El Canicross

Si os gusta correr y dedicar tiempo a vuestra mascota, este es vuestro deporte. El canicross lo podemos definir, de forma sencilla, como la acción de salir a correr con nuestro perro. Este deporte es una variante de las carreras de trineo. Las prácticas del canicross se puede realizar en tierra o en nieve, lo más habitual es correr por tierra porque es más fácil que la nieve, correr en este medio supone mayor esfuerzo y más exigencia física.

Para comenzar a practicar este deporte es necesario tener un arnés especial de tiro, este elemento es fundamental, para evitar sobrecargar a nuestra mascota o hacerla daño, porque este material lo que hace es distribuir la fuerza a lo largo del lomo del cánido. Este arnés lo ataremos a nuestra cintura para estar unidos y poder salir a correr. Para practicar este deporte nos vale cualquier raza de perro siempre que tenga más de un año y le guste practicarlo. Antes de comenzar podemos preguntar a nuestro veterinario si reúne las condiciones necesarias para poder practicar este ejercicio ya que supone tener resistencia.

Al comenzar a practicar el canicross hay que ser conscientes de que es un ejercicio que requiere resistencia, con lo que no nos daremos una paliza a correr el primer día que nos deje exhaustos a nosotros y a nuestro perro. Es necesario regular el tiempo de dedicación diario e ir de menos a más así como ser observadores de nuestra mascota, recordar que es un animal fiel y aunque se sienta cansado es capaz de continuar por complacernos, lo que puede tener como consecuencia que acabe excesivamente fatigado.

La temperatura es un factor a tener en cuenta, igual que nos afecta a nosotros también le afecta a él, a partir de 20º no deberíamos de salir a correr.

Los lugares más propicios son en la naturaleza, en caminos y montes, pero si vivimos en la ciudad saldremos a correr por un parque o por la playa si la tenemos, evitaremos correr por asfalto y cemento porque desgasta las almohadillas de nuestra mascota.

En lo que se refiere a nosotros debemos tener en cuenta que nuestro perro va a ser el que tire porque va delante de nosotros lo que hace que nuestros brazos y piernas trabajen para dirigirle, es necesario estar ágiles y tener un poco de consistencia en nuestras rodillas para que no cedan. 

Este deporte aquí en España es joven, lleva alrededor de 10 años aunque en Europa lleva más tiempo y esta bastante consagrado. Se hacen competiciones de este deporte, existen personas federadas para competir, que están inscritas en la Federación de Deportes de Invierno. Pero no hace falta competir, podemos ser simples practicantes, para disfrutar de la naturaleza, de hacer deporte y de dedicar tiempo a nuestro perro. En aquellos días que nos resulte poco apetecible salir a correr por la climatología o porque no hay ganas, tendremos un compañero peludo que nos motivara, porque en el momento en que nos pongamos la ropa de correr y el arnés lo asociara y el se activara para contagiarnos de su energía inagotable.

Originally posted 2011-05-13 15:28:04.

Diferencias entre las multitud de razas existentes

Los perros proceden de los lobos y durante muchos años el hombre se ha dedicado a seleccionar perros para cruzarlos y así conseguir una serie de características que el era útiles para el trabajo diario. Hoy en día los perros han tenido que evolucionar y adaptarse a la situación de vivir en una casa y ser un perro de compañía, pero aunque lo han logrado siguen manteniendo sus rasgos de personalidad a unos se les creo para el pastoreo, otros para la caza, otros para tirar de los trineos. A continuación detallo cada una de ellas.

Perros de pastor. En este grupo están los collies, los pastores alemanes y los boyeros. Estos durante muchos años se han encargado de cuidar del ganado de que ninguna oveja se despitara del rebaño. Son perros leales que tienden a ladrar cuando se excitan son perros que destacan por tener mucha energía.

Perros nórdicos. Dentro de esta raza se encuentran los samoyedos, los huskies, los chow chow… estos perros eran utilizados para tirar de los trineos en las zonas de nieve. Son razas con mucha personalidad, tienen carácter, son  territoriales y tienden a ser reservados. Llaman mucho la atención por la belleza de su pelaje y su densidad. Cuando mudan el pelo tienden a dejar un rastro abundante.

Perros de guarda. Estos perros además de proteger el ganado se encargaban también de resguardar las tierras de personas extrañas. Entre ellos están los boxer, san bernardo, los doberman… Estos perros en algunas ocasiones tienden a ser sobreprotectores por lo que ese rasgo puede acarrear consecuencias poco adecuadas en la convivencia.

Cazadores a la vista. Este tipo son muy adecuados para la caza de animales que corren y no es necesario utilizar una escopeta. Entre ellos están los greyhounds, whippets, salukis… Estos perros tienden a ser distantes.

Perros de caza. En este grupo están los retrievers,  los setters, pointer… Estos perro son cobradores, es decir tienen la capacidad de coger y traerlo al lugar donde se encuentre su persona de referencia. Este tipo de cánidos suelen tener un carácter muy afable.

Perros de rastreo. Todos los perros tienen el olfato muy desarrollado pero estos lo tienen todavía más. Entre ellos están los basset y los beagles principalmente.

Terrier. Estos perros también han sido utilizados para la caza. Son muy ladradores, éstos utilizaban el ladrido para avisar a sus amos de un rastro o de un animal.

Compañía. Todos los cánidos pueden ser de compañía pero hay unos que se crearon con esa función como son los chihuahua, los caniches, los cockers. Estos en principio son estupendos para estar en un apartamento.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/cc8AAIGqRHA?rel=0″ frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Originally posted 2012-06-13 11:09:17.

