Necesito salir ya!!

No siempre es fácil vivir con los humanos si eres un perro . En primer lugar, usted(perro) tiene que saber que los seres humanos no les gusta que le “hagas tus cosas” en su casa. Entonces tú tienes que encontrar la manera de salir a la calle cuando tienes que ir! Puesto que tú, animal de 4 patas o “mejor amigo del hombre”,no tiene pulgares oponibles para abrir puertas, estás en un metido en un lío. 

Y quien dijo… Vaya vida de perros!!!

A veces es difícil para los dueños de mascotas saber cuando sus perros necesitan salir a la calle para orinar o defecar. Algunos perros muestran signos obvios, pero otros no son tan listos a decirle a su dueño cuando tienen que salir. Si tu perro se cae en la última categoría, no te preocupes. Hay una manera de ayudarle a hacerle saber cuando necesita ir al baño, o sea, a la calle.

Es posible que tu perro ya te pide que vayan fuera en lenguaje perro. Tal vez eres tú el que no entiendes lo que te está diciendo todavía. Consejos que tu perro podría hacer cuando tiene que salir son:
Rodear, oler, quejarse, mudarse a otro sitio de la habitación, sobretodo cuando es en una esquina, detrás de los muebles, de pie junto a la puerta, rascar en la puerta, acercarse a ti y lloriquear…

Si observas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, tomar rápidamente su perro afuera para que pueda hacer sus cosas. Si lo hace, con calma pero con entusiasmo alabar a tu “mejor amigo”  y darle una golosina sabrosa de recompensas mientras termina por su gran habilidez. 

Cuando parece que no se entera de nada…

Si su perro no le da ninguna señal clara antes de hacerlo en la casa , o si sus síntomas parecen demasiado sutiles, puede enseñarle a hacer algo obvio para decirle cuándo tiene que ir. Por ejemplo, puede que tengas que entrenar a tú perro a pedir permiso para salir si su método actual es permanecer en silencio por una puerta. Si se encuentra en otra habitación de la casa y no puede verla, que no tendrá ni idea de que está “pidiendo!” para salir. 

¿Qué metodo utilizar?

Uno de los métodos más simples es entrenarla para que suene una campana que está colgado en una puerta. De esta forma, se puede escuchar su petición, incluso si estás en otra habitación. Una vez que has enseñado a tú perro para que suene una campana tocando con su nariz, se le pide que ella suene la campana justo antes de abrir la puerta para que ella entrene su manera de salir. De esta modo, va a asociar el comportamiento de sonar la campana con su dejarla salir. En otras palabras, ella aprenderá que si hace sonar la campana entonces tú vas a abrir la puerta, y lo va a aprender antes de lo que nosotros nos creemos.

Originally posted 2013-05-13 08:00:04.