Dejar solo a nuestro perro en casa

Existen perros que es complicado dejarlos en casa solos porque se dedican a morder el mobiliario de la casa, se hacen pis o se ponen a ladrar lo que tiene como consecuencia que los vecinos se quejen. Para el perro cuando nos vamos de casa tiene un significado y es que su persona de apego se va es decir un miembro de la manada se pierde. Todas estás situaciones son incomodas pero se pueden hacer cosas para prevenirlas y eliminarlas.

Lo primero que debemos de hacer es dejarle solo en periodos cortos para ir incrementando poco a poco. Iniciaremos el proceso dejándole solo 30 segundos, al entrar le premiaremos si se ha comportado y está tranquilo. Una vez que durante este tiempo hemos logrado que se mantenga relajado iremos incrementando el tiempo.

Antes de salir de casa deberemos guardar todos los objetos que puede dañar, y dejarle juguetes u objetos para que se entretenga. Podemos usar los kong, son juguetes que se llenan de comida y que necesitan de cierta habilidad para sacarlo, existen diferentes niveles de dificultad, mientras está intentando sacar la comida está entretenido y no cogerá fijación con la decoración de la casa ni con ladrar.

Otra forma de mantener relajado a nuestro perro durante nuestra ausencia, es que esté cansado, para ello le haremos hacer ejercicio físico, este puede consistir en dar un paseo largo mínimo una hora, andar en bicicleta y que tu perro te siga, llevártelo a correr, o tener una cinta de correr en casa y colocarle ahí para que desgaste energía, cuanto más cansado esté tu perro menos ganas tendrá de mordisquear o ladrar.

Hay personas que deciden que durante su ausencia le van a dejar dentro de un trasportin, es una opción siempre y cuando no supere las dos horas y el perro esté acostumbrado a estar dentro. Si no le hemos acostumbrado el perro estará incómodo, ladrará y se estresará, para acostumbrarlos al transportin iremos de forma gradual, le dejaremos dentro comida y agua, para que entre y lo asocie a algo positivo, al principio le dejaremos la puerta abierta para que entre y salga cuando quiera, luego le iremos cerrando dentro en periodos muy cortos de tiempo. Las dimensiones del transportin deben ser las adecuadas al tamaño de nuestro perro.

Por último cuando lleguemos a casa y nos encontremos que nuestra mascota ha destrozado algo no nos pondremos histéricos porque nuestro perro no entenderá el porqué estás enfadado y le creará ansiedad. Puede que el objeto que haya roto lo haya hecho tres horas antes de que llegarás, en el momento en que tu entras por la puerta el ya no se acuerda de lo que ha hecho. Recordar que los perros viven el ahora, por lo tanto la consecuencia de sus actos debe ser en el momento, sí no es así es mejor dejarlo.

Originally posted 2011-12-27 12:01:31.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *