Las mejores especies de pájaros para los niños

En el momento que se decide adquirir un ave como máscota hay que tener en cuenta que hay especies más adecuadas para los niños/as que otras, por temperamento, por colorido y por adaptabilidad. Las aves son animales de presa, esto quiere decir que hay otros animales más grandes normalmente pájaros que las cazan, esto tiene como consecuencia que sean muy asustadizas, por lo que nuestros movimientos deben ser suaves incluso el hecho de cogerlas no debe realizarse con la mano cerrada porque esa acción puede tener como consecuencia un picotazo al verse sometidas.

Teniendo esto en cuenta a continuación voy a poner especies aconsejables para aquellas casas donde hay pequeños.

Periquitos

Posiblemente esta especie es la más popular para tener en cualquier hogar, son aves de temperamento muy afable, son de tamaño pequeño y muy fáciles de manejar. No suelen poner problemas en el momento de que las cojan, porque les gusta la compañía, tanto es así que se la puede dejar la jaula abierta para que entre y salga cuando le apetezca y seguramente se posarán en nuestro hombro cuando cojan confianza. Estos animales son sociales por lo que la mejor opción es adquirirlos en pareja.  Viven bastantes años, con una calidad de vida adecuada pueden llegar a vivir 15 años. Si tienen paciencia y ganas de enseñarle trucos a su mascota, los periquitos pueden llegar a pronunciar algunas palabras.

Ninfas

A estos pájaros se les reconoce fácilmente por el plumaje colorido de la cabeza, su origen es el mismo que el de los Periquitos, vienen de Australia por lo que ambos necesitan una temperatura cálida durante todo el año. Esta ave es de tamaño medio, mide 30 centímetro pero su carácter es muy afable, no emite ningún tipo de sonido algo de agradecer cuando sale el sol, porque hay especies muy ruidosas, en el caso de las ninfas son muy tranquilas. Este pájaro llamará mucho la atención sobre todo si se tienen niños pequeños porque su plumaje es muy colorido y vistoso. También es importante saber que estas aves tienen una salud fuerte, es complicado que una ninfa enferme, algo a tener en cuenta cuando no se quiere explicar la pérdida de un animal.

Agapornis

Estos pájaros son loros pequeños son muy sociables, por lo que se dejarán coger con facilidad, sobre todo si se cogen los llamados agapornis papilleros que son aquellos que han sido alimentados por los humanos en vez de por las aves de su misma especie. Son aves que las gusta jugar por lo que no se aburrirán con ella.

Originally posted 2012-07-29 08:26:39.

Una primera mascota genial

Si nunca has tenido una mascota o si estás pensando en regalar a tus hijos una primera mascota, no lo pienses más. Un conejo enano es la mejor opción. No necesita sacarlos a pasear como a los perros, ni afilan las uñas como los gatos, se les puede acariciar y mimar, a diferencia de las aves y peces y a diferencia con otro roedores como los hámster, ellos no tienen una vida nocturna.

Estos animales rara vez arañan y son muy inteligentes y sociables. Si se le enseña bien pueden hacer sus necesidades su caja de arena o serrín.

Características físicas

Aunque se les considera roedores, en realidad pertenecen a la familia de los lagormorfos, que se diferencias porque los roedores solo tienen paletas superior e inferior y estos al lado de las paletas tienen otro diente incisivo.

Lo que les diferencia del conejo común es claramente su tamaño reducido, la cabeza pequeña (los machos la suelen tener más grande) y redonda, cuello ancho y patas cortas y finas. Pesando entre 0´6 a 1´5 kg. Más de este peso indica que nuestro animal está enfermo.

Podemos encontrarlos en muchas variedades de colores y pelaje distinto según la especie que sean. Siendo los más destacados: Angora, pelo más largo. Belier, orejas caídas. Y Arlequín, es más pequeño.

Forma de ser y comportamiento

Es un animal ideal para tener en el hogar como mascota. Es dócil, cariñoso y amistoso, fácil de manejar y sorprendentemente bastante limpio.

Todas estas características pueden verse alteradas si el ambiente no es el adecuado. Son realmente delicados y frágiles y una mala experiencia puede convertir a nuestro conejo en un animal miedoso y agresivo. Es muy importante que el dueño genere un clima agradable y con mucha paciencia fomente una confianza entre el animal y él.

Cómo alimentarlo

Pertenece al grupo de animales herbívoros. Lo ideal es darle un pienso granulado especial y complementar su dieta con pequeños trozos de verduras y vegetales, como lechugas, zanahorias, frutas y manzanas, intentando que no tengan el hueso, pues puede dañar los dientes del conejo.

