Especies de tortugas I

A la hora de elegir una tortuga, no siempre tenemos los conocimientos adecuados para decidirnos por cual es la más adecuada al espacio del que disponemos y a los cuidados que hay que darlas, en muchas ocasiones solo sabemos que se diferencian en terrestres o en acuáticas, por eso este artículo va hablar de tres especies, y habrá diferentes partes en próximos días para hablar sobre las tortugas que nos podemos encontrar en la tienda de animales y las características que las diferencian unas de otras para que podamos elegir cual es la más adecuada.

Apalono ferox. Esta tortuga tiene el caparazón blando. Al tener un caparazón blando la protege poco, y por eso han desarrollado una piel en el cuerpo que es más gruesa que en las patas. Tiene tonalidades negras y naranjas, estos colores según van pasando los años los van perdiendo. La nariz tiene forma de trompa. El cuidado de este reptil debe realizarse en un acuaterrario que debe contener 4/5 partes de agua, el fondo debe estar cubierto con arena, debe  contener la suficiente arena para que se pueda enterrar y las cubra enteras. La temperatura a la que debemos mantener a nuestra mascota es de 22º. Deben tener acceso a la parte de tierra mediante una rampa u otro elemento que permita el acceso. La alimentación se basa en carne, ella prefiere una dieta de animales vivos pero si la insistimos al final se acostumbrará a comérselos muertos. En su vida diaria son tranquilas, lleva mal la convivencia sino hay suficiente espacio. A la hora de cogerlas y manipularlas hay que tener cuidado porque son agresivas y tienden a morder por lo que deberemos ponernos guantes para que no nos hagan daño.

Galápago leproso. Su caparazón es verde oscuro con pequeñas manchas de color marrón esta característica la van perdiendo con la edad. Las patas, la cola y la cabeza son del mismo color que el caparazón pero con rayas más claras. Esta especie puede llegar a medir 25 centímetros por eso cuando llegan a los 10 cm, se las debe tener al aire libre como por ejemplo en un estanque, la profundidad del agua deber tener 80 centímetros en un lado e ir disminuyendo poco a poco para que puedan salir del agua y se puedan poner a tomar el sol. Son carnívoras, su alimentación se basa en diferentes animales.

Tortuga escurridiza, esta especie es una de las más habituales en las tiendas de animales. Su tamaño es de 20 a 30 centímetros de largo. Es sencillo cuidar a esta especie, si tiene alimento suficiente, sol y espacio para poder moverse. Se les debe colocar en el agua a una profundidad de 60 cm y debe reducirse progresivamente para que tenga acceso a la tierra firme para que pueda ponerse al sol.

Originally posted 2011-07-01 20:59:17.

La sensibilidad del mar

Recuerdo como si hubiese sido el día más feliz de mi infancia cuando siendo pequeñas mi hermana logro capturar un caballito de mar en su cubito rosa. La primera vez que veíamos a ese pequeño animal al que solo habíamos visto en dibujos animados. Como nos pasamos horas al sol con nuestras pieles quemadas observando tu extraño baile, hasta que nuestra madre nos obligó a devolverlo al mar.

Y es que no sé qué poder magnético posee este animal marino casi hipnótico que nos hace pasar horas y horas observando sus colores y extraña anatomía: es el único animal que su cabeza forma un Angulo de 90º de su cuerpo) y, a diferencia de otros mamíferos, es el único macho que se queda “embarazado”, dando después a luz a sus crías.

Un animal de gran sensibilidad

Como le pasa a muchas especies, los caballitos de mar se aparean siempre con la misma pareja, la que le acompañara y vivirá hasta el final de sus días.

Es común en los caballitos que se muevan en grupo, para ello utilizan sus colas. Se enroscan unos a otros y formando así redes que, aparte de serviles como trasporte, forma en ellos lo más parecido a la sociabilidad entre animales.

Este gesto de ancla es a su vez el gesto más dramático y romántico que hace la naturaleza. Ya que cuando la pareja de un caballito de mar muere, enrosca su cola a la de su cuerpo inerte. Como si fuera un ancla, el animal se hunde con él. Dejándose morir juntos a su compañero.

