Adiestrar un conejo

Normalmente cuando se habla o se piensa en adiestramiento nos vamos a los perros pero los conejos también se pueden adiestrar para que cuando lleguen a la edad adulta tengan un comportamiento adecuado y se pueda convivir con ellos sin ninguna dificultad y que además haga cosas como que venga cuando le llamamos, o salte encima de nuestras piernas cuando se lo decimos o cualquier otra conducta que consideremos necesaria para el funcionamiento de la vida diaria y/o su bienestar.

Hay muchas personas que lo intentan, algunas lo logran pero otras no porque  se equivocan en el adiestramiento y/o por que no son constantes en el tiempo y/o desesperan antes de lograr la conducta deseada.

Para iniciar el entrenamiento es necesario tener “chuches” para ellos, siempre hay que educar a nuestras mascotas desde el refuerzo positivo y evitar pegarle o castigarle porque no conduce a nada solo a que se pueda volver agresivo, ellos en la naturaleza no siguen a un líder por lo que a diferencia de los cánidos eso es más complicado que nos sigan y que nos tomen en cuenta al principio pero con un poco de rutina diaria se logrará y al final podremos decir que tenemos un conejo obediente y equilibrado.

Para iniciar el adiestramiento de nuestro conejo es necesario marcar un tiempo diario dedicado a él, el entrenamiento durará entre 15 minutos y media hora, es importante comenzar con poco tiempo y luego ir aumentando. Marcar que conductas son prioritarias, por ejemplo se decide que lo primero a enseñar es que acuda cuando se le llama, pues cada vez que se acerque cuando decimos su nombre le daremos una “chuche“. Habrá conductas que se deberán realizar en el tiempo en el que se deben de cumplir, es decir, por ejemplo se quiere enseñar a que llegada la hora de dormir vaya a su cesto o jaula, para ello dedicaremos el tiempo de entrenamiento cuando se tenga que producir este comportamiento.

Las órdenes siempre deben de ser las mismas, si usamos el comando ven, para que acuda cuando le llamamos siempre se deberá de usar el mismo, ellos aprende por asociación por lo que si cada vez usamos una palabra diferente no se logrará nada y no conseguiremos que realice la conducta deseada.

Una vez que se tiene el comportamiento deseado, se irán retirando los premios de comida para sustituirlos por caricias hasta que no se tenga que premiar por realizar la conducta sino de vez en cuando para evitar que se le olvide.

Conejitos neozelandeses

Originally posted 2012-11-07 16:32:18.

El perro guía

Los perros guía son perros de asistencia pero ¿Qué es un perro de asistencia? Lo podemos definir como aquellos animales que prestan un servicio a aquellas personas que presentan una discapacidad ya sea física, psíquica o sensorial. Asimismo incluimos a aquellas personas que padecen alzheimer u otras enfermedades degenerativas. El perro de asistencia tiene como labor complementar a su dueño en las tareas diarias para mejorar su calidad de vida y su bienestar.

En este artículo nos vamos a centrar en los perros guía o lazarillos. Todos/as en algún momento hemos paseado por la calle y nos hemos encontrado con una persona invidente que iba acompañada de un perro labrador o  Golden retriever (aunque existen otras razas que pueden hacer de guía pero estas dos son las más comunes). Su labor es lograr que la persona que padece una deficiencia visual pueda ser más autónoma reduciendo la dificultad que supone para ellos.

Estos perros son adiestrados para realizar su labor. En ese aprendizaje que tiene que llevar a cabo el perro existen tres fases.

1)      Fase de habituación.

Se produce desde que el perro es cachorro, más o menos empieza a las 6 semanas y se extenderá hasta los 12 o 18 meses. En este periodo de socialización, el perro se acostumbra a todo lo que hay a su alrededor, además se le enseña a andar con correa, a controlar esfínteres y pequeños aprendizajes de obediencia básica como atender al nombre.

2)      Fase de adiestramiento específico

En esta etapa se le enseñan aspectos más específicos de cual va ser su labor diaria como guía, entre ellos esta andar en línea recta, evitar obstáculos, parar en los bordillos…

3)      Fase de acoplamiento.

A los dos años de vida el perro se le selecciona, siempre el que sea más idóneo, en función de las características de la persona invidente. Por otro lado la persona deberá aprender a manejar al perro y a cuidarle.

