Cerdos Vietnamitas: Características y Alimentación

Cuando se piensa en un cerdo lo más habitual es que nuestra imaginación se vaya a una granja, una porquera o un lugar similar, pero cada vez es más frecuente que se pueda ver un cerdo paseando por la calle de una ciudad esto es así porque la variedad de cerdos vietnamitas, se pueden tener como mascotas, en España hace 10 o 15 años esto era impensable pero los medios de comunicación juegan su papel a la hora de establecer modas y tendencias, esto es así porque han mostrado a algunos famosos que tenían a estos animales como compañía, un ejemplo es George Cloney.

Los cerdos vietnamitas son considerados unos excelentes animales para tener como mascota, esto es así por su carácter, están siempre tranquilos, son dóciles, obedecen y se les pueden enseñar cosas a través de un poco de adiestramiento. Estos animales tienen un tamaño que no es nada aconsejable a la hora de meterlo en un piso de 70 m2, pueden llegar a pesar entre 10 o 15 kg, pero son bastante glotones eso unido a que no siempre hacen el ejercicio que necesitan, hacen que en su edad adulta padezcan sobrepeso, llegando a pesar entre 20 y 25 kg. Su tamaño está entorno al 1,2 metros.

La alimentación de estos animales se basa principalmente en proteínas, pero pueden comer vegetales, cereales, carne y si tiene la posibilidad de comer dulce lo hará , es un sabor que les gusta mucho. Esta mascota puede estar en el jardín comiendose el verde tranquilamente o si se tiene algún tubérculo plantado escarbará para comérselo. Existe comida prefabricada para ellos que se puede adquirir con cierta facilidad en las tiendas de animales, a la hora de decidir que marca o que envase es el más adecuado, es necesario leer los ingredientes, lo más importante en la lectura es ver la cantidad de proteínas que incluye, la cifra adecuada es el 12%, otro factor a tener en cuenta son las grasas, todas la marcas que fabrican para estos animales incluyen una tasa de grasas elevada por lo que se intentará elegir la que menos grasa incluya sin olvidarnos de que respete la cantidad de proteínas.

Como se puede ver este animal tiene una dieta muy variada, cuando comienza a tener sobrepeso lo normal es suministrarle menos cantidad de comida o darle a comer todo tipo de vegetales, si se le ofrece un alimento con exclusividad de hortalizas y verduras se lo terminará comiendo pero el preferirá otro tipo de comida.

cerdo vietnamita

 

Originally posted 2012-08-27 09:45:50.

Cómo tener un cerdo vietnamita

Al más puro estilo George Clooney, la expansión de tener un cerdo como mascota corrió como la pólvora en la sociedad, siendo al principio más elitista ha pasado a poder tenerlo todo el mundo. Con un precio que ronda entre los 70 hasta los 300 €, dependiendo si el origen de puerco es o no de criadero.

Son cerdos se distinguen en que son más pequeños o enanos. Suelen ser de color negro, aunque en algunas excepciones poseen manchas blancas, sobretodo en la patas, cola o tripa. Puede que te resulte más atractivo, pero has de saber que están manchas son efectos de modificaciones genéticas, por lo cual, cuanto más sean sus manchas más se ha trasformado genéticamente.

Cosas que has de saber si quieres uno

Aquí te dejamos una serie de consejos básicos a tener en cuenta si estás pensando elegir esta mascota.

  1. Más dócil dependiendo de su origen:

Esto quiere decir que estarán mejor preparado para ser mascotas los cerdos que salen de criaderos que de un modo más salvaje. Los que han sido salvajes nunca podrán ser buenas mascotas.

  1. Alejarlo del estrés:

Para adaptarse a un nuevo medio el cerdo necesita tranquilidad y mucha paciencia. Que le eduque de una capacidad de mando y sin desesperarse. Ya que esta clase de cerdos suele ser muy inteligente y terco. Así que debemos ser rigurosos en su enseñanza.

Hay que quitarse el miedo a regañarles. Que no nos conmuevan o nos distraiga su apariencia simpática.

  1. Dosis de afecto:

Son animales muy sensibles. Esponjas que captan todo el ambiente desde el primer día. Es recomendable acariciarlo desde su adopción. Y poco a poco descubrir sus debilidades y sus zonas preferidas para ser rascado.

  1. Darles confianza:

Cuanto antes pierda el miedo a acercarse antes podrá empezar a integrarse en la familia. Tenemos que infundirles esta confianza.

Si conseguimos esto, él se sentirá como parte de nosotros, e incluso buscara nuestra compañía. Ya que luego son muy sociales y necesitan compañía. Lo que no quiere decir que no se pueda quedar solo en casa.

  1. Cuidar la dieta:

Son animales muy glotones. Pide constantemente ser alimentado. Debemos evitar ceder y alimentarlo bien. Son omnívoros, así que pueden comer de todo. Evitar darle pienso de cerdo común. Ya que este sirve para cebarlos.

  1. Ejercicio diario:

Es un animal que puede salir a la calle y le viene bien correr y el ejercicio. Tanto física como mentalmente, así evitamos la ansiedad.

  1. Personalidad propia:

Cada cerdito es único y posee una personalidad, que se ve adaptada a la familia que lo acoge, costumbres. Haciendo que sean cariñosos, tozudos, obedientes… Nuestras enseñanzas definen su carácter.

Incluso poseen un lenguaje para cada estado de ánimo y cada demanda de lo que necesiten.

En general, los cuidados de una mascota algo menos estridente.