Esta dieta tiene que ir acompañada con algo de ejercicio, por lo que es aconsejable dejarlo corretear unas horas al día.

Los cuidados

Estos animales viven una media de 8 a 10 años. Debe vivir en una jaula bastante amplia con rejillas, con una caseta o refugio para esconderse, un comedero y un bebedero especial para esta clase de animal.

Hay gente que recomienda bañarlos, pero es más aconsejable usar toallitas de bebes, así evitas que le entre agua por las orejas y coja una otitis.

Leído esto, es imposible que ahora mismo no tengas ganas de tener uno, ¿verdad?

Originally posted 2013-04-23 19:00:55.

Los pájaros y los niños

Cuando a los padres no les gustan demasiado los animales y el niño/a pide insistentemente una mascota se suele optar por un pájaro, está no es una mala elección siempre y cuando se le explique lo que supone tener un ave en casa y el compromiso que va a suponer para él, entre las cosas que hay que explicarle al menor está el hecho que es necesario alimentarle, limpiar su jaula, que nunca debe estar en un lugar donde haya corriente o que las temperaturas sean excesivamente frías o calientes. Esta información es muy importante a la hora de hablar con su hijo, es posible que responda que no hay problema y que se va a responsabilizar de todo.

La mejor edad para tener un pájaro como mascota es a partir de los 12 años pero si tiene menos de esa edad no es que no pueda tenerlo simplemente la responsabilidad será compartida con los padres, y habrá que explicarle con detenimiento además de los cuidados que debe tener el animal que los movimientos y acciones que se realicen cerca de él deben ser suaves y tranquilos para no asustarlo.

Para lograr cierto compromiso por parte del menor se puede establecer que una parte de la paga va a ir destinada a la mascota, para la compra de comida, para cuando haya que acudir al veterinario,  o cualquier otro gasto generado por el pájaro el va a ser participe en el pago de la factura. Es muy importante que haya también responsabilidad por parte de los padres, muchos consideran que no hay que llevar a los pájaros al veterinario, todas las acciones que realice el adulto serán copiadas por el niño/a y eso supone que si se comportan de forma egoista el niño/a reproducirá ese comportamiento no solo con los animales también con las personas, hay que tener en cuenta a través de las mascotas se pueden educar muchos valores como la generosidad, la empatía, la responsabilidad… y sino se demuestran primero por el adulto el menor no lo hará.

Otra actividad que se puede realizar con el niño/a antes de adquirir la mascota y durante su vida en casa es leer sobre ese animal, se puede poner a su disposición libros y revistas para que profundice sobre el cuidado del animal para que se convierta en un experto y le dé al pájaro lo que necesita en cada momento.

Como se puede ver en este artículo se puede educar a través de las mascotas y las aves son buenas mascotas para aprender.

Originally posted 2012-07-27 08:05:57.

Sociabilidad de los Yacos

Los yacos es una especie de loro muy sociable, por lo que no tendrá dificultades en integrarse en la familia y le deberemos dar un compañero bien en el momento de la compra porque sabemos que existe otro yaco con el que se lleva bien o se le dará posteriormente cuando se haya adaptado al hogar. Sí lo hacemos posteriormente deberemos ser muy cuidadosos con la integración de un nuevo yaco en la familia.

Lo primero que debemos hacer es avisar a nuestra mascota que va a tener un compañero, esto cómo lo hacemos, instalando una jaula semanas antes de la llegada del yaco a casa. La instalación de la nueva jaula debe realizarse cerca de donde esta nuestra mascota para que pueda verla. Esta acción se debe realizar 3 0 4 semanas antes de que llegue la nueva ave al hogar.

Una vez que le llevemos a casa es necesario que cada uno tenga su jaula, esto es principalmente prevención, sí les metemos a los dos en la misma jaula posiblemente habrá disputas y peleas por el territorio, así que es mejor que cada uno este en su jaula. Cuando les queramos juntar les levaremos a una habitación que les resulte desconocida a los dos para que no haya peleas por el territorio.

A la hora de sacarles de la jaula es necesario que se saque primero al veterano para que este no se sienta relegado y celoso del nuevo integrante.

Una vez que estén fuera, es importante que estemos presentes y que supervisemos la situación, sí deciden volar deberemos observarles porque es dónde se puede producir una pelea. Los yacos igual que las personas tienen su propia personalidad y entra dentro de las posibilidades que no se lleven bien, no forzaremos la situación y le mantendremos separados.

