Los gatos y el calor del verano

Cuando llega la estación del verano suben la temperaturas y el ser humano se quita capas de ropas y bebe más agua, acude a la piscina para refrescarse todo ello se realiza  para llevar lo mejor posible el calor, pero que sucede cuando tenemos como mascota un gato. Los gatos igual que otros animales que tienen pelo sufren en verano por el incremento de las temperaturas hay que tener en cuenta que ellos tienen pelo y aunque hayan eliminado parte de él y tenga una capa más fina sigue dándoles calor.  Las temperaturas altas para ellos pueden ser perjudiciales por lo que habrá que llevar a cabo una serie de recomendaciones para evitar que le dé un golpe de calor.

  • Es necesario en esta época que el felino tenga siempre agua a su disposición, para que pueda beber siempre que le apetezca y se mantenga hidratado.
  • Permitir que la mascota se encuentre en una habitación fresca y bien ventilada. Es necesario reducir al máximo las exposiciones al sol, es decir, si permitimos que el gato salga a la terraza y está dando el sol deberemos reducir al mínimo el tiempo que el gato se encuentra al sol, es importante tener en cuenta que el sol va variando su posición, por lo que es posible que se deje al gato por la mañana fuera pero al llegar la tarde es conveniente que entre en casa.
  • La comida se le dará a primera hora de la mañana y al final de la tarde, para que la digestión no sea muy pesada.
  • En los desplazamientos, en coche, transporting u otros elementos hay que tener cuidado y no dejarle demasiado tiempo dentro, porque son lugares donde se acumula el calor.

Los felinos que peor lo pasan en está época del año  son aquellos que tienen una edad avanzada, los cachorros, aquellos que  tienen algún problema de salud y también los gatos que tienen sobrepeso.

A pesar de las recomendaciones se puede producir un golpe de calor, si esto sucede se deberá proceder acudiendo lo antes posible al veterinario. Los síntomas que dan información sobre si le ha dado un golpe de calor o no son los siguientes:

  • El gato se muestra más apagado de lo habitual, no le apetece moverse, está perezoso.
  • La respiración se presenta arítmica, está muy agitado y le cuesta respirar.
  • Incremento de los latidos del corazón.
  • Se muestra tembloroso, sus músculos están inestables.
  • Cambio en el color de las mucosas.

Originally posted 2012-07-18 08:17:09.

Peligro mortal: collares anti-insectos para gatos

El otro día me llevé un susto de muerte con mi gatito. Le había comprado un collar anti-parásitos (anti-insectos) de plástico con una hebilla más segura según las instrucciones. Ésta consiste en el cierre especial empleado en las esposas policiales que sólo se pueden quitar si se cortan con unas tijeras. Continua leyendo “Peligro mortal: collares anti-insectos para gatos”

Originally posted 2014-08-14 08:59:11.

Los gatos y la anestesia.

Hay muchos motivos por los que podemos vernos obligados a anestesiar a un gato: una limpieza de boca, una operación y en caso de los más ariscos incluso puede ser necesario para una revisión o para hacer cualquier tipo de prueba. Los gatos se comportan de forma muy diferente ante las anestesias. Incluso un mismo animal puede reaccionar de forma muy diferente según la ocasión.

Si es posible es bueno que el animal despierte en casa, en un lugar familiar y seguro. Evidentemente esto no podrá ser en caso de operaciones, pero si cuándo hablamos de temas menores. Ponerlo en su mantita favorita, en su cama o sobre el sofá si es dónde le gusta estar. Pero evita los lugares altos ya que se puede despertar bastante mareado y podría caerse.

Cada caso es único

Aún en el caso de que el gato haya guardado ayuno puede ser que vomite un poco de bilis o restos que queden en su estómago. También puede tener arcadas sin expulsar nada. No hay que preocuparse, es normal que esto ocurra. También es normal que tras despertar el gato esté “raro”, como “borracho” y se vaya para los lados o lloriquee sin motivo aparente.

