Mascotas y relajación

Vivimos en un mundo que cada vez sufre de más estrés y problemas nerviosos, por la falta de trabajo o por todo lo contrario el exceso de trabajo, la crisis económica, la presión del entorno… Todos estos factores hacen que sufra el sistema nervioso, si no se desconecta de un simple episodio de estrés se puede pasar a que sea repetitivo incluso crónico o lo que es pero que la salud se debilite por problemas cardíacos, migrañas, estados de ansiedad y todo lo que se pueda imaginar por no parar. Antes de llegar a esa situación se puede prevenir, y como se puede hacer a través de la presencia de un animal.

Se ha comprobado cientificamente mediante estudios científicos que la presencia de un animal reduce la tensión arterial además si lo acariciamos ésta se reduce todavía más.

Los animales son los mejores amigos para hacer frente a un cambio a nuestras vidas, por motivos de trabajo, enfermedad, pérdida de un ser querido o cualquier otra situación que imaginen. Uno se puede conformar con acariciar a su animal o puede realizar unos ejercicios que incrementen esa relajación. A continuación voy a detallar algunos:

  • Imitación

Uno de los ejercicios que mejor puede ayudar a una persona a parar el cerebro y enfocarlo en otro tema es este. Lo primero que se debe hacer es tumbarse al lado su mascota, cierre los ojos, respire profundamente varias veces y cuando sienta que está tranquilo abra los ojos e incorpórese,  no debe actuar como usted sino como lo haría su animal, por ejemplo un conejo enano miraría a los lados y después dando saltos se alejaría a inspeccionar, puede que zapatee con sus patas traseras o acerque el hocico a oler algo que halla en la habitación. Es una forma de experimentar como ellos  la mayor parte e tiempo están tranquilos y relajados. Además de focalizar la atención en otra actividad, esta realizando un excelente ejercicio para desinhibirse y de empatía porque está experimentando como se siente su mascota.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/QaXBBapclV0″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

    En el vídeo se ve como un gato imita a una persona se trata de hacer lo inverso, sí ellos pueden ¿porqué los humanos no?

  • Hablar con su mascota

Este ejercicio trata de expresar, normalmente es complicado mostrarse sincero en lo que a sentimientos se refiere, porque tememos que nos juzguen o que ese amigo/a y/o familiar diga algo que no guste. Un animal nunca va a juzgar, ellos aceptan a las personas tal y como son. Este ejercicio debe llevarse a cabo de la siguiente manera, se sentará frente a su mascota, la acariciará, si puede la abrazará y después de respirar profundamente contará lo que le sucede. Cuando finalice seguramente se sentirá mejor, porque ha soltado lo que le preocupaba, molestaba o sentía.

 

Originally posted 2012-04-24 11:42:31.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>