Una vez superado el adiestramiento el perro comienza a trabajar, pero los peatones que se encuentra a su paso muchas veces no se dan cuenta de la labor que realiza y le tratan como si fuera mascotas. A continuación voy a detallar qué aspectos debemos tener en cuenta cuando nos encontramos con un perro guía:

  • No le haremos caso para evitar distraerle, evitaremos hacer ademanes para que el perro venga a nosotros o mire para otro lado que no sea el camino que lleva su dueño.
  • No le daremos de comer, estos perros tienen unos hábitos muy estrictos y ya se encarga su amo de darle comida.
  • No le tocaremos ni le acariciaremos. Igual que en la primera si le tocamos le distraeremos. Sabremos que el perro está trabajando porque lleva el arnes puesto y si le distraemos le podemos provocar cometer errores y no se lo pueden permitir.
  • Nuestra mascota: evitaremos que se le acerque. Seguramente nuestro cánido no tenga ninguna intención de hacer daño y tan sólo quiera jugar pero se puede producir un caos y nosotros somos los responsables.
  • Por último si la persona invidente nos pide indicaciones y le vamos a corresponder, nos acercaremos por el lado derecho para que el perro guía quede a la izquierda.

 

Originally posted 2011-05-07 12:17:46.

Perros de asistencia

Los perros de asistencia son aquellos cánidos que hacen más fácil las actividades diarias de sus dueños, estos pueden ser invidentes, personas que van en sillas de ruedas o aquellos individuos que tienen una movilidad reducida, o tienen problemas de audición…

Cada perro de asistencia esta adiestrado para unas cosas diferentes, mientras que para personas de movilidad reducida puede ser coger objetos del suelo encender o apagar la luz, o ayudar a quitar la ropa para otros puede ser ayudarles a desenvolverse en la calle o avisar de que llaman a la puerta. Las funciones de estos perros pueden ser muy variadas.

Los perros de asistencia pasan por diferentes periodos en su educación antes de ser un perro con funciones. Lo primero se hará una selección de los cachorros que mejor se puedan adaptar para ser perros con una finalidad determinada. A las 7 semanas no antes se le destetará de su madre y comenzará el periodo de sociabilización con una familia o con la persona que necesita los servicios del perro. Durante este periodo se ayudará al perro a que se habitúe a todas las situaciones, al ruido, a las personas, a los niños,  a otros perros u animales. Todo lo que se nos ocurre para que se adapte y no tenga problemas de adulto, en la relación o en situaciones ruidosas. También durante este tiempo se le enseñarán cosas básicas como andar a un lado sin tirar y obediencia básica como sentarse y pararse.

Cuando cumpla el año de edad se comenzará a trabajar con ese perro todas las actividades que se le quieran enseñar, para ello es necesario que una organización con personal especializado o un educador/a canino lleve a cabo este proceso. El periodo de aprendizaje puede variar en función de las cualidades del perro, de la dificultad de la tarea y de todas las posibles variables que puedan influir en ese proceso de aprendizaje para llegar a ser un perro de asistencia.

Mientras se está educando al perro es necesario que el cánido tenga relación con la persona que va a ser su dueña, durante ese periodo la persona también tendrá que poner en práctica las órdenes y crear vínculo con el perro. Es necesario que la persona reciba unas nociones básicas sobre el cuidado del perro y también sobre la necesidad de ser firme cuando le ordene al perro. Sí la persona nunca ha tenido un perro también deberá realizar ese aprendizaje para que la relación entre perro-persona sea lo más positiva posible.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/9SNBBedS06A?rel=0″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Originally posted 2012-02-13 12:39:43.

La raza San Bernardo

san-bernardo

El San Bernardo es un perro conocido tanto por su gran tamaño físico como por el de su corazón. Este noble animal es famoso por sus numerosos rescates a montañeros extraviados, llevando en el cuello un barril de coñac con el que los salvados calentaban su entumecido cuerpo. Gracias a su denso pelaje el San Bernardo es capaz de soportar temperaturas muy bajas. Es descendiente de los mastines romanos o quizá del Mastín Tibetano, los cuales se cruzaron con los canes suizos, siendo posible que hacia el siglo XI la raza ya se hubiese consolidado. En aquella época este animal se usaba en las fincas de los valles. Su nombre proviene del hospicio San Bernardo de los Alpes suizos, en el cual, desde el siglo XVII se criaba con el objetivo de guiar a los monjes por la nieve y encontrar caminantes perdidos por las ventiscas. Se calcula que rescataron a más de 2.500 personas. En el siglo XIX mezclaron a estos perros con la raza Terranova para así proporcionarle una envergadura y fuerza superiores, dando lugar al San Bernardo de pelo largo. A pesar de todo, esta última raza tenía dificultades con el hielo, por lo que los monjes optaron por ir regalando las crías a la gente que habitaba en zonas menos elevadas como eran los valles.

Al ser una raza creada para la nieve posee unas patas proporcionales a su altura y su peso oscila entre los 55 y los 90 kilos. Se trata de uno de los perros de mayores proporciones y peso aunque con una vida limitada entre los 8 y los 10 años.

