener cuidado con esto, porque a veces se nos olvida que están fuera y no tienen sombra, ni un lugar donde resguardarse de las fuertes temperaturas.

Debemos preocuparnos de nuestro conejo cuando la temperatura sobrepasa los 25º C. Sí esta es la temperatura de nuestro hogar o hemos sobrepasado en el exterior esa temperatura existen una serie de recomendaciones para lograr mantener fresco a nuestra mascota.

  1. No dejarle nunca directamente al sol. Podemos tener una parte de la jaula al sol pero la otra debe estar a la sombra para que pueda resguardarse. Esto lo debemos tener en cuenta cuando le dejamos al lado de la ventana, en una terraza o patio.
  2. Ponerle un ventilador pero nunca debe dar directamente a la jaula, porque el aire directo de este electrodoméstico también es fatal para este roedor.
  3. Podemos congelar una botella de agua y metérsela dentro de la jaula para que se refresque cuando quiera.
  4. Siempre hay que cepilla a nuestro conejo, sobre todo sí es de pelo largo, pero en verano todavía más, para eliminar el pelo que le sobra y que no le dé calor.
  5. Podemos usar un vaporizador para refrescar a nuestro conejo, no siempre les gusta, así que lo que podemos hacer también es mojarnos las manos y pasárselas sobre el cuerpo.
  6. Humedecer las orejas del conejo, esta parte del cuerpo ayuda a bajar la temperatura de nuestro roedor.
  7. Importante en esta época del año mantenerle hidratado, darle verduras y tener controlado que el biberón tiene agua.

En esta época es muy posible que nuestra mascota esté más quieta durante el día debido al calor pero nos deberemos de preocupar por un posible golpe de calor, cuando empiecen a respirar de forma agitada, el siguiente paso es que comience hacer ruidos acompañando la respiración y otro síntoma es tenga exceso de secreciones.

Sí vemos que nuestro conejo comienza a tener síntoma deberemos actuar de forma rápida, para ello le comenzaremos a refrescar las orejas y el cuerpo, lo haremos con nuestras manos, nunca le sumergiremos en el agua para darle un baño porque le provocaremos un shock. Cuando hayamos logrado bajar un poco la temperatura a nuestro conejo le llevaremos al veterinario para que nos ayude a que nuestra mascota supere el golpe de calor.

Originally posted 2012-02-28 12:39:20.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>