Las tortugas: unos chicos duros

Es fácil que los pequeños de la casa se empeñen en tener una mascota, aun sin tener demasiado claro lo que esto implica. Antes de lanzarnos a comprar un perro del que tendrían que hacerse cargo los adultos o de adquirir hamsters a los que el chico iba, muy probablemente, a terminar descuidando, pensemos en unos animales en los que sólo una cosa es menor que sus exigencias: las molestias. Pensemos en las tortugas.

A pesar de la apariencia tranquila, indolente, de estos animales, requieren cuidados. No excesivos ni complicados, pero sí imprescindibles. Aunque son muchas las razas de tortuga, vamos a tratar de generalizar en la medida de lo posible.

Piggy Back

Empezaremos por lo más básico: el hábitat, que he de ser proporcional a su tamaño. En el caso de las más pequeñas, basta con un terrario de cría o un viejo acuario, pero, según crecen, van a necesitar más espacio. La idea es, todo caso, que tengan unas paredes que las resguarden de las corrientes de aire.

Calor, comida y agua

El suelo del hábitat puede variar, siempre y cuando incluya algo de agua para la bebida y el baño. Como, al igual que el resto de los reptiles, no pueden mantener su calor corporal, necesitarán de una fuente de calor externo para mantener una temperatura que les permita permanecer activas.

El calor y la luz del sol permiten que la piel de las tortugas fabrique vitamina D, necesaria para que el calcio de la dieta refuerce sus huesos y caparazón. Hablando de alimentos: si plantas vegetales decorativos, por los hábitos alimentarios de las tortugas, te quedarás sin ellos enseguida.

Un refugio para dormir

Volviendo al hábitat: en un rincón alejado de la fuente de luz puedes construir un refugio con piedrecillas que los quelonios usarán cuando el calor sea excesivo o deseen dormir. Y es que, además, muchas tortugas, allegar el otoño, deciden hibernar y es bueno que tengan donde hacerlo.

Por lo que se refiere a la comida en sí: las tortugas terrestres gustan de todo tipo de frutas y verduras, aunque de vez en cuando se comen con gusto un poco de carne, como hígado de ternera, caracoles o insectos, en este último caso, vivos. Lo que nunca debería faltarles es un bloque de calcio y comida preparada específicamente para ellas.

Ahora es cuando insistimos en que, en realidad, los cuidados que requiere una tortuga son pocos: simplemente, relee este artículo y verás que, al menos comparadas con otras mascotas, es así.

Originally posted 2013-02-12 20:00:58.

Los peces al estanque

Para los verdaderos amantes de los peces su sueño es un estanque en el que puedan meter todos los que puedan, siempre y cuando se cumplan determinadas condiciones para que puedan moverse sin estorbarse unos a otros.

Un estanque como todos sabemos es una extensión de agua que suele haber en nuestro jardín, normalmente artificial ya que raro es tener un estanque natural en el jardín de uno. Este estanque los hemos creado con las mejores condiciones posibles seguramente para poder albergar en él tanto peces como plantas acuáticas. Continua leyendo “Los peces al estanque”

Originally posted 2014-06-19 19:00:03.

Tortuga de agua cuidados

Las tortugas de agua provienen de zonas templadas como es Centroamérica o Sudamérica. Estos animales no crecen mucho, su tamaño suele oscilar entre los 20 y los 30 centímetros, irá en función de la raza a la que pertenezcan porque no todas son iguales.

Seguramente vivamos en un piso por lo que nuestra elección del lugar donde va habitar la tortuga tendrá que ser un acuario. Dentro de los acuarios podrá vivir más de una tortuga pero esto siempre dependerá de la raza que elijamos porque algunas variedades son excesivamente territoriales y no querrán compartir su espacio.
Hay muchos tamaños de acuario y todos deben de tener filtro para depurar el agua, bomba de agua, zona donde la tortuga podrá descansar, relajarse y tomar el sol, es lugar estará apartado dentro del acuario, estará al mismo nivel del agua, esto es necesario porque sí la tortuga cae de su lugar de descanso boca arriba ella misma podrá darse la vuelta sin dificultad. También el acuario deberá esta provisto de un termocalentador para controlar la temperatura del agua y está se mantenga a los grados necesarios para que nuestra mascota esté a gusto y esto supone una temperatura de 24 o 26 grados. El suelo del acuario estará provisto por grava redonda para que pueda andar por ella sin precaución de hacerse daño.

El lugar elegido deberá ser un sitio que durante el invierno no haga excesivo frío y durante el verano no le dé demasiado calor, teniendo en cuenta estos dos aspecto la mayoría de los lugares del hogar serán adecuados.

