Lucio, el perro que tiraron atado al río Ebro

Tristemente y aunque creamos que cada vez estamos más concienciados contra cualquier tipo de maltrato animal, aun hoy en día encontramos que lejos de desaparecer, siguen siendo excesivamente crueles y violentos.

En este caso, esta noticia nos traslada al pueblo de Utebo, en la provincia de Zaragoza, a la su paso sobre el río Ebro, cuando dos jóvenes que practicaban kayak rescataron de sus agua a un perro, el pasado día 13 de Agosto. Esta vez, aunque también fuera martes, la suerte estuvo del lado del animal, quien empieza a mejorarse.

La condena de hacerse viejo

Todo apunta que el dueño de Lucio, al que así han rebautizado sus rescatadores, decidió deshacerse del animal ya que este perro, de una avanzada edad, esta ciego. Por lo que su verdugo decidió que el animal no merecía seguir viviendo. Ya que este perro es de raza bretón, destinado a la caza, y así no le era útil.

En este caso, su verdugo, no tuvo reparos en preparar todo un plan para acabar con la vida del can, al que le pareció poco tirarlo a un río con las carencias que ya tenía el animal. Sino que le privo de una ultima oportunidad atándole con bridas tanto las patas traseras como las delanteras.

No se sabe como, el animal consiguió nadar como pudo hasta unas rocas. Donde no se sabe el tiempo que aguanto ni que llevaba en el agua, pero el destino hizo que estos dos jóvenes deportistas se cruzaran con él, salvándolo. Sin dudarlo, lo rescataron y llevaron a un centro de protección animal.

Se buscan testigos para incriminar al dueño

Lucio llego al Hospital Veterinario de Zaragoza sobre las 23.00 horas con múltiples heridas en las patas causadas por las bridas y muy sucio a causa del barro del río y sus algas. A pesar de lo traumático su vida, increíblemente, no sufría ningún tipo de peligro.

Los veterinarios pasaron a suministrarle analgésicos para el dolor y antibióticos y antiinflamatorios para evitar que se infectaran las heridas. Finalmente determinaron que la ceguera se había producido antes del accidente. El pasado día 19 de Agosto, solo una semana después, Lucio empezó a ponerse de pie. Aunque esta currado su ceguera le desorienta y le hace perder el equilibrio.

El perro no tenia chip, por lo no se puede identificar a su dueño. Por eso las autoridades piden la colaboración ciudadana para llegar hasta él por constituir un crimen de maltrato animal. Si has sido testigo o reconoces al perro, no dudes en ponerte en contacto con la policía.

Originally posted 2013-09-13 19:00:11.