Enfermedades comunes en los hurones

Los hurones son seres vivos y como tal pueden contraer enfermedades, algunas de ellas pueden ser fáciles de coger por lo que debemos de tener unos conocimientos básicos sobre cuales son las enfermedades, sus síntomas y como actuar adecuadamente para que nuestra mascota no agrave su salud.

Deshidratación de los hurones. La deshidratación es la falta de agua en el  cuerpo, la causa más común es que la temperatura ambiente sea muy elevada y el animal no haya bebido suficiente agua, es necesario que nuestra mascota siempre tenga agua en su bol y que este se accesible en todo momento. Otra de las razones por la que se puede producir la deshidratación, es porque tenga diarrea para ello observaremos sus heces, esta causa es bastante común a la hora de desencadenar una deshidratación. Para saber si nuestro hurón esta falto de líquidos podemos averiguarlo de dos maneras una levantado el pelo de la espalda si este no vuelve inmediatamente a su origen es que esta falto de agua y la segunda es mirarle las encías, esta parte de la boca siempre esta húmeda y resbaladiza, sino tiene estas dos características esta seca y pegajosa es necesario hidratarlo. Para ello deberemos acudir a un veterinario que sea especialista en estos animales.

La enfermedad del moquillo, esta enfermedad también es típica de los perros. Es de origen vírico  y se transmite por el aire, no debemos pensar que si no sacamos a nuestro animal a la calle no va tener opciones de ser contagiado, ese pensamiento es equivocado porque podemos transportarlo nosotros a través de los zapatos o de la ropa. Los síntomas más comunes que se presentan en esta enfermedad son infección en los ojos, irritación de varias zonas de su cuerpo como la barbilla, el abdomen o los labios entre otros.  La mejor forma de prevenir la aparición del moquillo en nuestra mascota es que le vacunemos, normalmente cuando lo compramos tiene la primera vacuna, a los tres meses habrá que ponerle la segunda dosis y luego la de recuerdo una vez al año. Aun poniéndole las vacunas contrae la enfermedad deberemos acudir rápidamente al veterinario.

Diarrea en los hurones. Esta se puede producir por varias razones, por infección vírica, bacteriana o tan sencillo como un cambio de alimentación brusco. Una diarrea normal no debería durar más de 24 horas, durante ese tiempo nos preocuparemos de tenerlo hidratado. Cuando la diarrea persiste más de  un día es necesario acudir al médico que le hará las pruebas oportunas. Es necesario que le demos información, sobre que color son las heces, la consistencia de estas, en que momento comenzó la diarrea y si ha habido un cambio en sus hábitos.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”http://www.youtube.com/embed/BHHkaaC6CkY” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

Originally posted 2012-03-23 09:16:13.

El conejo y su salud

 

Los conejos son roedores que tienen una salud bastante fuerte, no suele ponerse enfermos si les damos los cuidados adecuados, como una buena alimentación, la higiene necesaria o un ambiente adecuado todo ello hará que tengamos conejos sanos y felices. Para saber si a nuestro conejo le pasa algo simplemente le tendremos que observar como se comporta a lo largo del día, esto es fundamental porque cuanto antes nos demos cuenta que nuestro conejo está enfermo antes se podrá remediar, es necesario que cuando notemos que nuestra mascota está enferma le llevemos al veterinario y nunca se nos ocurra darle medicamentos de humanos sin que nos los haya prescrito el veterinario.

A continuación voy a detallar como podemos saber que nuestro conejo esta enfermo
– No le apetece comer ni beber, come muy poco de pienso y de heno.
– Se aparta a una esquina de la jaula y no presta atención a nada de lo que ocurre a su alrededor ni dentro ni fuera de la jaula, su carácter en ese momento es apático.
– Sus ojos no brillan y tiene como legañas y el pelo esta apelmazado y tampoco brilla.
-Las bolitas de excrementos no son redondas y solidas sino que cambian de estado a pastosas y tiene el culete sucio.
– Hace sonidos con los dientes a modo de chirrido para llamarnos la atención.

