La mascota más mimosa

El gato es un mamífero carnívoro de la familia de los Félidos, de 4 patas y camina sobre sus dedos, sin apoyar toda la pata. Es un animal doméstico de unos cinco decímetros de largo, con una cola de dos decímetros. Es muy útil en casa como cazador de ratones.

Existen docenas de razas en el mundo, pero las más conocidas son:

Gatos de Angora Turco: Esta raza es conocida en Oriente desde hace más de 1000 años. Es de color blanco, con los ojos brillantes y claros. Tiene el pelo muy largo y suave. Sus orejas son grandes y puntiagudas. Pero lo más importante es que son muy cariñosos y sociables.

Gatos persas: Provienen de Asia Menor y durante el siglo XVII pertenecían a la aristocracia. Se trata de un gato de gran belleza, con la cabeza ancha y grandes ojos separados. La nariz es achatada y sus orejas pequeñas. Su pelaje es espeso y de colores muy distintos. Los más habituales son los blancos, ahumados o Smoke, el color plata (Silvershade), tonos oro (Golden shaded). En cuanto a su carácter es dulce y tranquilo. Se le conoce como el “tigre de sofá”, porque también es muy dormilón.

Gatos siameses: Su origen data en el año 1350, en Ayuthaya (Tailandia). Aunque desde entonces, han sufrido muchas transformaciones. El gato “estándar” es muy elegante, con un cuerpo y cola alargados. Sus ojos son azules y sus orejas con forma de triángulo. El pelo es fino y suave. Los siameses más comunes son de color blanco, aunque con fuertes contrastes en la cara, orejas y patas. Tiene un carácter muy sensible, es bastante nervioso y tiene mucha personalidad.

Cuando adquirimos un gato por primera vez, debemos cuidarlo adecuadamente y no considerarlo como un adorno de la casa. 

La higiene es muy importante para los gatos. Debemos cepillar su pelo diariamente, sobre todo durante los cambios de estación, porque igual que a los humanos, se les cae mucho el pelo.

En cuanto al baño, no es estrictamente necesario, ya que los gatos son muy limpios y ellos mismos con su áspera lengua se limpian la suciedad de su pelaje. Sin embargo, podemos acostumbrarlos a un baño cada quince días. En ese caso debemos utilizar agua tibia y secarles rápidamente, primero con la toalla y luego con un secador de pelo.

Para eliminar las pulgas, aparte de los collares y polvos anti-pulgas, existen unas cápsulas que se aplican en la nuca del animal y les protege durante uno o dos meses.

Los gatos deben tener su propio espacio sanitario, un recipiente con arena y serrín.

Respecto a la alimentación, los veterinarios recomiendan alimento balanceado que venden en las tiendas especializadas. La alimentación felina se caracteriza por realizarse varias veces al día. A los gatos les gusta “picotear” y por eso debemos distribuirle la ración de comida en varias tandas.

A la hora de comprar la comida tenemos que saber lo que necesita nuestra mascota:

La carne es muy importante, ya que al ser carnívoros, necesitan esa fuente de proteínas. También deben comer alimentos ricos en taurina y vitamina A.

Lo que nunca debemos darle a nuestro gato

Comida para perros.

Chocolate, café y té.

Cebolla y ajo.

Pescado con espinas.

Embutidos curados, solo pueden comerlos cocidos.

Dieta rica en hígado.

Comida humano o “restos”.

El agua es otra necesidad básica de nuestro gato. Tenemos que rellenar su hueco siempre que lo necesite.

En cuanto al recipiente de la comida, también debemos rellenárselo, porque los gatos deberían consumir 6 o7 porciones pequeñas de comida al día. Además, sufren de estrés si no ven comida en el plato.

En general, las marcas de comida se clasifican en dos grupos:

La comida seca; que es la habitual y que debe tener siempre en su recipiente.

La comida húmeda; ideal para ponérsela una vez al día, porque les gusta mucho.

La leche no es un alimento adecuado para los gatos, porque la lactosa no la digieren bien. Únicamente beben leche durante la lactancia y procede de su madre.

Mantenimiento de nuestro gato

Las mascotas deben ir al veterinario de forma continua y seguir el calendario de vacunas. Esto sirve para proteger al animal pero también a la familia. Si no queremos que nuestro gato tenga descendencia podemos esterilizarlo.

 

Para finalizar os daré unos consejos para adiestrar a vuestra mascota.

Al principio es difícil que el gato nos obedezca, porque son muy independientes. Sin embargo si los educamos desde pequeños, podemos conseguirlo.

Primero, si queremos que el gato aparezca cuando lo llamen por su nombre, debemos acostumbrarlo a oír su nombre. Tendremos que repetírselo cada vez que le acariciemos, regañándole o cuando le demos de comer. Además de felicitarle cuando aprenda.

Si no queremos que toquen las plantas, debes prohibírselo y si no hace caso, rociarle con un spray de agua, ya que no les hace mucha gracia.

Para evitar los maullidos nocturnos, debemos dejar comida en el recipiente antes de acostarnos y jugar con él un rato, para que luego no se aburra. También podemos dejarle un juguete que no haga ruido para que se te entretenga por las noches.

Otra instrucción que podemos enseñarle es a que nos de la patita. Cuando el gato esté sentado, tócale el muslo y por reflejo el gato levantará la pata. Cada vez que lo haga recompénsale. También puedes probarlo quitándole un juguete y devolviéndoselo cuando levante la pata. Poco a poco lo conseguirás.

Por último, para eliminar los arañazos en los muebles, hay que acostumbrarles a que jueguen con un accesorio que puedan arañar, como un tronco de madera. Si esto no funciona, cada vez que se acerque a un mueble, échale un chorro de agua con el spray. Al final se sentirá incómodo y no se acercará.

Espero que disfrutéis con vuestro gato y que crezca sano y fuerte, siguiendo las instrucciones anteriores.

Originally posted 2013-07-17 07:24:21.