Yacos y niños

La relación entre yacos y niños puede ser positiva siempre que se sigan una serie de recomendaciones, como por ejemplo que el menor no se ponga a jugar cerca de la jaula, a correr alrededor de ella o a colgarse de la jaula, esto supone para el yaco que le esta invadiendo su territorio y le esta molestando por lo que la reacción de éste puede ser picarle o volverse agresivo con el niño.

Los niños y los yacos pueden crear una buena pareja en la que ambos aprendan de su relación pero es importante que no se les deje solos y que cuando jueguen juntos lo hagan en una habitación que sea neutral para el yaco.

Un dato importante es tener especial cuidado ocn los amigos de los niños, estos no hacen parte de la manda y el yaco los puede sentir como peligrosos.

Originally posted 2011-08-05 08:59:53.

Las mejores razas de perros para convivir con nuestros hijos

Todos los perros pueden ser un excelente amigo de nuestros niños pequeños siempre que hayamos sabido educarles, aunque también es cierto que existen una serie de razas que son bastante más adecuadas para que convivan con los niños. A continuación vamos a enumerar algunas:

Beagle. Estos perros destacan por su equilibrio mental, es un perro que le encanta jugar tanto con pequeños como con adultos o con otros perros. Es una raza bastante juguetona, son afables aunque a veces puede ser un poco tozudo cuando les mandamos hacer algo. 

Labrador. Es un perro muy afable, les gusta estar en movimiento y hacer ejercicio. Si no les proporcionamos tiempo para soltar energía y que se ejerciten, se aburrirán y se dedicarán a actividades que nos harán menos gracias por ejemplo comerse nuestras zapatillas. Es una raza fiel y fácil de adiestrar al ser perros bastante obedientes.

Golden Retriever. Es una raza muy parecida a la anterior, a los perros labradores. La gente tiene bastante facilidad para confundirles pero se diferencian por el pelo ya que los Golden tienen el pelo más largo. Tienen un carácter similar al anterior, son mascotas cariñosas, que destacan por la enorme paciencia que tienen con los niños y son una raza muy protectora. Es un perro que se adapta muy bien a vivir en un piso, siempre y cuando les demos oportunidades durante el día de hacer ejercicio y mantenerse activos. 

Boxes. Estos perros tienen aspecto de malotes por los rasgos faciales que tienen, incluso hay personas que hablan mal de ellos, pero la realidad es bastante diferente porque es un perro que le encanta la compañía de mayores y pequeños y también le gusta jugar con otros perros. Es una mascota fiel, noble y protector.

Pug. Es un perro pequeño con la cara arrugada  y que podemos elegir para convivir con nuestra familia. Son perros tranquilos, fieles y afectuosos. Siempre están dispuestos a que les acaricies. Un defecto de esta raza es que son un poco traviesos y un poco testarudos y no les gusta obedecer.

West. Esta raza es bastante movida, y para lo pequeños que son se muestran muy seguros de sí mismos, son fieles y amistosos con las personas que no conocen, pero no se confundan, si ven peligro no tienen ningún problema en enfrentarse a la situación. También son cariñosos y juguetones con los niños. Por su tamaño es bastante adecuado para que viva en un apartamento o en una casa pequeña.

Originally posted 2011-05-16 22:34:50.

La elección apropiada del loro

En un artículo anterior hablamos de los loros sus cuidados más esenciales y cuales eran las especies más habituales. En el actual artículo vamos a profundizar sobre cual puede ser el loro más adecuado a nuestras circunstancias y que errores son los más habituales entre los principiantes, aquellas personas que deciden tener un loropor primera vez.

La elección de los loros viene determinada por el número de especies a las que podemos acceder. El número de razas de estos animales es inmenso para algunos de estos animales no se pueden conseguir porque no es viable tenerlos en cautividad y otros porque el precio es inaccesible para un salario medio. Aunque existen estos inconvenientes podemos elegir entre un número bastante elevado de loros.

Antes de adquirir un ejemplar debemos pensar sobre que características tiene que tener nuestra mascota, sí queremos tener un ejemplar de loro porque nos hace gracia y habla, nos estaríamos equivocando, primero porque no todos los ejemplares son capaces de imitar la voz humana y segundo porque aunque sean capaces de emitir sonidos solo una minoría los reproduce con un sonido suave y melódico y la mayoría tiende hacer sonidos estridentes, sobre todo si es de gran tamaño. Que nuestro loro reproduzca sonidos estridente y poco armoniosos puede tener consecuencias negativas entre nuestros vecinos, bien porque se quejen o porque puedan llegar al punto de denunciarnos, por lo que sería una buena decisión saber como es su voz y el volumen que puede llegar a alcanzar antes de comprarlo y hacerlo de forma coherente con el lugar donde vivimos.

Otro elemento a tener en cuenta en la adquisición de un loro es fijarnos en su pico, esta parte de su cuerpo es muy destructiva y cuanto mayor sea de tamaño más daños producirá con el pico. Los agapornis que son una especie de loros de pequeño tamaño, los cuales  sí nos cogen la piel con su pico nos puede hacer daño, y es el más pequeño de la familia de los loros, nos podemos imaginar que pueden hacer con su pico los de mayor tamaño. Este dato es necesario tenerlo en cuenta sobre todo sí en nuestra casa habitan niños.

A la hora de pensar en los loros la gente que no ha leído ni se ha informado piensan que estos pájaros se alimentan exclusivamente de pipas o semillas, este dato no es del todo correcto. Los loris y loriquitos además de semillas necesitan néctar y los loros tropicales además de semillas necesitan frutas tropicales. La alimentación es muy importante para nuestro loro no enferme por lo que será necesario que cuando adquiramos a este animal nos informemos y preguntemos cual es la alimentación específica para él.


cerrajeros 24 horas malaga
pintores Las Castillas
regalos para navidad
master comercio internacional
Cómo cuidar una mascota

Originally posted 2011-07-10 13:39:45.

Convivencia del niño con el perro

En muchas ocasiones nuestro hijo no deja tranquilo al perro, le persigue por la casa, le molesta cuando está tranquilo, le tira del rabo o le coge del pelo con bastante agresividad y por mucho que le expliquemos al niño que el perro no es un juguete, él no lo llega a asimilar, por lo que es necesario no sólo explicarle que es un ser vivo, y que como nosotros tiene ritmos que hay que respetar. Un ejemplo es cuando está dormido, cuando come, etc., en estos momentos no se debe molestar a la mascota.

Además de explicar todas estas cosas deberemos hacerle partícipe de las rutinas del perro, siempre teniendo en cuenta la edad del niño y sus capacidades físicas y mentales. La edad orientativa para comenzar está en torno a los 5 años. En esta edad podemos permitir que el niño le sirva la comida en su comedero o si le vamos a dejar sólo en casa con un juego interactivo podemos dejar que lo rellene y también podemos permitir que le peine y que le masajee.

Todas estas acciones deben de estar supervisadas siempre por un adulto ya que éste debe enseñarle cómo se hace y corregir cuando no lo haga bien.

Hemos hablado del masaje y para ello es necesario conocer a nuestra mascota porque no a todos los perros les gusta lo mismo. A algunos les gustará que los acaricien la tripa, que les toquen el lomo o les acaricien el hocico… Eso lo iremos sabiendo según profundicemos en los gustos de nuestra mascota.

Todos estos rituales diarios fomentan que el vínculo creado entre el perro, el adulto y el niño esté cada vez más asentado, y no sólo eso, sino que el menor se de cuenta de que su mascota tiene necesidades que han de respetarse y responder a ellas tal y como se requiere. Esta es una forma sencilla de introducir al menor en conceptos tan importantes y a veces tan difíciles de asimilar como son el respeto, la tolerancia, la empatía, la generosidad, la cooperación…

Por otro lado podemos llevar a la práctica una serie de juegos con el perro y el niño para trabajar la obediencia básica a través del juego.

  1. Responder a la llamada: El niño se colocará de frente al perro y el adulto se pondrá por detrás del menor. El niño cogerá un premio (puede ser una salchicha) y lo esconderá en la mano, le llamará y el cánido tendrá que tocar con el hocico en la mano donde tiene el premio.
  2. Lanzamiento del premio: En la misma posición que antes, el niño cogerá el premio y se lo mostrará al perro. Una vez que tenga puesta la atención en la salchicha, el niño se lo lanzará.

 

 

Originally posted 2011-07-20 21:44:21.

La mejor mascota para niños

Quizás no habías contemplado tener un animal en casa, pero es tal la insistencia de tu hijo que quizás debas replanteártelo. Un animal puede resultar altamente beneficioso para un niño pequeño, tiende a ser responsable, a vivir la amistad desde otros ángulos, mejorar la empatía y aprender todo el proceso de vida. Puede parecer cruel pero la vida es puro aprendizaje. Y la muerte entra en él.

El primer paso siempre será tener claro que animal es el más adecuado para nuestra familia. No lanzarse o liarse la manta en la cabeza por las insistencias de nuestros retoños. Debemos informarnos bien de las características de unos y de otros y ver si podemos asumir o cuadra con nuestra rutina de vida o nuestro hogar.

