Los perros y el acicalado.

Es bonito ver a un perro limpio, aseado y que le brille el pelo, para conseguir todo esto, hay que dedicarle un tiempo todos los días a acicalarle, no solo para que su aspecto sea vistoso sino también para crear un vínculo con nuestra mascota, que le genere menos estrés ir al veterinario… El momento del aseo, es un momento de relax para los dos en el que se crea una unión y una complicidad.

Los perros no necesitan que se les de un baño todos los días, su piel y pelo no lo aguantarían, les debemos bañar cada dos o tres meses utilizando champús y jabones específicos para ellos, no escatiméis en el dinero, porque la elección del champú es importante para lograr que el pelo de nuestro perro este sano y brille. Cuando le bañemos, debemos de tener todos los útiles que vayamos a usar preparados antes de empezar, porque si le dejamos solo en el baño porque se nos ha olvidado algo las consecuencias pueden ser negativas, desde que se produzca algún accidente por intentar salir del baño, o simplemente salga y lo ponga todo patas arriba…

Una vez que ha salido del agua, hay que secarles el pelo para evitar que enfermen, Hay razas que con una pasada de toalla es suficiente para secarles el pelo, pero existen otros que no, que es necesario secarles el pelo, habitualmente cogemos nuestro secador de pelo para hacerlo pero hay que tener cuidado porque le podemos quemar. En el mercado existen unos aparatos que son como los secadores que se llaman expulsores, estos aparatos lo que hacen es lanzar el agua hacia afuera del pelo y del cuerpo, no desprende calor, el inconveniente que pueden tener es el ruido que hacen que pueden asustar al perro.

Cuando sale de su baño podemos aprovechar para cortar las uñas, porque se habrán ablandado, para ello usaremos un corta uñas específico para perros. Utilizar un corta uñas de personas o un alicate no específico supone que tengamos que hacer varios cortes a la misma uña o que tengamos que poner posturas incómodas que hagan que el perro se ponga nervioso o intente escaparse. Un corta uñas para perro hace un corte y ya esta. No debemos cortar al ras las uñas porque son muy sensibles y sangran bastante. Las uñas blancas no tienen ninguna dificultad se ve perfectamente donde debemos realizar el corte, las complicadas son las de colores oscuros, aquellas que son marrones o negras, éstas si que tienen más dificultad porque no se ve bien donde llegan. Si os da miedo, es mejor que le lleváis al veterinario o al peluquero que se encargará de cortárselas sin problema.

Por último, el cepillado se debe realizar todos los días, con un cepillo apropiado para el pelo de nuestra mascota, evitaremos los de metal porque hacen y daño y pueden terminar haciéndole una herida en la piel.

 

Originally posted 2011-06-19 16:56:38.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.