Residencias caninas

Las personas en ocasiones tenemos que viajar o ausentarnos unos días de nuestro hogar por motivos de muy variada índole, aquellos que tenemos animales nos planteamos que hacer con ellos sí donde vamos no podemos llevarlos con nosotros.

En el caso de los perro la mejor opción es consultar la guía de residencias caninas, que podemos hacerlo pinchando el siguiente link en esta web pinchando en la ciudad podemos ver los alojamientos que se ofertas para nuestros cánidos.

Objetos: Una vez que le dejemos en la residencia le dejaremos con objetos que le sean familiares, como su juguete favorito, su manta o cualquier otra elemento que este en su vida diaria, esto es importante para que se adapte sin problemas al lugar.

Una vez que hemos visto las diferentes opciones hay que elegir cual es la más adecuada para nuestra mascota para ello realizaremos una serie de acciones antes de elegir.

Iremos a visitar el alojamiento: Es importante que unos días antes veamos el hotel o alojamiento para perros, observar las instalaciones sí va a tener suficiente sitio para moverse, como el personal que le va atender, sí va a estar solo o acompañado, sí los animales que se encuentran allí se les ve a gusto o no…

Nutrición, Este aspecto es muy importante ya que una incorrecta alimentación puede provocar que nuestro animal enferme. La mejor de las opciones es que continué con el alimento que le suministramos en casa, sí no es posible porque trabajan con otras marcas, está deberá ser adecuada a la edad, raza y características de nuestro animal. Intentaremos unos días antes de llevarlo mezclaremos el pienso con el que le van a dar allí para evitar que le siente mal, provocando diarrea o gases que son los síntomas más comunes.

Información, es importante que cuando hablemos con los responsables de la residencia les contemos todo los aspectos relacionados con nuestro perro, le comentaremos como es su carácter, que le gusta, que le desagrada, cuales son sus juegos favoritos, como se relaciona con otros perros y todo los aspectos que creamos importantes para una correcta estancia de nuestro cánido.

Repetir residencia. Es importante que cada vez que tengamos que ausentarnos durante varios días le llevemos al mismo lugar, esto es fundamental para evitar muchos cambios, es decir nuestro perro se adaptará a esa residencia pero eso le llevará unos días, pero se acostumbrará y con la repetición no tendrá periodos de adaptación cada vez que le llevemos mientras que sí cambiamos constantemente sí tendrá que adaptarse.

El dolor en nuestras mascotas

 

Saber si nuestra mascota esta enferma no siempre es fácil, hay que ser muy observador y fijarse en ciertos movimientos, o apariencias físicas para saber si a nuestro animal le duele algo o no. Existen unas características que son comunes a todos ellos:

No dejarse tocar. Cuando les acariciamos y les tocamos la parte que les duele, ellos harán todo lo posible para evitar el contacto o emitirán algún tipo de sonido para cesemos en el contacto.

Protección del propio animal, evita el movimiento que le produce el dolor, o el contacto con lo que la hace daño. Por ejemplo una pata dañada evitará apoyarla en el suelo o si le duele el cuerpo no se recostara sobre la zona dolorida.

Falta de aseo. La mayoría de las mascotas cuidan mucho su aspecto externo, lamiéndose y acicalándose, si están enfermos o doloridos probablemente lo dejarán de hacer y su aspecto parecerá descuidado.

Expresión facial. Existen especies de animales capaces de transmitir a través de su gesto de la cara que no están a gusto ni cómodos.

Comportamiento. Hay animales que se les nota enseguida, cuando están enfermos porque dejan de moverse, tienden a estar tumbados o por el contrario están nerviosos y constantemente se están tumbando y al poco se ponen de pie, les cuesta atender a la llamada, o se pasan el tiempo despierto cuando normalmente estarían dormidos. Las mascotas que emiten sonidos, nos lo harán notar, haciendo ruidos, rechinando los dientes, haciendo ruido al respirar…

No les apetece comer ni beber. Cuando están molestos hay dos opciones el que coman una cantidad menor de la habitual o directamente dejan de comer y beber. Suele ser el signo más característicos para darnos cuenta que algo le pasa a nuestra mascota.

Mutilación. Hay especies que intentan morderse, arañarse o arrancarse la zona dolorida, porque no aguantan más con el dolor.

En el caso de los perros, lo más característico para saber que siente dolor, es que pierden el apetito, les cuesta moverse, pasan la mayor parte del tiempo acostados. Suelen estar ariscos o tienden a la irascibilidad sin motivo o porque les queremos acariciar y no les apetece. También emiten sonidos como aullidos, gruñidos o jadeos para avisarnos que las cosas no van bien.

Por otro lado los gatos, cuando están doloridos se muestran bastante rígidos, no se asearan perdiendo el esplendor de su pelaje, a vece muestra el pelo con nudos o apegado. Se les notara en la cara que algo le pasa porque tendera a tener la frente arrugada. Hará notar el dolor a través del sonido, como aullidos, bufidos o gruñidos bien porque no quiere que nos acerquemos o porque siente dolor y es su forma de quejarse. Su cuerpo también nos mostrará que se encuentra mal, porque se acuesta sobre la zona dolorida, porque se agazapa o porque inclina la cabeza hacia el lado donde les duele.
Todas estas características que puede mostrar nuestra mascota a nivel general o de forma más detallada en perros y gatos. Depende de nosotros averiguar que siente dolor para llevarlo al veterinario , es simple observación y vinculación a nuestra mascota.