Cerdos Vietnamitas: Características y Alimentación

Cuando se piensa en un cerdo lo más habitual es que nuestra imaginación se vaya a una granja, una porquera o un lugar similar, pero cada vez es más frecuente que se pueda ver un cerdo paseando por la calle de una ciudad esto es así porque la variedad de cerdos vietnamitas, se pueden tener como mascotas, en España hace 10 o 15 años esto era impensable pero los medios de comunicación juegan su papel a la hora de establecer modas y tendencias, esto es así porque han mostrado a algunos famosos que tenían a estos animales como compañía, un ejemplo es George Cloney.

Los cerdos vietnamitas son considerados unos excelentes animales para tener como mascota, esto es así por su carácter, están siempre tranquilos, son dóciles, obedecen y se les pueden enseñar cosas a través de un poco de adiestramiento. Estos animales tienen un tamaño que no es nada aconsejable a la hora de meterlo en un piso de 70 m2, pueden llegar a pesar entre 10 o 15 kg, pero son bastante glotones eso unido a que no siempre hacen el ejercicio que necesitan, hacen que en su edad adulta padezcan sobrepeso, llegando a pesar entre 20 y 25 kg. Su tamaño está entorno al 1,2 metros.

La alimentación de estos animales se basa principalmente en proteínas, pero pueden comer vegetales, cereales, carne y si tiene la posibilidad de comer dulce lo hará , es un sabor que les gusta mucho. Esta mascota puede estar en el jardín comiendose el verde tranquilamente o si se tiene algún tubérculo plantado escarbará para comérselo. Existe comida prefabricada para ellos que se puede adquirir con cierta facilidad en las tiendas de animales, a la hora de decidir que marca o que envase es el más adecuado, es necesario leer los ingredientes, lo más importante en la lectura es ver la cantidad de proteínas que incluye, la cifra adecuada es el 12%, otro factor a tener en cuenta son las grasas, todas la marcas que fabrican para estos animales incluyen una tasa de grasas elevada por lo que se intentará elegir la que menos grasa incluya sin olvidarnos de que respete la cantidad de proteínas.

Como se puede ver este animal tiene una dieta muy variada, cuando comienza a tener sobrepeso lo normal es suministrarle menos cantidad de comida o darle a comer todo tipo de vegetales, si se le ofrece un alimento con exclusividad de hortalizas y verduras se lo terminará comiendo pero el preferirá otro tipo de comida.

cerdo vietnamita

 

Originally posted 2012-08-27 09:45:50.

Alimentación Gatos Persas II

En un artículo anterior establecimos las bases de la alimentación comercial que se compone de comida seca y húmeda y la diferencia que hay entre ambas. En el actual artículo vamos a hablar de los alimentos de nuestra dieta que les pueden gustar a los gatos, la cantidad de alimento que debemos suministrar y el número de veces que debe de comer nuestro gato persa.

Existen personas que prefieren alimentarlo de sobras o darle comida humana como premio, pero con este debemos tener cuidado porque existen ciertos alimentos que debemos cocinarlos antes de dárselos o que debemos de suministrárselos en pequeñas cantidades para evitar que les hagan daño. Como hemos dicho en el artículo anterior, el gato es un animal carnívoro y entre las carnes que podemos poner a su disposición están las de cordero o la de cerdo. El pescado siempre se le daremos hervido o cocido y nos decantaremos por los pescados de tipo blanco como es el bacalao, lo de carne azul, como las sardinas o el atún se les daremos en pequeñas dosis por la cantidad de grasa que contiene este tipo de pescado y su ingestión puede provocar daños en el estómago. Otros productos que podemos darle son la yema del huevo, queso u arroz hervido, evitaremos darle pollo o conejo los huesos de estas carnes tienden a astillarse y se pueden atragantar.

Cantidades

Los gatos cuando son adultos se suministran la cantidad que quieren comer y en que momentos del día alimentarse. Cuando son pequeños y ya no se alimentan de la madre sobre la semana 12 de vida deberemos darle cuatro comidas a lo largo del día, la cantidad a darle va un poco por ensayo error, le echaremos la comida y si nos pide más se lo daremos así hasta saber lo que necesita. No debemos preocuparnos por el exceso porque los gatos tienen límite comen solo lo que necesitan para saciarse. Cuando cumpla las 16 semanas de vida podemos suprimir una, pero no debemos olvidarnos que la cantidad correspondiente a la comida suprimida se deberá repartir de forma proporcional entre las otras tres comidas. Cuando nuestra mascota llegue a edad adulta le podremos dar dos comidas una por la mañana y otra por la noche y él decidirá en que momentos comer.

Es necesario que establezcamos unos momentos del día para suministrarle el alimento y que siempre sean los mismos, los gatos son animales de hábitos.