La moda de mascotas exóticas

Como ya pasa con otras especies exóticas, muchas tiendas especializadas en mascotas cogieron a este tipo de mamíferos para comercializar con ellos y ofrecerlos como animales de compañía o mascotas. Cambiando el mar por un acuario. Convirtiéndose así en toda una atracción en los acuarios de medio mundo.

Aunque nos resulten altamente atractivos, la realidad es que estos animales sufren en cautiverio. Ya que son animales sumamente sensibles.

Porque no deben ser mascotas

Como ya hemos dicho, los caballitos de mar pueden sufrir depresiones debido al estrés que les supone vivir en un espacio antinatural. Así pues, son muchos los que dejan de comer y desarrollan así enfermedades o llegan a morir.

Además estos animales están acostumbrados a comer alimentos vivos. Por lo cual es difícil alimentarlos y su convivencia con otros peces. No quieras saber qué pasa si colocas en el mismo acuario estos animales junto a peces tigres, anguilas o pequeños pulpos.

En peligro de extinción

Además de lo terrible de ver a un animal triste y enfermo se le añade la noticia de que este animal está en la lista de especies en peligro de extinción. Lo que basta para que esté prohibido su uso como mascota y para que más de muchos se lo piensen dos veces a la hora de comprarlo.

 

Originally posted 2013-05-01 19:00:32.

Las tortugas acuáticas

Estos pequeños animales pueden convertirse en la primera mascota de sus hijos puesto que se trata de mascotas que llaman mucho la atención de nuestros pequeños y su cuidado es muy sencillo, por lo que sería una manera muy divertida de otorgarles cierta autonomía y responsabilidades dentro de nuestro hogar.

En un primer momento deberíamos determinar el tipo de especie que nos interesa para tener en nuestra casa. De este modo podremos diferenciar entre tortugas terrestres y tortugas acuáticas. Bien es cierto que también existen tortugas marinas, aunque no se comercializan como mascotas. En el caso de las primeras requeriríamos disponer de un espacio muy amplio para que nuestro pequeño amigo pueda desarrollarse de forma saludable. Es por ello por lo que a pesar de ser una buena mascota deberemos analizar su futura calidad de vida en nuestra casa.

En el caso de las tortugas acuáticas, que será en las que nos centremos en este artículo, es mucho más sencillo. Estos animales requerirán unos cuidados muy específicos en cuanto a alimentación, el terrario, la iluminación del mismo, las filtraciones de agua y el aporte de calcio.

 Alimentación

Las tortugas son animales omnívoros por lo que es recomendable ofrecerles una dieta muy variada como zanahorias, lechuga, melón, manzanas, etc. Les encanta comer gusanos, pequeños insectos… aunque es bueno complementar su alimentación con pienso específico para ellas. En ningún caso deberemos darles a comer alimentos elaborados. En el caso de que no tenga acceso a la luz solar seria recomendable incluir alimentos que contengan la vitamina D3 que facilitarán la labor encomendada a las lámparas artificiales.

Terrario

La multitud de posibilidades que nos ofrecen para ubicar a nuestras mascotas van desde pequeñas casas redondas, ovaladas o en forma de riñón hasta enormes acuarios completamente decorados. Eso dependerá de nuestro gusto y del tiempo y el espacio que dispongamos para decorarlo. Lo que sí que será completamente necesario es que contenga dos partes separadas. Por un lado deberá contener una parte de agua con una profundidad suficiente para que pueda nadar y otra parte seca en la que pueda salir a tomar el sol.

Iluminación

Lo más recomendable es que puedan tomar la luz directamente del sol, pero si no es posible deberemos instalar una lámpara de luz ultravioleta que les ayude en la producción de la vitamina D3. Esta vitamina es necesaria para producir el calcio que formará sus huesos y su caparazón.

Filtraciones del agua

Deberemos instalar un filtro en el terrario semejante al que llevan los acuarios para poder eliminar los desechos que producen. Asimismo necesitará que se cambien el agua con frecuencia puesto que cuanto más limpia está el agua más a gusto estará nuestra mascota.

Suplemento de calcio

Como ya hemos dicho antes las tortugas necesitarán un gran aporte de calcio puesto que es la base fundamental para la formación de sus huesos y de su caparazón. Por ello será necesario que complementemos su dieta con algún suplemento de calcio y de otros minerales que ayuden a que nuestra mascota crezca fuerte.

Originally posted 2011-06-26 17:36:09.