No te preocupes si el gato tarda unas horas en querer comer o beber. Si le han puesto suero es posible que se orine encima antes de despertar por completo, cuenta con ello y protege el lugar dónde lo acuestes. Otras veces notará la boca seca y aunque beba moverá la lengua y se relamerá con frecuencia.

Dependiendo del carácter del animal puede ser que se muestre muy cariñoso y quiera gozar de las caricias y arrumacos de su dueño, pero también pudiera ser que busque estar solo. Respeta su decisión si no quiere estar con la gente, no ha tenido un gran día y ya mañana volverá a ser el de siempre.

El tiempo es relativo

El tiempo que el animal pueda tardar en recuperarse completamente de la anestesia va a depender de la cantidad que se haya administrado, del tipo de anestesia con el que hayan trabajado y también del día que tenga el gato. Ya que ante la misma dosis y clase de medicamento puede ser que una vez tarde varias horas en despertar y lo haga despacio y con un muy mal despertar  y otras veces en un par de horas sean de nuevo el gato de siempre.

Originally posted 2013-08-15 19:00:46.

El fuerte carácter de los gatos

Ya en el antiguo Egipto, los gatos eran considerados como un animal sagrado, cuyo porte y elegancia no podía ser más que obra de los dioses, para que los seres humanos pudieran gozar en su vida terrenal, de las gentilezas de algo tan sublime.

El amor de los egipcios por los gatos, ha perdurado durante miles de años, y ha llegado hasta nuestros días tan vivo como por aquel entonces. Lógicamente, en la actualidad ocupan un rol de mascota, totalmente subordinado al resto de la familia, pero siguen manteniendo ciertos privilegios con respecto al resto de animales domésticos.

Cabe recordar, que según los más recientes recuentos en toda Europa, sitúan al gato como uno de los animales domésticos más presentes en los hogares. De hecho, existen países como Rusia, en los que resulta altamente extraño encontrar una sola familia que no conviva con un felino.

El carácter de los gatos

 

Quizás la mayor duda que existe entre los amantes de los animales sea la de por qué le gustan tanto los gatos a las personas, si su carácter es mucho más arisco que el de otras mascotas.

Pues bien, parece lógico pensar que es, precisamente, esa personalidad que demuestran estos pequeños felinos domésticos, la que provoca esa predilección hacia ellos por parte de los seres humanos.

Los gatos son, sin ningún tipo de duda, las mascotas menos dependientes de sus amos, ya que son capaces de pasarse todo el día sin prestarles caso si no demandan nada de ellos. Eso sí, en el momento en el que necesiten cualquier cosa, intentarán llamar su atención de cualquier forma.

Los gatos han aprendido en estos miles de años de convivencia con el ser humano, a conseguir todo lo que necesiten de él. Si quieren comer, salir a pasear o tan solo buscan un poco de cariño, rozarán las piernas de sus amos con la cola erguida y con su ronroneo característico.

Un gato es un felino salvaje domesticado

 

Son muchos años en compañía de las personas, pero aún así, los gatos domésticos aún conservan gran parte de sus instintos, aunque ciertamente atrofiados por la falta de necesidad.

Sea como fuere, son las mascotas más cariñosas y salvajes al mismo tiempo, ya que pueden estar durmiendo en el regazo de su dueño y al poco tiempo intentando cazar un insecto o jugando con cualquier objeto.

Todos y cada uno de sus gestos, lógicamente a escala, recuerdan a los de los grandes felinos de la Sabana africana que vemos en los documentales de la televisión.

 

Originally posted 2013-01-22 01:41:19.

La convivencia entre un perro y un gato

A la hora de establecer una convivencia entre estas dos especies, debemos tener presente que ambas son predadoras, es decir que cazan para alimentarse. Todos hemos visto algún gato detrás de un pájaro o de una mosca, intentándoles coger, aunque el felino estuviera en una casa con todas las necesidades alimentarias cubiertas, esto no es más que una respuesta a sus impulsos. Estos impulsos de cazador de los canes y los felinos se pueden controlar y reducir a través de una buena socialización y poniendo a su disposición juguetes que hagan que esas respuestas instintivas cazadoras queden satisfechas.

