Obie, el perro salchicha más gordo del mundo

A veces una se encuentra con noticias tan surrealistas que la dejan patidifusa, con los ojos redondos como platos y la boca abierta de par en par. En este caso la noticia trata sobre Obie, una perra de siete años que pesaba la friolera de 35 kilos. Puede parecer poco pero no hablamos de un pastor alemán: hablamos de un perro salchicha.
Un matrimonio de ancianos en precario estado de salud decidieron dar a su mascota en adopción, un adorable perrito con tal problema de sobrepeso que Nora Vanetta, de Portland, Oregon (EE.UU) nueva madre adoptiva, tuvo problemas en identificar la raza, y eso que era veterinaria. No es algo para reprocharle la duda, el perro pesaba casi el triple de lo que debería pesar un perro de su raza.

La nueva dueña decidió acudir a la televisión para contar el caso y pedir ayuda para poder poner a dieta a Odie ya que apenas podía caminar (necesitaba un arnés para no arrastrar su barriga por el suelo) y su estado de salud no era muy bueno. El caso se convirtió en un fenómeno mediático y Nora Vanatta decidió que el caso debía trascender para que la lucha de Obie y su esfuerzo por adelgazar se convirtieran en un ejemplo para otros.

Para ello creó una cuenta en facebook ‘Obie Dog Journey’ donde explicaba el proceso de adelgazamiento del perro paso a paso; de ese modo los seguidores de Odie podían seguir sus progresos. También habilitó una cuenta de paypal para que quien lo deseara pudiese donar para ayudar a la perrita en su proceso de adelgazamiento.

Impacto mediático

obie

El caso levantó un gran revuelo popular: por un lado por el estado de obesidad al que había llegado el animal; por otro, porque algunos consideraban que la conducta de Nora Vanatta no era tanto preocupación por Odie, como deseo de utilizarla para obtener dinero con la situación, ya que ha recibido miles de dólares aunque ella siempre haya asegurado que era en beneficio de la perrita.

Y en beneficio de ella parece que ha sido ya que cuando los antiguos dueños quisieron recuperarla, un juez de la Corte del Condado de Washington decidió que lo mejor para Obie era continuar con la madre adoptiva dado el precario estado de salud de sus anteriores dueños. Así ha sido y lo cierto es que no puede presentar mejor aspecto.

Obie perdió 18 kilos en ocho meses gracias a una estricta dieta de adelgazamiento, hidroterapia (no podía hacer ejercicio) y una operación de cirugía para quitarle la piel sobrante tras la que perdió otros tres kilos; tras ello continuó la dieta, comenzó una tabla de ejercicios y en la actualidad (dos años después) ya pesa lo que debería pesar un perro de raza dachshund : once kilos.

Obesidad en perros

Más del 54% de las mascotas en EE.UU. están por encima de su peso. Éste es el motivo por el que Vanetta quiso que esta historia saliera a la luz, ya que el caso de Obie es extremo, pero la obesidad en las mascotas es un problema que va en aumento.«Mi esperanza es que puede ser una inspiración para cualquier persona o animal que trata de bajar de peso. Es muy importante introducir a los cachorros y a los niños en un estilo de vida saludable y enseñarles a saber elegir alimentos saludables tan pronto como sea posible.»

obie2

En este caso en concreto los anteriores dueños eran ancianos y con un pésimo estado de salud, pero no siempre es así: hay muchas personas que sobrealimentan a sus mascotas pensando que estar gordito es síntoma de estar bien alimentado. A estos dueños se suman los que por pereza no sacan a su perro a hacer ejercicio sino el tiempo estrictamente necesario para que haga sus necesidades ya que consideran que con eso es suficiente: unos y otros no pueden estar más equivocados.

Las mascotas obesas no existen sólo en Norteamérica, en España alrededor de un 40% de las consultas veterinarias en las ciudades son por problemas de salud derivados del sedentarismo, como la obesidad.

El primer problema que causa el sedentarismo en perros es la obesidad o exceso de grasa. A ésta le seguirá la diabetes, cardiopatías, problemas respiratorios, sobrecarga en huesos y articulaciones, disminución de la capacidad que tiene su cuerpo para termo-regularse. Por no hablar de los problemas psíquicos como estrés, depresión, comportamientos compulsivos, agresividad, apatía, etc.

Es necesario que tomemos conciencia de que historias como la de Obie deberían ser un aviso que nos conciencie de lo importante que es mantener en buena forma a nuestras mascotas

Originally posted 2014-09-11 16:59:43.