Los acuarios para tortugas no tienen excesiva complicación su mantenimiento, en la tienda de animales podremos adquirir unos acondicionadores. Lo que tendremos que hacer es llenar el acuario, echar el producto comprado y tener en funcionamiento el filtro del agua. La primera vez tendremos que esperar 24 horas para poder incorporar en su nuevo hogar a las tortugas. No es necesario cambiar el agua siempre y cuando mantegamos el filtro limpio. Esto claro está deberemos de preguntarlo en la tienda de animales para que nos aconsejen en función del acuario que elijamos.

Por otro lado deberemos adquirir la lampara de calor, las tortugas son de sangre fría y necesitan calor igual que sí estuvieran en su hábitat que estarían tomando el sol. Las bombillas de la lampara habrá que cambiarlas cada 6 u 8 meses porque seguirán dando luz pero no el calor que necesitan estos animales. La lampara deberá estar enchufada una media de 8 0 10 horas diarias.

Originally posted 2011-11-17 16:52:33.

Las tortugas acuáticas

Estos pequeños animales pueden convertirse en la primera mascota de sus hijos puesto que se trata de mascotas que llaman mucho la atención de nuestros pequeños y su cuidado es muy sencillo, por lo que sería una manera muy divertida de otorgarles cierta autonomía y responsabilidades dentro de nuestro hogar.

En un primer momento deberíamos determinar el tipo de especie que nos interesa para tener en nuestra casa. De este modo podremos diferenciar entre tortugas terrestres y tortugas acuáticas. Bien es cierto que también existen tortugas marinas, aunque no se comercializan como mascotas. En el caso de las primeras requeriríamos disponer de un espacio muy amplio para que nuestro pequeño amigo pueda desarrollarse de forma saludable. Es por ello por lo que a pesar de ser una buena mascota deberemos analizar su futura calidad de vida en nuestra casa.

En el caso de las tortugas acuáticas, que será en las que nos centremos en este artículo, es mucho más sencillo. Estos animales requerirán unos cuidados muy específicos en cuanto a alimentación, el terrario, la iluminación del mismo, las filtraciones de agua y el aporte de calcio.

 Alimentación

Las tortugas son animales omnívoros por lo que es recomendable ofrecerles una dieta muy variada como zanahorias, lechuga, melón, manzanas, etc. Les encanta comer gusanos, pequeños insectos… aunque es bueno complementar su alimentación con pienso específico para ellas. En ningún caso deberemos darles a comer alimentos elaborados. En el caso de que no tenga acceso a la luz solar seria recomendable incluir alimentos que contengan la vitamina D3 que facilitarán la labor encomendada a las lámparas artificiales.

Terrario

La multitud de posibilidades que nos ofrecen para ubicar a nuestras mascotas van desde pequeñas casas redondas, ovaladas o en forma de riñón hasta enormes acuarios completamente decorados. Eso dependerá de nuestro gusto y del tiempo y el espacio que dispongamos para decorarlo. Lo que sí que será completamente necesario es que contenga dos partes separadas. Por un lado deberá contener una parte de agua con una profundidad suficiente para que pueda nadar y otra parte seca en la que pueda salir a tomar el sol.

Iluminación

Lo más recomendable es que puedan tomar la luz directamente del sol, pero si no es posible deberemos instalar una lámpara de luz ultravioleta que les ayude en la producción de la vitamina D3. Esta vitamina es necesaria para producir el calcio que formará sus huesos y su caparazón.

Filtraciones del agua

Deberemos instalar un filtro en el terrario semejante al que llevan los acuarios para poder eliminar los desechos que producen. Asimismo necesitará que se cambien el agua con frecuencia puesto que cuanto más limpia está el agua más a gusto estará nuestra mascota.

Suplemento de calcio

Como ya hemos dicho antes las tortugas necesitarán un gran aporte de calcio puesto que es la base fundamental para la formación de sus huesos y de su caparazón. Por ello será necesario que complementemos su dieta con algún suplemento de calcio y de otros minerales que ayuden a que nuestra mascota crezca fuerte.

Originally posted 2011-06-26 17:36:09.

Especies de tortugas II

Tortuga ornada. Estos reptiles tienen un caparazón verde claro, tiene dibujos naranjas. Su tamaño puede llegar a ser de 33 centímetros. Este tipo de tortuga es fácil de mantener, sus cuidados no son nada complicados. Son acuáticas, y tenderemos a tenerlas al aire libre, como en un estanque o algo similar. La profundidad debe ser en el lado donde más cubre de 60 centímetros e ir reduciendo progresivamente. Es necesario que tenga acceso a la tierra, bien por una rampa o por otro elemento que se lo permita. La alimentación de esta especie es sencilla es a base de piensos para ellas e insectos, también podremos suministrarla vegetales pero muy posiblemente les apartará, porque no la gusta en exceso. En los primeros años de vida, no habrá problemas en tocarlas, pero según vayan pasando los años y haciéndose mayores puede evitar el contacto y sí insistimos nos pueden morder.