El San Bernardo es una mascota ideal para grandes casas con jardín situadas en zonas que no alcancen temperaturas altas. Es un perro al que le encantan los niños y es bueno tanto con ellos como con otras mascotas. Es muy afectuoso y calmado, aunque es adecuado adiestrarlo bien desde cachorro para que no se descontrole en la edad adulta. Un ejemplo divertido de ello es la película Beethoven, protagonizada por un alterado aunque noble San Bernardo. Hemos de tener en cuenta que se trata de un animal con tendencia a babear todo lo que se cruce en su camino y a roncar de noche, por lo que es recomendable tenerlo en el exterior en la medida de lo posible.

Otra dato a tener en cuenta es que este perro, a causa de su gran tamaño, necesita ingerir una cantidad de alimento considerable, esto es de 860 a 1.200 gramos diarios de pienso. Por todo ello debemos ser conscientes del gasto que tendremos que afrontar al adoptarlo. Además el San Bernardo requiere de paseos diarios para favorecer su salud y es recomendable cuidar su higiene (sobre todo en ojos y boca), así como cepillarlo diariamente. Una vez por semana debe hacérsele recorrer una distancia superior a la habitual (que sea el perro quien la concrete) y si puede ser dejarle que corra libre por alguna zona que lo permita.

Si sois capaces de darle una vida estupenda y queréis que os la de a vosotros, adoptar a este pequeño gran amigo es la solución.

Originally posted 2011-08-26 20:31:28.

Perros muy civilizados

La experiencia nos dice que así como sea el dueño, así se comportará su perro. Parece simplemente mirando a nuestro alrededor que esta regla se cumple en la mayoría de los casos. Aquellos caninos bien educados y enseñados, se comportar fuera de las puertas de su hogar como perros preparados para la vida en sociedad.

Muchas veces no somos muy conscientes de qué supone tener un perrito en casa, qué necesidades pueden tener, cuánto nos puede suponer económicamente una mascota de este tipo, y es algo que tenemos que tener muy en cuenta a la hora de tomar una decisión. Y es en ese momento, cuando también debemos decidir qué tipo de educación queremos que tenga nuestro perro.

Es importante informarnos bien de cómo podemos enseñarle ciertas normas básicas de convivencia o siempre podremos acudir a un centro especializado para que hagan ese trabajo por nosotros y de manera muy eficaz.

Educan, empresa de servicios de adiestramiento

Esta empresa, con delegaciones en todo el territorio nacional nació en 1995 y que en estos momentos en una de las más grandes de Europa y la mayor y más importante en España. En su curriculum aparecen miles de casos de adiestramiento con éxito y son ellos los que han introducido un innovador sistema con perros para ayuda a discapacitados.

Son numerosos los servicios que ofrece además del adiestramiento canino y de otros animales, también cuentan con profesionales para la modificación de conductas tanto en mininos como en canes. Es básicamente una empresa especializada en Investigación y Desarrollo que busca avances y respuestas a muchas de las preguntas que nos hacemos sobre el comportamiento del perro principalmente.

En el caso del adiestramiento canino, es importante que el perro aprenda cuatro normas básicas de comportamiento para que un simple paseo con él sea un placer y no una pesadilla. Que atienda a una llamada de atención, que permanezca quieto en un momento concreto o que no tire de la correo pueden hacer que la convivencia entre amo y animal sea más armoniosa.

Perros para terapia y asistencia

Una terapia siempre supone una mejora en el comportamiento de la persona que padece una patología o algún síntoma de ella. Por ello se aplican tratamientos para conocer también de qué manera pueden beneficiar los perros y cómo se pueden aprovechar esos recursos.

Los perros de asistencia son buenos amigos para aquellos que sufren alguna discapacidad tanto física como sensorial y en este caso, el objetivo de los perros es ayudarles a hacer tareas del día día.

 

Originally posted 2013-03-12 20:00:47.

Necesito salir ya!!

No siempre es fácil vivir con los humanos si eres un perro . En primer lugar, usted(perro) tiene que saber que los seres humanos no les gusta que le “hagas tus cosas” en su casa. Entonces tú tienes que encontrar la manera de salir a la calle cuando tienes que ir! Puesto que tú, animal de 4 patas o “mejor amigo del hombre”,no tiene pulgares oponibles para abrir puertas, estás en un metido en un lío. 

Y quien dijo… Vaya vida de perros!!!

A veces es difícil para los dueños de mascotas saber cuando sus perros necesitan salir a la calle para orinar o defecar. Algunos perros muestran signos obvios, pero otros no son tan listos a decirle a su dueño cuando tienen que salir. Si tu perro se cae en la última categoría, no te preocupes. Hay una manera de ayudarle a hacerle saber cuando necesita ir al baño, o sea, a la calle.