Una vez identificado alguno de estos síntomas le llevaremos al veterinario. La forma más cómoda y segura para nuestra mascota será el transportin, primero porque el se sentirá seguro no nos olvidemos que en la sala de espera del veterinario hay multitud de olores( perros, gatos, otros roedores…) y también podremos coincidir con perros de caza u otros animales que pongan en peligro el bienestar de nuestro conejo. Una vez que entremos en la consulta el veterinario nos preguntará el sexo, la edad, origen, enfermedad que haya tenido y por supuesto los síntomas que hayan provocado que acudamos a verle. El veterinario le observará y le hará las pruebas que crea convenientes para establecer un diagnóstico. Nos dirá como debemos de cuidarle a partir de ese momento, es decir, nos dará alguna medicación, no hablará sobre el tipo de alimentación que debemos darle en definitiva nos comunicará todos los cuidados que considere oportunos para que nuestra mascota recupere la vitalidad.
Antes he hablado de no darle medicación de humano por el daño que le podemos provocar, pero si podemos acudir a la medicina natural por ejemplo le podemos suministrar infusión de manzanilla para controlar y detener un diarrea leve o los vapores pueden ayudar a que nuestro conejo respire mejor si está acatarrado, no olvidemos que los conejos en su hábitat la puede consumir.

Originally posted 2011-10-17 15:23:07.

Iguanas verdes

Las iguanas son reptiles, eso quiere decir que son de sangre fría, lo que significa que no es una mascota típica como puede ser un gato, perro, conejo, hámster… no son excesivamente achuchables y es complicado domesticarla y hacerla que se acostumbre a los humanos. Los reptiles tienen un cerebro basado en los instintos, eso quiere decir, que se mueven en función de lo que necesitan como comida, agua, calor del sol… no necesitan cariño. Los mamíferos es complicado que sobrevivan sin la madre, en cambio los reptiles no, porque se basan en necesidades primarias que son capaces de satisfacer por sí mismos.

Antes de decidir tener una iguana como mascota, hay que saber una serie de cosas. La primera es son animales muy sensibles, y que se estresan con mucha facilidad (con la presencia humana, el ruido, otro animal…).

Son animales delicados, pueden padecer multitud de enfermedades, algunas de ellas nos las pueden contagiar como por ejemplo la salmonella y otras de origen bacteriano. El problema de que enfermen no solo es que tienen una salud delicada sino que además es complicado encontrar un veterinario que sepa sobre estos reptiles ya que la mayoría no están especializados en estos animales.

La domesticación de una iguana es bastante complicada, supone tiempo, esfuerzo y dedicación. Hay que tener en cuenta que a estos animales el contacto les da igual, no tiene esa necesidad como puede tenerla un perro, ellas pueden pasar tranquilamente sin que las cojamos. Pero a veces es necesario cogerlas para limpiarlas el terrario, por ejemplo, y sino están acostumbradas tenemos muchas posibilidades de llevarnos un coletazo y no son nada agradables ya que zurcen bastante.

Existen una serie de ejercicios que podemos hacer todos los días, para lograr domesticar a nuestras iguanas, tened en cuenta que simplemente con que nos deje cogerla y tocarla ya se considera domesticada.

Entre los ejercicios que podemos hacer:

  • Cogerla del terrario, con la mano cerrada con firmeza, tocarla la cabeza, la espalda y el resto del cuerpo. Cuando pasen unos minutos cerraran los ojos, eso significa que está tranquila. Continuaremos acariciándola y abriremos la mano. Las primeras veces se nos escapara y nos tocará volver a empezar, pero hay que ser insistentes y al final lo lograremos. También hay que demostrarlas que eres tú quien manda y no ella, siempre con paciencia, porque su memoria recordatoria es bastante corta.
  • Otra actividad que podemos realizar con ellas, es ponerla un collar de los que venden específicos para ellos. Se lo pondremos y la colocaremos en un lugar en el que haga calor y vayamos a estar nosotros o hay a movimiento de gente para que se acostumbre.
  • Otra tarea para lograr que acepte nuestra presencia, es sacarle del terrario y ponerla en lugar cerrado como una jaula u otro sitio del que no pueda escapar y la pondremos a nuestro lado, mientras vemos la televisión, llevemos o hacemos cualquier otra actividad para conseguir que entienda que no la vamos a hacer nada.

Todo esto no es cosa de un día, debemos ser constantes e insistir mucho en ello para poder observar los avances.

Originally posted 2011-06-15 12:15:47.

Vacunas para perros

Cuando decidimos comprar o adoptar un perro debemos tener en cuenta que debemos llevarlo al veterinario para que le ponga las vacunas correspondientes. Las vacunas son medicamentos que se consiguen a partir de la modificación de organismos que dañan nuestros cuerpos. Cuando se inyecta una vacuna sobre un cuerpo sano, lo que hace es generar defensas para que la enfermedad no afecte y si lo hace el daño que produce es menor, es decir, las vacunas son un instrumento que usamos para evitar que nuestro cuadrúpedo enferme. Los perros, cuando nacen tienen cierto grado de inmunidad por la leche materna pero al poco tiempo desaparece y es necesario usar las vacunas para evitar que nuestro cachorro enferme.st

El calendario de vacunas lo establece nuestro veterinario. Éste decidirá en qué momento se le administrarán al perro, se debe evitar hacerlo cuando nuestra mascota esté enferma o esté baja de energía.

