¿Qué hay de nuevo, viejo?

Después de mucho pensar  y pensar, lo has decidido, eres un loco por los animales y quieres tener una mascota en casa. ¿Te estas informando más allá del convencionalismo de  tener un perro y un gato? Pues te hablo de otra posibilidad que cada día está más de moda, la de adoptar/comprar un conejo enano. Si te gustaban Tambor o Bugs Bunny, ¡esta es tu oportunidad de hacerte con uno!

Cada vez hay más páginas en Internet de  criaderos, asociaciones y protectoras que te informan sobre los cuidados de este bichejo, como la correcta alimentación, socialización, razas, enfermedades…y te orientan y aconsejan sobre todo ello. Además si investigas, tienes la posibilidad de adoptar uno, lo que además de ahorrarte unos eurillos, otorgas la posibilidad a un animal abandonado de encontrar un hogar, lo que siempre es de agradecer.

Aspectos básicos

–        Son animales dóciles, cariñosos e inteligentes que  necesitan sentirse acompañados. Debes dedicarles unas carantoñas y mimos al día.

–        La jaula de tu nuevo inquilino debe ser digna y por lo tanto medir aproximadamente unos 90cm de longitud por 50 cm de anchura y 45 de altura. Deberás tenerla en un lugar bien aireado y ventilado pero nunca con el sol dándole directamente.

–        Sobre su alimentación, decirte que hay pienso especial y que deberías darle un par de cucharadas soperas por el día y otra por la noche.

–        Además del pienso, también te agradecerán pequeñas cantidades de frutas y verduras variadas.

–        No es recomendable a priori bañarlos

–        Sería importante que un rato al día salga de la jaula para correr y jugar un poco, no olvidemos que en su hábitat natural no están encerrados.

–        Infórmese sobre las razas. Dependiendo de esto, hay conejitos que necesitan más cuidados que otros, como el cepillado del pelaje habitualmente,

–        Cuando un conejo enferma, deja de comer entrecierra los ojos, tiene el pelo débil y se arrincona en la jaula.

A tener en cuenta

Antes de llevártelo a casa, recuerda que viven aproximadamente de 6 a 10  años y como cualquier otro animal doméstico, es una responsabilidad  que adquieres. Todos animales crecen y traen consigo gastos (veterinario, higiene, comida, jaula…) y algún percance a lo largo de su vida.

Lo bueno de esta mascota es que no precisa grandes cuidados, como que salgas a pasearla o vacunas periódicas y que  podrás interactuar con ella, no como con un pez o canario. Además son resientes a enfermedades y virus, no como los queridos hámster.

Si tienes tiempo, espacio e ilusión, ¡¡adelante a por tu nuevo amigo!!

Originally posted 2013-09-27 19:00:26.