Juegos de inteligencia para perros

pet-goldA la hora de enseñar cosas nuevas a un perro y en función de su facilidad para aprenderlas se va a determinar si un perro es inteligente o no, pero la realidad es que la rapidez no es un factor único para determinar si un perro es listo o no. De todas formas se puede incrementar la inteligencia del perro independientemente de la raza que sea y de lo torpe o lo listo que se le considere.

Existen unos juegos en el mercado llamados de forma neutral sin especificar marcas “juegos de inteligencia” estos son especialmente beneficiosos para el animal porque se encargan de estimular la actividad mental a la que no siempre se la dan estímulos para que se desarrolle. Un perro no solo necesita tener sus juguetes a su disposición para entretenerse o hacer ejercicio para soltar energía y estar equilibrado sino que también necesita una tarea que le ofrezca un desafío y tenga que ingeniárselas para resolverla, con ello no solo se está mejorando la capacidad de su cerebro para que aprenda cosas nuevas sino que además le estamos ofreciendo la posibilidad de enfrentarse a situaciones nuevas y resolverlas sin que le provoquen ansiedad o miedo.

Estos juguetes presentan diferentes niveles de dificultad, van de un nivel sencillo a uno muy complicado, es importante comenzar por lo fácil para que no se frustre y según lo vaya superando  para ir incrementando la dificultad. Es importante no pensar que nuestra mascota lo debe de realizar bien desde el primer día, porque sería un error, lo único que estaríamos haciendo es crear unas expectativas falsas en el cánido y lograr que se frustre él y nosotros. El perro irá mejorando su destreza en la resolución de la tarea en función de nuestra paciencia y perseverancia.

La variedad de juegos que existen es muy variada, se puede elegir el que más nos guste y así poder compartir un momento de juego y ocio con nuestra mascota. Estos juegos se deben de realizar en una estancia tranquila de la casa para que la mascota no pierda la atención y la concentración. Lo más importante para que el perro se interese por la actividad es que tenga un premio, normalmente una golosina cada vez que haga bien la tarea, o levante el cubo que necesita…

Este tipo de ejercicio mental puede ser una buena forma de soltar energía para aquellos que necesitan mucho desgaste o que pasan muchas horas solos en casa.

Originally posted 2012-09-19 14:44:50.

Los perros y la respuesta instintiva al vacío

Cada raza de perro fue creada para cumplir una función y ayudar al ser humano con una tarea concreta,  y aunque hoy en día la mayoría de ellos solo son perros de compañía no cumplen con sus funciones primarias siguen estando en su ADN, es decir, aunque tengamos un basset, un galgo, un setter… y se encuentre comodamente en un apartamento siendo un perro hogareño, en su interior quedan reminiscencias de perro cazador.

blueberry hill:once upon a time

Hay perros que se adaptan a la situación que tienen dejando a un lado su identidad relacionada con la raza, hay que recordar que primero son perro, luego raza y por último un nombre, por lo que muchos se conformarán con el nombre con esto quiero decir que asumen su rol de mascota dejando a un lado ser protectores, cazadores, cobradores… Otros por el contrario no pueden evitar que salga a la superfice las características de su raza, algunos lo harán de forma real y otros de forma simbólica.

Los perros que siguen sus instintos de forma real, de nuevo vuelvo al ejemplo del perro cazador, estos cánidos cada vez que salgan a pasear y se encuentren por el camino un conejo, gato u otra especie que puedan intentar coger lo harán, saldrán corriendo detrás de ellos a la mínima oportunidad que tengan de estar libres de correa.

Otros perros por el contrario tendrán una respuesta institiva al vacío, esto como sucede, un ejemplo sería un perro que se le lleva a un parque, todos los días va al mismo, cuando llega su dueño le quita la correa para que haga un poco de ejercicio y suelte la energía acumulada, imaginemos que es un setter, este perro es cazador, y mientras está corriendo huele un rastro de un conejo que esta escondido detrás de un arbusto o que estuvo allí horas antes, el perro empezará a ladrar por el rastro que ha encontrado, ese primer día tiene una razón por la que ladrar, pero los siguientes días hará el mismo ritual pero detrás de ese arbusto no hay nada en ese momento ni tampoco ha estado ahí ningún animal, simplemente necesita recrear una situación que para su raza es habitual, que es seguir rastros, perseguir y cazar.

Esto se puede evitar, claro que sí, haciendo juegos y/o ejercicios relacionados con sus características, por ejemplo que busque objetos, que cobre objetos, permitirle que corra en definitiva lo mejor es conocer que características tiene su perro y buscar las actividades que mejor se adecuen a él.

Originally posted 2012-08-20 08:17:46.