Periquitos como mascota

Cuando decidimos tener un pájaro como mascota y concretamente un periquito debemos tener claro una serie de aspectos. Lo primero es que nunca deberemos tener a uno solo, este animal en su medio salvaje se empareja y es fiel hasta que se muere, por lo tanto deberemos tener dos, para que se hagan compañía, sino es muy probable que desarrolle conductas poco normalizadas para este tipo de animal, es posible que chille, o que tenga una fijación sexual con un elemento de su jaula,  esto se produce porque llevan bastante mal la soledad, no deberemos tampoco tener un número impar de estos pájaros, porque posiblemente se produzcan conflictos entre ellos.

Otro elemento a tener en cuenta es que en la jaula tienen muy poco espacio para poder volar, y es mejor dejarle salir en una habitación y que se muevan por ella, como les apetezca, el tiempo estimado para que estén fuera es más de una hora, estos animales en su hábitat son nómadas y vuelan bastantes kilómetros diariamente, con lo cual para ellos estar encerrados en una jaula no puede ser muy agradable.

Son animales muy asustadizos, es posible que con el tiempo se vayan adaptando a nuestra presencia pero para ello debemos ser pacientes e irles acostumbrando poco a poco a nuestras manos y cuando les vayamos a coger, hay que ser delicados porque es un animal muy sensible.

En lo que se refiere a la comida, existe una falsa creencia que solo con el alpiste el periquito esta totalmente alimentado, si solo les damos este alimento posiblemente con el tiempo desarrolle problemas nutricionales, es necesario completarlo con frutas y verduras. Las frutas que más les gustan son la manzana, la pera o la sandía y en lo que se refiere a las verduras y hortalizas les podemos dar lechuga que les encanta pero sin abusar porque tiene efecto laxante, otras verduras que les podemos dar son acelgas, apio, berenjena, espinacas, guisantes, hinojo y mazorca. Es posible que al principio no se lo coma porque no sepa que es comestible pero seguramente lo curioseen y se lo terminen comiendo. Cuando miremos el comedero nos puede dar la sensación que esta lleno, pero si nos acercamos y le movemos nos daremos cuenta que la parte de arriba esta llena de cáscaras, hay que tener cuidado con esto porque a veces el ojo a cierta distancia nos puede engañar.

La jaula la limpiaremos una vez por semana más o menos, esto dependerá de la cantidad de periquitos que tengamos y lo sucios que puedan llegar a ser.

Esta claro que esta mascota es más económica que el perro y el gato y también se percibe que necesita menos tiempo de atención, pero para que sean felices estos pájaros también les debemos dar los cuidados que necesiten y dedicarles el tiempo que precisen.

 

Originally posted 2011-04-25 10:05:48.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *