Los peligros navideños

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas toda clase de nuevas experiencias para nuestros peludos. Mercados navideños, aglomeraciones de gente, villancicos sonando en los altavoces de las calles, petardos, etc.

Por lo general los grandes alborotos no son lo más adecuado para nuestros perros, por lo que no es aconsejable ir con ellos a pasear entre el bullicio. Hay que tener en cuenta que ellos se rigen por los estímulos olfativos y auditivos y sobrecargarles de ellos les puede suponer un estrés.

perro navideño

Si queremos ir a visitar los puestos navideños mejor ir solos que hacerle pasar a nuestro perro la experiencia de tener que irse abriendo paso entre las piernas de cientos de humanos, con ruidos que su sensibilidad auditiva los incrementa hasta límites que nosotros no podemos imaginar.

Los prohibidos petardos

Otro de los grandes problemas de estos días son los petardos. Sí, ya sabemos que están prohibidos… pero también sabemos que se venden y se encienden por doquier y que uno de los maravillosos pasatiempos de estos desaprensivos es asustar a las personas de alrededor.

No puedo ni imaginar qué debe suponer para un perro el estallido de un petardo si a mí ya me supone un estallido en la cabeza, así que no me extraña que nuestro querido animal pueda huir despavorido sin hacer caso a nuestras llamadas… su instinto le debe de estar gritando que su vida peligra…

Por eso lo mejor en estas fechas es llevarlos atados y tener mucho cuidado cuando creamos que se pueden estar tirando petardos en las inmediaciones para que un tirón repentino de nuestro perro no nos haga soltar la correa.

El robo de perros

Por desgracia no queda sólo ahí los problemas que se agudizan en estas fechas… el peor de todos es el del robo de perros. Gracias a las campañas de difusión y concienciación que se realiza por parte de las protectoras cada vez se pueden ver menos perros atados a las puertas de los comercios y bares esperando a que salga su dueño.

Muchas veces he oído aquello de “pero quién va a querer robar a mi perro si no es de raza”… y si los robos fueran para satisfacer el deseo de alguien de tener ese perro para cuidarlo y quererlo no sería tan malo, el horror es que los robos de perros normalmente son o para utilizarlos como cría, si es de raza, o para utilizarlos como entrenamiento contra perros de pelea

Originally posted 2013-12-17 20:00:17.