La convivencia entre dos cachorros es mucho más sencilla, ya que ninguno de los dos tienen adquirido un rol dentro de la casa y durante los primeros meses de vida se adaptan mejor a los cambios y a las novedades.

El introducir un perro cachorro en un hogar donde ya existe un gato adulto, se debe realizar con precaución y analizando cuáles son las reacciones de nuestro gato con respecto a otros animales más grandes que él. Las respuestas más típicas son:

  • El gato pasa del perro, sigue haciendo su vida, sin tener en cuenta al perro.
  • Nuestro felino reacciona mal y se pone a bufar y a gruñir.
  • Otra reacción es que tienda a esconderse para evitar cruzarse con el perro.

 Iniciaremos la convivencia introduciendo al cachorro dentro de un transporting o sujetándolo nosotros en brazos, para saber cuál de las tres reacciones tiene el gato. Su reacción va a depender de la socialización que haya tenido y el rol que desempeñe en casa, si actúa como líder hay que hacerle ver que va a seguir siéndolo. Si hay un intento de ataque inmediatamente los separaremos y lo intentaremos en otro momento. El gato también puede tener una actitud curiosa acercándose a olfatear y a olisquear y en esa situación les dejaremos porque es su forma de relacionarse y conocerse.

Les observaremos, no les dejaremos nunca solos y si tenemos que salir de casa les dejaremos en habitaciones separadas.

Es importante que cada uno tenga su independencia en el alimento y en el descanso. Es decir cada uno debe tener su comedero y su bebedero porque sino pueden empezar los conflictos por el alimento. También es necesario que cada uno tenga su sitio de descanso.

Cuando existan interacciones positivas, debemos premiarlos justo en el momento en que se estén produciendo, para que asocien la situación a un beneficio y se reproduzca en el tiempo. En un principio el refuerzo positivo será una golosina, con el tiempo se puede sustituir con un refuerzo social como por ejemplo una caricia.

La integración de un perro en una casa que ya habita un gato, debe ser tranquila, sin imponer ni forzar la situación, porque eso sólo puede tener como resultado problemas. Es necesario que tengamos paciencia y respetemos el ritmo de adaptación de cada uno.

Originally posted 2011-04-15 17:57:03.

Lechos higiénicos para gatos II

Estos dos tipos de arena son las más novedosas del mercado. Aunque en algunos casos llevan ya más de diez años a la venta no son las arenas más populares pero ofrecen muchas ventajas que es conveniente conocer.

Lecho de sílice: se trata de unas perlitas blancas que se impregnan con la orina, aumentando su tamaño.  Son muy prácticas cuando se tienen uno o dos gatos, ya que aunque es una arena muy cara dura muchísimo tiempo, lo cual hace que se rentabilice. Es muy fácil retirar las deyecciones y también se puede usar una pala para retirar las perlas muy amarillas. Si hay muchos gatos es posible que forme charcos.

Lecho vegetal ecológico: Es quizás lo más novedoso del mercado, ya que aunque existía anteriormente se han introducido nuevas marcas que han perfeccionado mucho este tipo de lechos. Se trata de derivados de madera en forma de granos de mayor o menor tamaño según la marca y el tipo de gatos al que va dirigido. Su principal ventaja es que se puede desechar por el inodoro ya que es totalmente biodegradable.

Si el grano es fino algunos gatos pueden llevar esta arena por toda la casa haciendo que sea muy sucia, por lo que  es recomendable adquirir la de grano grande, para gatos con pelo largo, aunque el pelaje sea corto. De este modo se previene esa incomodidad.

Y para los más sibaritas de todos

Pero si tu gato es de los que tuercen el hocico ante todas las arenas y no acepta manchar sus patitas escarbando en una bandeja porque él tiene demasiado estilo y clase para eso, entonces solo te queda una opción. Enseña a tu gato a utilizar el WC. Es posible si le pones paciencia y evidentemente si el interesado tiene ganas de aprender.

