Cortar las uñas a un gato

Cuando tenemos en casa un gato por norma general tenderá afilarse las uñas con las cortinas, sofás, y objetos que se vaya encontrando en su camino, una opción en el desgaste es comprarle un rascador para que en ese lugar rasque todo lo que quiera y logre desgastar las uñas, pero a veces esto no es suficiente porque sigue arañando o utiliza la cortina a modo de rascador, para evitarlo la opción que tenemos es cortarle las uñas.

Cortar las uñas a nuestra mascota no es difícil simplemente tenemos que tener un poco cuidado a la hora de colocar la tijera para no lastimarlo. Para que el gato lo vea como algo natural el corte de uña deberemos de empezar desde cachorro, para que poco a poco se vaya acostumbrando y no lo vea como un castigo del cual debe escapar. También es necesario ser constantes, es decir debemos de cortarselas una vez al mes o cuando veamos que están empezando a estar largas. No debemos dejar pasar un periodo muy largo de tiempo para evitar que nuestro felino no lo vea como una rutina y ese momento sea desagradable para el y para nosotros.
Lo primero que debemos de hacer es adquirir unas tijeras adecuadas para nuestro gato, no utilizaremos tijeras o cortauñas humanos porque lo que hacen sobre las uñas del gato es aplastarlas y pueden dañar la garra. Las más recomendadas son las que tienen forma de tijera y al abrirlas tienen una especie de circunferencia, es el lugar donde deberemos colocar la uña de nuestro gato para cortarlo, estas son las más aconsejables desde mi punto de vista, pero existen muchos modelos en el mercado, debemos adquirir aquel con el que mejor nos apañemos.

Colocación de nuestra mascota, deberemos estar en una habitación tranquila sin muchos distractores, le colocaremos sobre nuestras piernas abarcándolo con el brazo menos hábil y agarrandolo la pata. Con la mano hábil sujetaremos las tijeras. Con la mano que tenemos sujeta la pata, presionaremos las almohadillas, veremos que al presionar salen las garras. Podemos hacerlo varias veces para observar por donde tenemos que cortar y también para que nuestro gato se acostumbre.

El corte debe ser la parte blanca de la uña, veremos que hay una zona rosada esa parte no la tocaremos, si cortamos por la parte rosada le haremos daño a nuestra mascota y sangrará abundantemente. Es mejor cortar menos uña y estar seguro que por donde realizamos el corte es el lugar adecuado.

No olvidarnos de los espolones que se encuentran en las patas delanteras, estás no siempre van a necesitar cortar pero las observaremos y cuando estén grandes cortaremos.

El corte de uñas siempre con cuidado para evitar hacer daño a nuestra mascota y provocar que ese momento sea un suplicio para ambos.

Originally posted 2012-04-02 08:10:24.

Los perros y el acicalado.

Es bonito ver a un perro limpio, aseado y que le brille el pelo, para conseguir todo esto, hay que dedicarle un tiempo todos los días a acicalarle, no solo para que su aspecto sea vistoso sino también para crear un vínculo con nuestra mascota, que le genere menos estrés ir al veterinario… El momento del aseo, es un momento de relax para los dos en el que se crea una unión y una complicidad.

Los perros no necesitan que se les de un baño todos los días, su piel y pelo no lo aguantarían, les debemos bañar cada dos o tres meses utilizando champús y jabones específicos para ellos, no escatiméis en el dinero, porque la elección del champú es importante para lograr que el pelo de nuestro perro este sano y brille. Cuando le bañemos, debemos de tener todos los útiles que vayamos a usar preparados antes de empezar, porque si le dejamos solo en el baño porque se nos ha olvidado algo las consecuencias pueden ser negativas, desde que se produzca algún accidente por intentar salir del baño, o simplemente salga y lo ponga todo patas arriba…

Una vez que ha salido del agua, hay que secarles el pelo para evitar que enfermen, Hay razas que con una pasada de toalla es suficiente para secarles el pelo, pero existen otros que no, que es necesario secarles el pelo, habitualmente cogemos nuestro secador de pelo para hacerlo pero hay que tener cuidado porque le podemos quemar. En el mercado existen unos aparatos que son como los secadores que se llaman expulsores, estos aparatos lo que hacen es lanzar el agua hacia afuera del pelo y del cuerpo, no desprende calor, el inconveniente que pueden tener es el ruido que hacen que pueden asustar al perro.

Cuando sale de su baño podemos aprovechar para cortar las uñas, porque se habrán ablandado, para ello usaremos un corta uñas específico para perros. Utilizar un corta uñas de personas o un alicate no específico supone que tengamos que hacer varios cortes a la misma uña o que tengamos que poner posturas incómodas que hagan que el perro se ponga nervioso o intente escaparse. Un corta uñas para perro hace un corte y ya esta. No debemos cortar al ras las uñas porque son muy sensibles y sangran bastante. Las uñas blancas no tienen ninguna dificultad se ve perfectamente donde debemos realizar el corte, las complicadas son las de colores oscuros, aquellas que son marrones o negras, éstas si que tienen más dificultad porque no se ve bien donde llegan. Si os da miedo, es mejor que le lleváis al veterinario o al peluquero que se encargará de cortárselas sin problema.