Galapago europeo. Esta tortuga tiene el caparazón entre marrón y negro con manchas amarillas. Tiene un cuerpo curioso, porque su cabeza, su cola y las patas son negras con puntos amarillos. Estos reptiles deben vivir en un sitio con agua, que sea lo suficientemente grande para que puedan moverse, con una profundidad en el lado que más cubre de 80 centímetros, ese espacio acuático debe contener ramas, hojas, troncos, rocas… ya que estas tortugas tienen como afición esconderse. Son carnívoras, así que se alimentarán a base de insectos, moluscos y animales marinos.

Galápago duro de tres crestas. Se diferencia del resto de tortugas, en que tiene un caparazón marrón con tres crestas que se mantendrán siempre, aguantarán el paso de los años. La cabeza es verde y marrón con dibujos amarillos. Igual que el resto de tortugas acuáticas deben estar en un lugar que tenga acceso a la parte terrestre, para que puedan tomar el sol y así poder invernar. Este reptil tiene una alimentación compuesta por insectos, peces, fruta y vegetales, como un poco de todo por los que se la considera una tortuga con alimentación omnivora. Esta tortuga se adapta fácilmente a la cautividad

Galápago crestado africano. El caparazón de esta tortuga tiene tonalidades grises y marrones sin dibujos. El cuerpo tiene variedad de verdes, tonalidades más oscuras y más claras en función de la parte del cuerpo que miremos. Esta especie necesita calor, por lo que la tendremos en un acuaterrario durante casi todo el año, podemos dejarla al aire libre los meses de más calor.  El comportamiento de esta tortuga es evitar el contacto y tiende a esconderse. No se la debe obligar a hibernar porque este tipo de tortuga no lo hace en su hábitat natural. Su alimentación es carnívora.

 

Originally posted 2011-07-03 14:33:57.

Cuidar una tortuga

Las tortugas son animales que se suelen elegir como mascota, debido a que no es necesario darlas excesiva atención, no es necesario sacarlas del hogar y tampoco es muy complicada de responder a sus necesidades, en este post vamos a ver lo que debemos saber para cuidar a estos reptiles.

Las tortugas tropicales son la más elegidas, dentro de todas las especies de tortugas que existen que hay muchas y de muy diverso tipo. Las tropicales provienen de zonas templadas como es América del Sur y América Central. Estos reptiles suelen crecer entre 20 o 30 centímetro en función de la raza que elijamos.

Seguramente nuestra idea es tenerla dentro de la casa, para ello compraremos un acuario que debe contener el fieltro, la bomba y las esponjas, una zona que este por encima del agua para descansar y tomar el sol y un termocalentador esto es importante porque es necesario que tenga una temperatura adecuada teniendo en cuenta que son tropicales y es necesario que el agua este entre los 24 y 26 grados de temperatura.

El suelo del acuario lo cubriremos con gravas u otro material semejante para que pueda apoyarse o andar sobre el, este material debe ser liso, no tener puntas para evitar que se haga daño en las patas.

El número de tortugas que tengamos dentro del acuario dependerá de la especie elegida, ya que existen tortugas que son bastante territoriales y podrían provocar problemas. También el número de tortugas que tengamos dependerá de el tamaño del acuario.

El agua, se mantendrá limpia con el fieltro que contiene el acuario, es importante limpiar las esponjas y estar pendientes del nivel del agua porque con la evaporación producida por tener una temperatura alta el nivel del agua irá bajando por lo que cuando veamos que sucede esto, añadiremos agua. La primera vez que llenemos el acuario, deberemos añadir unos acondicionadores para eliminar el cloro, esperaremos 24 horas, durante este tiempo debe estar el filtro funcionando, una vez pasado este periodo de tiempo podremos incluir a nuestras tortugas dentro del acuario.

Las tortugas al ser reptiles necesitan UVA, VB3 y luz estos elementos son esenciales para que pueda absorber la vitamina B3, importante para la sexualidad, prevenir malformaciones y que tenga apetito y coma. Esto se logra con una lampara, pero debemos tener en cuenta que cada 6 meses deberemos cambiar la bombilla, porque sí es cierto que dan luz pero no la intensidad que necesitan nuestras mascotas.

Originally posted 2012-01-18 09:35:51.

Tortugas abandonadas en el Jardín Botánico de Atocha

No suelo viajar mucho, pero lo que si soy es muy observadora. Así que, como siempre que viajo a Madrid, me suelo dedicar unos minutos a observar el Jardín Botánico que corona la estación de trenes de Atocha, en Madrid.

Un sitio que me encanta o por lo menos era así. Ya que desde hace un año he podido contemplar la crecida descomunal de tortugas en sus lagos artificiales.