Una vez que se le ha inyectado la vacuna es necesario que no lo bañemos inmediatamente. Es posible que nuestro cachorro se sienta molesto y/o tenga fiebre en la zona de aplicación, son efectos secundarios normales y por norma general a las 24 horas han desaparecido. En caso de que no fuera así y persistan es necesario llevarlo al veterinario para que vea a nuestra mascota y decida qué hacer.

La primera visita que realizamos a nuestro veterinario servirá para que le examine y determine que todo está en orden y lo desparasite y establezca el calendario de vacunas.

Las vacunas que se deben administrar a nuestro perro son las siguientes.

  •  Vacuna contra el Distemper moquillo: es una enfermedad que entre las diferentes razas de perros se puede contagiar con bastante facilidad a través de las distintas secreciones. Los síntomas más habituales son la fiebre y los vómitos.
  • Vacuna contra el Parvo moquillo: igual que la anterior, es bastante sensible al contagio, este virus lo que hace es atacar poco a poco al perro debilitándolo progresivamente.
  • Vacuna contra la Leptospirosis, o lo que es lo mismo la rabia. Esta enfermedad es muy peligrosa para los humanos porque nos pueden contagiar si la padece nuestra mascota. Esta afección le ataca al sistema nervioso y  les da fiebre entre otros síntomas. El perro, si padece esta enfermedad tiene muchas posibilidades de morir, si logra sobrevivir tendrá que pasar mucho tiempo para lograr recuperarse.
  • Vacuna contra la Hepatitis: se contagia a través de las distintas secreciones ya sea heces, orina, mucosidad o saliva. La enfermedad empieza con síntomas similares a la de Distemper y finaliza afectando al sistema renal del perro.
  • Vacuna contra la Tranqueobronquitis. Esta enfermedad se observa sobre todo en lugares donde conviven muchos perros juntos, es de fácil  contagio entre canes. Los síntomas son tos principalmente, a veces fiebre y pérdida del apetito.
  • Vacuna contra la Coronavirus: Esta enfermedad entre perros puede tener el desenlace que no queremos, la pérdida de nuestro cachorro. Es una enfermedad que ataca al aparato digestivo provocando que nuestra mascota vaya perdiendo el apetito poco a poco.

Originally posted 2011-05-20 12:01:16.

Transportin y los gatos

El transportin es una caja metálica y/o de plástico que posee una puerta en la parte delantera que se cierra con un mecanismo para evitar que se salga la mascota. Estos elementos son utilizados con animales de tamaño pequeño, como gatos, roedores, hurones… Sirven para desplazar a nuestras mascotas de forma segura en el coche, cuando se realiza algún viaje o cuando se tiene que acudir al veterinario.

Por norma general a los animales no les gusta el transportin, principalmente porque ellos asocian los objetos a experiencias que pueden ser positivas o negativas. En la mayoría de los casos, esta caja metálica solo se utiliza para llevar al animal al veterinario, y estas visitas no son de su agrado porque normalmente acudir al veterinario supone que te pinchen u otra acción poco agradable, por lo que se tendrá dificultades para introducir a la mascota dentro del transportin.

Lo que se debería de hacer es habituar al animal al transportin, que el lo considere un objeto más de su vida diaria para ello se dejará en la habitación con la puerta abierta, que lo olfatee, que entre y salga sin que se le cierre la puerta.

Cuando ya se haya familiarizado el gato con él, se puede introducir un trozo de comida dentro para que entre y en ese momento se le puede cerrar la puerta, tiene su recompensa porque tiene algo de comer que le gusta. En un par de minutos se le abrirá la puerta para que pueda salir. Es necesario que este ejercicio se haga al principio repetivamente porque eso lo ayudará a que se acostumbre a estar dentro y que asocie a una experiencia positiva y que la puerta siempre se va abrir.

Al principio se hará la habituación en periodos cortos para ir incrementando poco a poco los espacios de tiempo, esto tendrá como consecuencia que con el tiempo lo vea como algo natural y su estado sea tranquilo. Los viajes al veterinario no serán tan estresantes para él.

Siempre premiaremos tanto la entrada al transportin como la salida, para que lo asocie con algo positivo. Es importante que en épocas de mucho calor no se le tenga demasiado tiempo dentro porque le puede dar un golpe de calor. Una forma también de lograr que esté tranquilo en el interior del transportin es colocándole una sábana o un objeto que le guste mucho y que sea de su rutina habitual.

Originally posted 2012-07-19 08:18:09.