El perro, un compañero de vida

Es muy interesante obtener un perro y ver cómo va creciendo al igual que tu hijo, compartiendo juegos, ayudándole a sociabilizarse y a ser responsable y mantener unas rutinas. Son los animales más dependientes y los que más exigentes. Puede que a lo mejor sea excesivo para un niño y acabemos siendo nosotros quienes se ocupen del perro: Bañarlos, sacarlo de paseo, darle de comer…

Si nos animamos una de las opciones seria adoptar un perro, así le daremos una lección de vida a nuestro hijo y le mostraremos la realidad de querer a un animal y acabar no cuidándolo. Además el cariño de nuestro hijo pude ser justo lo que necesita ese perro para ser feliz.

La independencia de los gatos

Los gatos son mucho menos exigentes que los perros. Solo requieren un bol de comida y agua, vacunas y un cepillado. Ya que cuando quieran nuestra compañía la buscan. Todo depende del carácter del gato, hay los que son muy cariñosos y están continuamente encima nuestro y los que son más suyos, y hay que respetar su espacio e independencia.

Por eso no suelen ser buena mascota para niños menores de 7 años. Y menos aún si lo que demandaban era un perro, pues no se parece nada un animal a otro. Además los gatos suelen arañar cuando no están a gusto. Por lo cual solo son recomendables para niños más formales.

Pequeños mamíferos

Estos suelen ser animales enjaulados como conejos, cobayas y hámster. Estupendos animales de compañía que no necesitan excesivo cuidado. Comida, agua, vacunas y tener limpio su espacio, ya sea jaula o rincón.

Puede que pienses en otros como hurones o chinchillas, no resultan muy recomendables para niños, ya que sus cuidados son más complicados y el animal en si es algo menos dócil.

Pájaros, peces y tortugas se miran pero no se tocan

Suelen ser los animales por los que nos decidimos por sus dimensiones y porque no tan mucha guerra. Pero pueden ser un animal que los niños no entienden, ya que no pueden tener un contacto con ellos.

Al igual suelen ser una atracción fascinante para los niños contemplar la vida a través de estos pequeños amigos. Por lo que les hace iniciarse a la lectura e investigación sobre estas mascotas, para entenderlos bien.

Sea el animal que sea, lo que está claro es que nuestros hijos aprenderán mucho de estas vivencias.

Niños que desean una mascota

 

 

A muchos niños les gustan los animales y les gustaría tener uno lo que tiene como consecuencia que taladren a sus padres con la petición de “quiero una mascota” pero hay que valorar en que condiciones se va a tener esa mascota, sí les preguntamos a los niños nos van a decir que sí se van a encargar de ella, y que ellos van a ser quien la cuiden pero que hay que ser realistas gran parte de las atenciones que necesite el animal se las va a tener que dar el adulto, aunque les enseñemos a colaborar.

Todos conocemos los beneficios que supone tener una mascota, como es el enseñar al niño responsabilidad, empatia, a mejorar su comunicación, a respetar tiempos… Son muchos los aprendizajes que puede llevar a cabo el niño pero siempre que se haga de forma responsable.

Lo primero que debemos hacer es valorar el tipo de mascota y los cuidados que necesite, para ser la primera mascota es mejor desechar la idea de tener reptiles  primero porque son poco afectuosos y porque algunos de ellos puede presentar algunas dificultades de manejo.  Las aves también deberiamos evitarlas porque la interacción no es excesiva. La primera mascota debería de ser un roedor(conejo, cobaya, hamster…) o gato o un perro.

Hay que establecer que puede y que no puede el niño hacer con respecto a la mascota, hay cosas que puede llevarlas a cabo al principio con ayuda y luego de forma autónoma, por ejemplo cepillarles, darles de comer, cambiarles el agua… estas tareas debemos establecerlas con el menor y dejarles claro que va a ser suya y que va a ser una tarea diaria.

Por otro lado nosotros como adultos también tenemos que tener claro que aquello que no van hacer nuestros hijos lo tenemos que hacer nosotros y que lo debemos llevar a cabo con responsabilidad, si nosotros no predicamos con el ejemplo es complicado que ellos hagan nada, lo que más enseña a un niño no es lo que le digamos sino lo que hagamos y si nuestros actos son pasar del animal nuestros hijos también lo harán.

Por eso es necesario que meditemos la situación y si es inviable tener una mascota porque nuestro tiempo es escaso es mejor que hablemos con el niño que se lo expliquemos, no vale el tajante NO porque el niño no parará de pedir una mascota es mejor sentarse con él y hacerle entender porque no se puede en ese momento.