Existen en el mercado unos originales asientos para baño compuestos por varios círculos concéntricos. Para comenzar sitúas el asiento sobre el baño y le pones al gato su arena habitual. Cuando consigas que el gato asocie el nuevo lugar y haga allí sus necesidades retiras el círculo central dejando un agujero en medio del asiento.

Debes de esperar varios días, incluso más de una semana entre fase y fase, pero poco a poco irás retirando los diferentes círculos hasta que ya no quede sitio para la arena. Entonces el animal ya estará habituado al retrete y lo usará con naturalidad no necesitando ningún engaño para acudir

Originally posted 2013-08-01 19:00:38.

Mímica y gestos en los gatos I

Los gatos igual que el resto de animales incluido el ser humano tiene su forma de comunicarse, no hablan como los humanos pero a través de su posición corporal,  la mirada, los bigotes y sus maullidos se puede saber que está comunicando el felino. Durante muchos años se ha pensado que el sistema de comunicación que poseía no tenía demasiada utilidad por considerar al gato como una mascota independiente y solitaria pero la realidad es otra diferente, ellos viven entre humanos y con otros animales y a través de su lenguaje establecen si están tranquilos, asustados o a punto de cazar. A continuación voy hablar de la mímica de los gatos.

La mímica la realiza a través de los gestos de la cara, ojos, bigotes y nariz. Cada una de estas partes del cuerpo significa algo en función de como este colocado o sí está abierto o cerrado.

Orejas: cuando este órgano esta colocado mirando al frente, se puede estar tranquilo porque el gato está comunicando que está relajado y que se va a relacionar de forma amistosa con lo que le rodea. Por el contrario si están mirando hacia atrás significa se debe tener cuidado porque está comunicando que va atacar y si se observa que están hacía atrás y dobladas está informando que va a tomar la determinación de huir.

Bigotes: Estos también tienen cuentan cosas en función de como se encuentren, si están hacía a los lados y da la sensación de que están encogidos, está manifestando que está tranquilo y quiere divertirse, si por el contrario están totalmente extendidos y moviendose como si vibrarán eso es que el felino se encuentra en tensión y en cualquier momento va a comenzar a moverse, en el caso de que se vea que los bigotes están hacía atrás es que el gato se está mostrando tímido.

Pupilas: Recabar información a través de está parte del ojo es complicado porque su dilatación dependerá de la cantidad de luz que haya, fiarnos al 100% de está parte del cuerpo sin tener en cuenta las demás puede llevar a la equivocación. De todas formas cuando se muestran las pupilas muy dilatadas indican cierta emoción.

Párpados: Otra parte del ojo que va a dar información para entender a la mascota, cuando están abiertos, es porque está controlado la situación, esto suele suceder cuando hay personas que no conoce, en el caso de que les tenga entre abiertos es porque está relajado, esto sucede en la mayoría de las ocasiones cuando está en presencia de su dueño.

 

Originally posted 2012-06-26 14:40:27.

Educar a nuestro gato II

En artículo anterior hablamos sobre los diferentes aspectos del juego, la importancia que tiene en el desarrollo y en la evolución y la necesidad de establecer la actividad del juego como prevención de conductas dañinas hacia nuestros muebles y hacia nuestra persona. A continuación vamos a seguir estableciendo claves para que la convivencia entre nuestro gato y nosotros se desarrolle de forma adecuada.

Cuando nuestro gato esta llevando a cabo una actividad molesta o una travesura debemos actuar apartándole de la actividad que está llevando a cabo, no utilizaremos el castigo físico porque lo vinculará a nosotros y eso provoca distanciamiento con la persona dejara de fiarse de la persona que lo corrige mediante empujones, golpes y demás actos que supongan una agresión para el felino e incluso puede tener como consecuencia que nuestra mascota desarrolle conductas agresivas hacia nosotros. Podemos usar la palmada o algún instrumento que provoque ruido para que el gato cambie su foco de atención y que no lo vincule con nosotros, también podremos usar la voz. Recordad que los animales no entienden lo que decimos, le podemos soltar una parrafada que el continuara con su actividad sin molestarse, a veces un simple No enérgico y en el momento adecuado es más útil que cualquier otra cosa. La corrección se debe realizar en el momento en el que el gato lleva a cabo la actividad equivocada, sí lo hacemos después el no sabrá porque lo corregimos será demasiado tarde. Todos los animales actúan por acción igual a consecuencia inmediata, tanto para el refuerzo positivo por hacer las cosas bien, que puede ser una golosina como el refuerzo negativo que es separarle de la actividad que lleva a cabo.

