Garrapatas y pulgas I

Cuando comienza apretar el calor una de las preocupaciones de las personas que tienen mascotas con pelos son las garrapatas y las pulgas. Son parásitos externos que lo que hacen es adherirse a la piel de los animales y se alimentan cada vez que les pican chupándoles la sangre. Las garrapatas y las pulgas pueden estar tranquilamente durante un mes alimentándose del animal. Las mascotas siempre están expuestos a tener esta clase de inquilinos sino se les protege contra ellos, porque los pueden coger en el parque, en una zona de verde o de tierra, un solar o incluso otros animales con los que jueguen se los pueden pegar.

Al principio de que se infecten es posible que no se den cuenta, en el caso de las garrapatas hasta que crezcan y en el caso de las pulgas hasta que el perro empiece a rascarse y se la vea saltar.

Las pulgas

Como he dicho antes son saltarinas, son de color marrón y tienen tres pares de patas. Esto parásitos suelen atacar sobre todo a gatos y a perros. Normalmente se sabrá que tiene una porque le pica y se rasca, el hecho de que le pique es porque la saliva de la pulga es anestésica y en la mayoría de las razas de perros tienen como consecuencia una reacción alérgica. Hay que tener cuidado con estos parásitos porque además de provocarlos picores, les pueden provocar anemias, infecciones y también enfermedades.

Garrapatas

Estás no se mueven donde se adhieren ahí se quedan, son de color marrón o gris y van creciendo según van chupando la sangre, en la mayoría de las ocasiones uno se da cuenta por eso, por el tamaño que puede llegar alcanzar. Además del malestar que les provoca la mordida, les pueden transmitir la enfermedad de Lyme que consiste en la inflamación de las articulaciones, fiebre y dolores musculares.

Es importante que se le explore a la mascota sobre todo cuando haya estado en zona con vegetación, parques o jugando con otros perros. Aquellos cánidos que su pelaje es de color claro son más propensos a que se infecten con garrapatas. Cuando se vea una es necesario eliminarla lo antes posible, bien con pinzas específicas para ello, también se puede eliminar utilizando guantes, cogiendola con los dedos intentando cogerla desde la zona más pegada a la piel del perro y girando para que suelte. No se debe echar aceite, porque no es nada beneficioso porque el contenido del estómago lo soltará y es como si fuera veneno.

 

Originally posted 2012-05-14 15:59:49.

Los parásitos en los conejos

Es necesario mantener una buena higiene cuando se tiene un roedor en casa, en este caso un conejo, es necesario mantener la jaula limpia, así como los comederos, el bebedero y todos aquellos elementos que utilice en su vida diaria para evitar la invasión de parásitos, esta en uno de las vías por las que puede ser infectado otra es si se le deja libre por el jardín o cualquier otro espacio abierto.

La forma más habitual de detectar estos microorganismos es a través de la observación del roedor, bien porque se pare unos minutos a mirar el pelaje del animal o porque se detecte algo raro en su comportamiento, como es arrascarse más de lo habitual, frotarse contra los barrotes de la jaula, morderse… Estos son síntomas visibles que avisan de que a nuestra mascota la sucede algo.

Ácaros en las orejas, son muy comunes en los roedores y salen alrededor de las orejas, se nota enseguida en el comportamiento del conejo porque provocan una gran picazón y tenderán arrascarse con ímpetu y también tenderán a sacudir la cabeza de forma continuada para intentar aliviarse. Se puede ver si se fijan en las orejas porque segregan una especie de costra amarillenta. Los ácaros solo se pueden visualizar si se tiene un microscopio o una lente con bastante aumento, es necesario acudir al veterinario para que lo diagnostique y le de la medicación correspondiente para aliviar los picores y lograr que desaparezcan estos parásitos. Si se tiene más de un roedor será necesario aislarle para evitar el contagio, ya que es muy fácil que se produzca.

Ácaros en la piel, existen otros microorganismos que afectan al tronco del conejo, le provocará picor por lo que se rascará y le saldrán una especie de costras que se desprenderán y quedarán entre el pelo y se podrá ver zonas enrojecidas por el rascado. Lo mismo que con los anteriores se acudirá al veterinario para eliminarlos y también los huevos. La personas que tengan la piel sensible es aconsejable que utilicen guantes para el manipulado del roedor porque no es contagioso pero puede provocar picor.

Los piojos, son muy molestos y pueden provocar debilitamiento en la salud de la mascota, porque el piojo se alimenta de sangre, por lo que puede provocar falta de apetito y que tenga un comportamiento más apagado de lo habitual si existe un número considerable de piojos en su cuerpo.

Las pulgas, no dan excesivos problemas para eliminarlas pero la sintomatología es picor y posible caída del pelo.

Originally posted 2012-04-16 15:54:56.

¡Nada de malas pulgas!

El verano nos hace disfrutar aún más de nuestros perros. Salimos más por lo que los paseos se hacen más largos, salimos a parajes naturales como el campo y la montaña y nuestros perros, al igual que nosotros, amplía su vida social con otros de su especie.

Esto hace que el riesgo de que nuestros animales sean contagiados e infectados por insectos y otros tipos de parásitos se queden a vivir en ellos y, literalmente, les chupe la sangre, viviendo, muy a su pesar, a su consta, dolor y en ocasiones, desesperación. Algo que no solo pone en riesgo la salud de los animales, sino también la nuestra.

¿Porque es importante eliminarlas?

Las pulgas son insectos que cuando llegan a nuestro perro se queda hasta para un mes, en temporadas como el verano se reduce hasta 15 días, cuando llegan a la edad adulta a costa de succionar la sangre con las infecciones que pueden trasportar.

Ya que cuando se hace adulto salta a otra víctima, lo que hace que cada hembra adulta ponga de 30 a 50 nuevos huevos. Lo que hace que en poco tiempo, se puedan desarrollar plagas que afecten hasta a las personas.

Por eso es tan importante intentar prevenirlas y, en el caso de que sea tarde, saber cómo poder deshacernos de ellas. Por este motivo hoy os traigo algunos consejos para que pongáis en práctica, fáciles y para toda la familia.

¿Cómo prevenir?

La prevención es fácil siempre y cuando tengamos una rutina de higiene con nuestro perro. Las que se basa en los siguientes puntos:

Lavar al perro con champús anti pulgas

Collares repelentes para pulgas, sobre todo en perros que suelen estar o pasar muchas horas a la intemperie, estén en contacto con otros perros, mujeres embarazadas o niños pequeños.

Cepillado combinando ambas direcciones.

Limpiar el hogar, cama y objetos que estén en contacto con el animal.

¿Cómo se detectan?

Cuando las pulgas se hacen adultas, es fácil que con un simple vistazo las detectamos, lo que indica que lleguemos algo tarde. Para poder localizarlas se recomienda que sea por la zona del abdomen, ya que el pelo es mucho más corto.

También se pueden encontrar restos de los excrementos, que en el pelaje del perro forman manchas oscuras o manchas que se tornan rojizas, ya que se componen de restos de sangre. Aunque la forma más común es cuando vemos que nuestro perro se rasca mucho.

¿Cómo eliminar?

Lo más fácil es que, al igual que cualquier enfermedad en animales, cuando tengamos dudas consultemos a nuestro veterinario, él nos dará la mejor información. Aunque algunos consejos son los siguientes.

Hay quienes, al igual que nos pasa con la llegada de piojos, hay quien recomienda lavar a los animales con vinagre y limón. Esta medida además de repeler a estos insectos, también alivia las heridas y el picor.