Pequeños y graciosos

Todas las personas tenemos nuestro gusto para tomar la decisión ante qué mascota elegir. Muchas veces esta decisión nos la tomamos a la ligera, sin ser conscientes de que esa mascota va a ser uno más de la familia. En muchas ocasiones, nos dejamos llevar por la elección de un pajarito, unos peces, unas tortuguitas o un perrito…

En esta ocasión, nos fijamos en el hámster. ¡Sí, sí!  Ese simpático amiguito de hábitos tan graciosos y tan entrañables a los cuales les encanta hacer peripecias, jugar y de vez en cuando recibir estímulos cariñosos de su dueño. Son animales bastante económicos por regla general y dependerá mucho de la raza a elegir.

 Variedades de hamster

Existen muchas variedades, pero hemos elegido las cinco más comunes en las tiendas:

-Hámster Dorado: una de las más comunes y habitual.

-Hámster Chino: es uno de los más pequeños y resistentes. Capaz de aguantar hasta -40ºC.

-Hámster Roborovski : el más diminuto de ellos y con una graciosa colita. Sus atractivas variedades de colores atraen a los más pequeños de la casa: desde el amarillito hasta el rojizo.

-Hámster Ruso: de éste solo hay dos tipos de color. El más común y el que es zafiro. Estos en invierno se ponen blanquitos, dependiendo del país.

-Hámster enano campbell: éste, comparte muchos rasgos con su compañero de raza el ruso, pero con la peculiaridad que no cambia de color en invierno.

Una elección difícil

Para distinguir y elegir uno de todos ellos, la mayor dificultad sería centrarnos en cuál nos hace más gracia y cuál se adapta más a nuestra forma de vida, ya que algunos de ellos son más nerviosos, más activos o incluso más perezosos. Otros, por lo general, suelen ser cariñosos.

Hay que recordar que los más pequeños siempre son más activos. Los grandes por el contrario, siempre son algo más perezosillos. Normalmente, actúan de noche y se alimentan de día. Suelen estar  más adormilados y salen a veces a alimentarse y hacer algo de ejercicio.

Ellos, así mismo, necesitan dentro de su jaula una rueda para hacer algo de ejercicio, una casita para poder dormir y siempre cerca les gusta tener pelito artificial para hacerse su camastro. Además, tenemos que darles una alimentación idónea y abundante ya que son muy ahorradores y guardan en sus casas gran parte de la comida que nosotros les damos.

Dependiendo de si tenemos pareja de hámster, tendremos que pensar en ampliar sus actividades, como con unos túneles, rampas de acceso y otros tantos juguetes más que encontraremos en nuestra tienda de animales preferida. Allí nos terminaran de asesorar a la hora de nuestra pequeña y curiosa mascota.

¡Amigos! Mucha suerte con la elección de nuestro nuevo integrante de la familia.

Originally posted 2013-02-01 20:00:51.