Por último, el cepillado se debe realizar todos los días, con un cepillo apropiado para el pelo de nuestra mascota, evitaremos los de metal porque hacen y daño y pueden terminar haciéndole una herida en la piel.

 

Originally posted 2011-06-19 16:56:38.

Accesorios para gatos 2

Cajón de arena. Este lugar servirá para realizar sus heces y orina. Elegiremos una caja, cuyo borde este redondeado hacia dentro para que cuando nuestra mascota escarbe o mueva la arena para tapar sus excrementos no salga todo hacia el exterior. La arena utilizada debe cubrir el fondo del cajón, por lo menos deberemos echar una cantidad suficiente para que cubra 5 o 10 centímetros. La arena debe estar hecha de material absorbente para que elimine los olores. Con la caja compraremos una pala, esta nos servirá para eliminar las heces todos los días. La arena la cambiaremos una vez a la semana, aunque dependerá de las condiciones en las que se encuentre el material absorbente. Lo que haremos todas las semanas será la desinfección total del cajón.

Material para el desgaste de las uñas. Existen los llamados árboles que sirven para que los felinos se limen las uñas, estos elementos son imprescindibles en cualquier hogar para evitar que nuestra mascota arañe los sofás, cortinas, alfombras… Estos lugares los usará para afilarse y limpiarse las uñas si no le damos una alternativa. En las tiendas de animales podemos encontrar una gran variedad de estos elementos, le hay de diferentes tamaños y formas, y en función de sus dimensiones así será su precio. Los gatos no solo se afilan las uñas en estos lugares sino que tiene otra finalidad y es marcar su territorio, de establecer que ese espacio es suyo y a través de las marcas que realiza con las uñas deja las huellas, marcando el lugar.

Juguetes variados. Los gatos tienen muy desarrollado su instinto de caza, este no se elimina aunque viva en una casa como mascota, cuya función será la de animal de compañía, los instintos del gato se mantienen y hay que darles respuestas para evitar que produzcan daños dentro del hogar. Para reducir el hábito de la caza se pondrá juguetes a su disposición. Algunos de estos juguetes pueden ser muy económicos porque se pueden fabricar con materiales que tenemos en casa, un ejemplo, es un periódico, cogeremos una hoja y la envolveremos formando una bola. Esa bola servirá para que se la tiremos y vaya a por ella, la empujará, saltará a por ella como si de un ratón se tratará. Otra opción es atar un cordón en un extremo del lápiz y sujetarle por el otro, le moveremos el lápiz, el felino intentará “cazar ” el cordón. Estos juegos le mantendrán un tiempo entretenido. Por otro lado podemos optar por la gran variedad de juguetes que hay en las tiendas, como ratones, plumas la oferta es muy variada.

Originally posted 2011-07-16 11:50:00.

Cortar las uñas a un gato

A los gatos igual que a los humanos les crecen las uñas, esto tiene como consecuencia que nos puedan arañar o que puedan provocar destrozos en el mobiliario de la casa por la largura de las uñas. Los gatos que viven fuera de casa no hay problema porque desgastan las uñas al estar de un lugar a otro andando por diferentes texturas, pero los gatos caseros aunque les demos juguetes y rascadores para desgastar las uñas no son suficientes en muchos casos y es necesario cortársela.

Lo más recomendable es empezar a cortarles las uñas cuando son cachorros, porque es más fácil que se habituen y no se pondrán tan nerviosos como de adultos. El empezar desde jóvenes supone una habituacion no solo al corte sino también a la manipulación del animal. En el caso de que no se haya podido comenzar de cachorro no pasa nada, nunca es tarde para iniciar la tarea pero se deberá tener mucha paciencia porque no les gusta.

El corte de las uñas se puede hacer con tijeras, cortauñas, y unas tijeras especiales que tienen una hendidura en el centro para que pueda introducir la uña y el lugar por el que se quiere cortar y sea más sencillo. Cualquier método puede ser el adecuado, lo importante es que nosotros nos sintamos a gusto y nos resulte sencillo manejarnos con cualquiera de los objetos citados. El instrumento elegido para realizar la tarea debe estar limpio, desinfectado y también debe estar afilado para evitar que se astillen las uñas, que queden mal cortadas o que se tenga que hacer demasiada fuerza para lograr cortarlas.

En el caso de que nuestro gato no este habituado a que le corten las uñas, deberemos de buscar un momento en el que este relajado, una opción es esperar a que se duerma para que le cueste más reaccionar, si tu gato se despierta en seguida con mucha vitalidad tendremos que pedir a alguien que nos ayude por lo menos las primeras veces.

Una vez que tenemos al gato controlado se pasa a cortar las uñas, la forma más adecuada es sujetar una pata  y presionar suavemente la almohadilla para que salga la uña. Hay que diferencia dos partes, la parte blanca y la rosada. La parte rosada nunca se debe cortar, esta formada por venas, y si se  corta empezará a sangrar. Cuando sangre se tapará con una gasa y se echará un poco de betadine. Solo se debe cortar la parte blanca y no dejarlas demasiado cortas.

En el caso de que se dude la primera vez por donde se debe cortar, se puede preguntar al veterinario cuando tengamos que ir a consultarle algo.

2093-Tachiño

 

 

Originally posted 2012-11-27 11:25:16.