Todos los aspectos señalados en los dos artículos son importantes para lograr que nuestro gato no desarrolle conductas molestas y/o agresivas, pero a veces no es suficiente o se produce un cambio en la conducta de la mascota que no tenemos claro como corregir, en ese momento deberemos de acudir a un especialista en comportamiento felino para evitar que se agrave el problema sobre todo cuando vivimos en una casa donde habitan niños, personas con discapacidad física o mental o halla alguna persona vulnerable por padecer alguna enfermedad o presente otra circunstancia similar. El especialista en comportamiento felinos nos ayudará modificar la conducta molesta y nos dará pautas para intervenir con nuestro felino en ese momento y a medio plazo.

Originally posted 2011-11-16 15:28:34.

Salud y mascotas

En otros artículos hemos establecido los efectos saludables que tiene para el ser humano el poseer  una mascota (mejorar las funciones cardiovasculares, reducir la ansiedad, mejorar la responsabilidad, incrementar las relaciones sociales…) Todo esto son aspectos positivos de compartir nuestra vida con un animal de compañía, pero también es necesario establecer cual es la mascota más adecuada para nosotros y cuales son los riesgos que asumimos cuando tenemos un animal con nosotros.

Lo primero es comentar la importancia de mantener unos niveles de higiene óptimos, como por ejemplo lavar al animal, limpiar su cuna o jaula, los utensilios que utiliza de forma habitual, recoger los excrementos con las manos cubiertas… Este aspecto recae en los humanos adultos cuando decidimos tener un animal pero también es importante asumir la responsabilidad de llevarlos al veterinario cuando sea necesario para que le ponga las vacunas correspondientes y reducir al máximo la posibilidad de que enferme nuestra mascota y que nos lo contagie.

Por otro lado a pesar de esto se puede producir la zoonosis, esto consiste en la transmisión de enfermedades entre animales vertebrados, es decir, entre nuestras mascotas y nosotros y viceversa. En los últimos años se ha incrementado debido al cambio climático, sociocultural o ecológicos. Entre las enfermedades que se pueden transmitir con más facilidad están:

Criptosporidosis:  Esta enfermedad es contagiada sobre todo por los hurones en los cuales no se verá atisbo de la enfermedad aunque también puede ser transmitida por lo perros, reptiles, gatos y  aves. Para evitarla es necesario que nuestras mascotas cuando salgan a la calle no se coman heces ni cualquier otra cosa que haya por el suelo. La forma más habitual en la que nos puede contagiar nuestro animal de compañía es cuando después de bañarlo no procedemos a desinfectar el lugar con lejía.

Salmonelosis. Esta enfermedad nos resulta a todos conocidos, sobre todo en épocas veraniegas y solemos echarle la culpa a la mayonesa, pero normalmente no sabemos que esta enfermedad también afecta a nuestras mascotas, todas ellas puedan desarrollar el papel de portadoras y/o sufrir la enfermedad. Los más habituales son los anfibios y los reptiles aunque el resto también la pueden sufrir, la forma de contagio más habitual es a través de las heces o por los utensilios que use nuestra mascota.

Psitacosis Esta enfermedad se transmite por la respiración, a través de la inhalación de polvo procedente de las heces, plumas, secreciones nasales o descamaciones.  Los animales más habituales son las aves y para evitarlo es necesario que desinfectemos profundamente las jaulas.

 

Dermatonicosis a esta enfermedad también se la denomina tiña, son hongos que se alimentan de la queratina de la piel. Las mascotas en los cuales más predomina, son los roedores. El contagio se realiza por el contacto y lo notaremos si tenemos manchas redondeadas, rojas y con el borde un poco elevado.

 

Originally posted 2011-09-29 14:44:22.