Sarna, un ácaro de lo más molesto

La sarna está causada por un ácaro, es tremendamente contagiosa y es necesario actuar rápido ante el primer síntoma. Lo primero es llevarle a un veterinario, ya que la sarna hoy por hoy se cura con mucha facilidad. Es preciso eliminar al parásito y ayudar a la piel a regenerarse, cosa que se consigue fácilmente con lociones muy sencillas de aplicar.

En segundo lugar es importante aislar al animal para que no contagie a otros y tener mucho cuidado nosotros mismos pues algunos tipos de sarna pasan al ser humano. No es peligrosa, ya que se trata con facilidad, con una loción similar a la que se usa para los piojos, pero si muy molesta, sobre todo si no nos damos cuenta a tiempo de que es eso lo que padecemos y dejamos que se extienda.

La sarna es una enfermedad infecciosa causada por hasta tres ácaros distintos:

Sarcoptes

Ataca al perro pero no al gato, especialmente en las zonas dónde hay menos pelo como los codos o las rodillas del animal y también por el rostro. Sus síntomas comienzan con un fuerte picor y rascado intenso. La piel se engrosa y se oscurece según avanza el perro irá perdiendo pelo y cubriéndose de costras debidas al rascado.

Es contagiosa al ser humano sobre todo si se está en contacto directo con el animal. Suele comenzar en las personas en la zona de las manos. Es muy característica porque son puntitos, como pequeños granitos, unidos entre si por finas líneas rojas. El ácaro de la sarna se desplaza por dentro de la piel formando esos surcos y por eso se le conoce con el nombre de arador de la sarna.

Otodectes

Es un tipo de sarna que ataca al oído externo del perro y del gato y causa que segreguen una sustancia negruzca y mucha cera. Pica y los animales se rascan intensamente las orejas y sacuden la cabeza como si quisieran sacarse el picor de encima de esa forma.

Para prevenir este problema es muy importante revisar las orejas de nuestros animales con regularidad. La sarna no es el único ácaro que ataca a esta zona tan delicada y para asegurarnos de que no hay problemas debemos de revisarlas y asearlas de manera habitual.

Demodex

Ataca a perros y gatos por igual. Suele comenzar desencadenada por un bajón de defensas en el animal. Suele empezar alrededor de los ojos y la boca, con costras, engrosamiento de la piel y mucho picor. Si no se trata a tiempo se extiende por todo el cuerpo.

Originally posted 2013-08-12 19:00:33.