Es posible que tu perro ya te pide que vayan fuera en lenguaje perro. Tal vez eres tú el que no entiendes lo que te está diciendo todavía. Consejos que tu perro podría hacer cuando tiene que salir son:
Rodear, oler, quejarse, mudarse a otro sitio de la habitación, sobretodo cuando es en una esquina, detrás de los muebles, de pie junto a la puerta, rascar en la puerta, acercarse a ti y lloriquear…

Si observas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, tomar rápidamente su perro afuera para que pueda hacer sus cosas. Si lo hace, con calma pero con entusiasmo alabar a tu “mejor amigo”  y darle una golosina sabrosa de recompensas mientras termina por su gran habilidez. 

Cuando parece que no se entera de nada…

Si su perro no le da ninguna señal clara antes de hacerlo en la casa , o si sus síntomas parecen demasiado sutiles, puede enseñarle a hacer algo obvio para decirle cuándo tiene que ir. Por ejemplo, puede que tengas que entrenar a tú perro a pedir permiso para salir si su método actual es permanecer en silencio por una puerta. Si se encuentra en otra habitación de la casa y no puede verla, que no tendrá ni idea de que está “pidiendo!” para salir. 

¿Qué metodo utilizar?

Uno de los métodos más simples es entrenarla para que suene una campana que está colgado en una puerta. De esta forma, se puede escuchar su petición, incluso si estás en otra habitación. Una vez que has enseñado a tú perro para que suene una campana tocando con su nariz, se le pide que ella suene la campana justo antes de abrir la puerta para que ella entrene su manera de salir. De esta modo, va a asociar el comportamiento de sonar la campana con su dejarla salir. En otras palabras, ella aprenderá que si hace sonar la campana entonces tú vas a abrir la puerta, y lo va a aprender antes de lo que nosotros nos creemos.

Originally posted 2013-05-13 08:00:04.

adiestramiento de perros

Adiestrar a un perro es un trabajo dificil pero con un poco de esfuerzo y constancia es posible.

Constancia y premios

Constancia y premios, son las palabras magicas si queremos adiestrar a nuestro perro de manera facil, segura y rapidamente.

Para adiestrar a un perro vamos a necesitar hacer muchas repeticiones en el entrenamiento de algo, y sobretodo premiarle cada vez que lo hace bien. 

De esta manera el perro o cachorro coge un buen habito aunque sea por el premio. Debemos siempre y sin olvidarnos, darle el premio para que siga avanzando y no pase del entrenamiento, pues los perros para eso sí que son “listos”.

Os voy a presentar los trucos más utilizados para el adiestramiento de perros

Pata

Consiste en que el perro te de la pata mientras está sentado y dices la palabra mágica “pata”, y cuando lo haces le das el premio. Pasado un tiempo cada vez que le digas “pata” el perro te dará la pata y tu ya no le tendrás que dar la golosina pues ya habrá cogido el buen hábito. 

Beso

Cada vez que tu perro te da un “beso” tu le dices “beso”, así luego de mayor cuando le digas “beso”, te dará un “beso”

Traelo o recoge

En el adiestramiento de perros, este es el más fácil de hacer para ellos. Se trata de lanzar les un objeto(puede ser un periódico o pelota) le diremos “tráelo” o “recoge” y posteriormente cuando venga le daremos una golosina, de esta manera tan fácil aprenderán jugando.  

Atrapa

Este truco es ligeramente diferente a recoger un objeto. En el adiestramiento de perros es un truco que requiere un poco más de práctica. Debes decir “atrapa” mientras lanzas un objeto al aire que tu perro debe atrapar antes de caer al suelo.
La diferencia entre atrapar y recoger tiene que ver con la distancia y si el perro debe devolver o no el objeto. Las recompensas y golosinas deben darse por cada captura y luego cada tres, hasta que eventualmente haga caso con tan solo oír el comando.

Suplica

Este es uno de los trucos más avanzados en el adiestramiento de perros. Dado que la acción de suplicar viene acompañado de recibir algo a cambio, deberías darle siempre una gratificación. Aunque también es verdad que podrías lograr que tu perro suplique para hacer las cosas que le gustan, como salir a caminar al parque.

En este truco de adiestramiento de perros se acerca una golosina por encima de la cabeza del perro mientras está sentado y se eleva hasta que se levanta en 2 patas. Podrías sostenerle sus patitas delanteras como apoyo.

Mientras lo hace tienes que decir “Suplica”. Cada vez demórate un poco más en darle la golosina.

 Prueba con tu perro y veras de lo que es capaz!!

Ahora que sabes algunos trucos para enseñar a tu perro solo tienes que practicar con él, y veras como practicando y a la vez jugando con él aprenderá a altas velocidades.