Los hamsters

Los hamster son roedores, dentro de esta especie de animal hay una gran variedad de razas, existen un total de 24 especies pero no todas son apropiadas para tenerlas como mascotas, la más conocida es el hamster sirio o dorado.

Estos roedores son animales muy adecuados para aquellas personas que tienen poco tiempo y que quieren tener un animal en sus vidas, la razón es muy sencilla son animales que no necesitan demasiada atención, cuando más activos están es al amanecer y al anochecer, seguramente cuando estemos en casa, el resto del día se lo pasan durmiendo o jugando con sus juguetes dentro de la jaula. Estas pequeñas mascotas son bastante dóciles, esto quiere decir que las podemos tocar y achuchar sin problemas siempre y cuando las acostumbremos al contacto humano desde el principio. Son roedores que no huelen, a diferencia de los conejos o las cobayas que tienden a tener un olor corporal más fuerte. También es importante saber que los hamster son muy higiénicos pero que nosotros debemos limpiarlos la jaula como mínimo una vez por semana para evitar los olores.


 

A nivel económico no supone mucho desembolso, al principio un poco más porque hay que comprarle la jaula, el serrín, la rueda de ejercicio, la comida y el hamster pero luego el gasto se reduce al serrín y a la comida.

Los cuidados que hay que tener con ellos, se reducen al mantenimiento de la jaula, a darles de comer y cambiarles el agua a diario, y acariciarlos y jugar con ellos, esto puede suponer una media hora o cuarenta y cinco minutos de nuestro tiempo. En lo que se refiere a jugar con él y acariciarlo sin problemas es necesario acostumbrarlo desde el momento que llega a casa, al principio se puede resistir un poco,  principalmente porque nos tiene miedo pero según le vayamos acostumbrando esos miedos desaparecerán y poco a poco se irá dejando tocar sin problema y jugará con nosotros. En lo que se refiere a los niños es muy importante enseñarles que no es un juguete y que debemos respetar sus ciclos vitales, los hamster dedican mucho tiempo a dormir y es necesario que aceptemos y respetemos esos momentos de descanso, sino lo hacemos el roedor se mostrará apático y arisco.

En lo que se refiere a la colocación de la jaula, la deberemos de situar en un sitio tranquilo, en el que no exista demasiado ruido para evitar que el roedor se sienta molesto y no pueda dormir, también tendremos cuidado con las corrientes de aire y el sol  ya que son muy delicados.

Originally posted 2011-09-12 11:49:15.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>