Creía que era debido a una repoblación poco controlada por parte de los cuidadores del recinto. Algo que aunque malo, lo prefería a la realidad. Ya que la verdad no es otra que la de cientos de personas que deciden no hacerse más cargo de sus mascotas y las abandonan allí.

Algo que no me parecería mal de no ser que ya resulta inhumano. Ya que están amontonadas unas sobre otras. Ya que sin ningún control, y más en épocas de veranos son llevadas hasta allí, sin que nadie ponga freno a esta epidemia creada por el hombre.

Las tortugas no son un juguete

Ni las tortugas ni en general ninguna mascotas. Ya que son muchos los padres que deciden contentar a sus hijos comprándoles uno de estos animales, que a su parecer son más controlables, que un perro, un gato o un hámster.

Pero en realidad pocos son los que en se interesan en conocer sus necesidades ni su forma de vida. Ya que aunque las compramos siendo muy pequeñas, de unos 5 cm, lo normal es que se lleguen a crecer hasta 40 cm.

Las tortugas son muy longevas, pues hay algunas clases de tortugas que suelen vivir hasta 100 años. En particular las que compramos, las tortugas acuáticas o las Caretta, suelen rondar alrededor de los 40 años.

Una retirada digna a las tortugas

Está demostrado que el 95% de las tortugas utilizadas como mascotas mueren abandonadas y de forma cruel. Algo que no entiendo, pues una persona que ama a los animales tanto como para tenerlos de mascotas no puede hacer esta clase de actividad.

Esto ha hecho que se creen centros donde acogen estas tortugas abandonadas y les dedican toda clase de cuidados para su recuperación que se vea estimado para su mejora.

Uno de ellos es el CRARC (Centre de Recuperacií dÁmfibis i Rèptils de Catalunya) en Masquefa (Anoia). Donde en 20 años de historia nunca había vivido un recibimiento tan masivo como ahora, ya que cada año llegan entre 300 y 400 ejemplares.

Ahora reflexiona ¿cuantos de tus amigos o familiares han tenido tortugas, cuanto han crecido y si, como debería ser, aún siguen siendo mascotas o están vivas?

Originally posted 2013-04-05 19:27:53.

Especies de tortugas I

A la hora de elegir una tortuga, no siempre tenemos los conocimientos adecuados para decidirnos por cual es la más adecuada al espacio del que disponemos y a los cuidados que hay que darlas, en muchas ocasiones solo sabemos que se diferencian en terrestres o en acuáticas, por eso este artículo va hablar de tres especies, y habrá diferentes partes en próximos días para hablar sobre las tortugas que nos podemos encontrar en la tienda de animales y las características que las diferencian unas de otras para que podamos elegir cual es la más adecuada.

Apalono ferox. Esta tortuga tiene el caparazón blando. Al tener un caparazón blando la protege poco, y por eso han desarrollado una piel en el cuerpo que es más gruesa que en las patas. Tiene tonalidades negras y naranjas, estos colores según van pasando los años los van perdiendo. La nariz tiene forma de trompa. El cuidado de este reptil debe realizarse en un acuaterrario que debe contener 4/5 partes de agua, el fondo debe estar cubierto con arena, debe  contener la suficiente arena para que se pueda enterrar y las cubra enteras. La temperatura a la que debemos mantener a nuestra mascota es de 22º. Deben tener acceso a la parte de tierra mediante una rampa u otro elemento que permita el acceso. La alimentación se basa en carne, ella prefiere una dieta de animales vivos pero si la insistimos al final se acostumbrará a comérselos muertos. En su vida diaria son tranquilas, lleva mal la convivencia sino hay suficiente espacio. A la hora de cogerlas y manipularlas hay que tener cuidado porque son agresivas y tienden a morder por lo que deberemos ponernos guantes para que no nos hagan daño.

Galápago leproso. Su caparazón es verde oscuro con pequeñas manchas de color marrón esta característica la van perdiendo con la edad. Las patas, la cola y la cabeza son del mismo color que el caparazón pero con rayas más claras. Esta especie puede llegar a medir 25 centímetros por eso cuando llegan a los 10 cm, se las debe tener al aire libre como por ejemplo en un estanque, la profundidad del agua deber tener 80 centímetros en un lado e ir disminuyendo poco a poco para que puedan salir del agua y se puedan poner a tomar el sol. Son carnívoras, su alimentación se basa en diferentes animales.

Tortuga escurridiza, esta especie es una de las más habituales en las tiendas de animales. Su tamaño es de 20 a 30 centímetros de largo. Es sencillo cuidar a esta especie, si tiene alimento suficiente, sol y espacio para poder moverse. Se les debe colocar en el agua a una profundidad de 60 cm y debe reducirse progresivamente para que tenga acceso a la tierra firme para que pueda ponerse al sol.

Originally posted 2011-07-01 20:59:17.