La esterilización en los conejos: ventajas y mitos

Los conejos como mascotas están de moda, pero como cualquier otro animal del que nos responsabilizamos, los conejos requieren de cuidados y atenciones si queremos tener a nuestro “orejotas” de la mejor forma posible.

Una de las preguntas más habituales entre los que ponen en su vida a un roedor de este tipo es si realmente merece la pena esterilizar al animal, sobre todo si no va a convivir con otros conejos y no va a existir el peligro de reproducirse.

Continua leyendo “La esterilización en los conejos: ventajas y mitos”

Originally posted 2013-11-28 20:00:57.

La agresividad en los gatos

Los gatos expresan su agresividad al morder o arañar. Estas conductas vienen determinadas por la falta de socialización. La socialización es la época en la que los animales se acostumbran a otros animales, crean vínculo con los de su especie, se adaptan al entorno que les rodea. El periodo de socialización de los gatos transcurre entre las 2 y las 8 semanas, junto a la madre y al resto de los miembros de la camada. Durante este periodo el gato juega con sus hermanos/as y aprende diferentes conductas, si realiza una acción poco adecuada, la madre se encarga de reprenderle, de esta forma el cachorro aprende lo que está bien y lo que no, aprendiendo a controlar los arañazos y los mordiscos. El gato que es separado de la madre antes de tiempo sin vivir esa etapa de socialización, no tiene porque ser agresivo pero tiene muchas posibilidades de que desarrolle agresividad o conductas poco adecuadas para la convivencia.

A veces nuestra mascota felina desarrolla conductas agresivas de repente y sin aparente justificación, es posible que se deba a que nuestro gato ha enfermado y está desarrollando alguna dolencia que está vinculado con su sistema nervioso.

Otro factor de agresividad es el que se desarrolla durante el juego, se produce con el movimiento de nuestras manos o con el de los pies. Esto se debe a que no tiene otro animal con el que jugar o no tiene juguetes para controlar esos impulsos. Lo mejor para conseguir inhibir estas conductas es colocarle juguetes colgantes, elementos para desgastar las uñas y si esto no funciona y sigue atacándonos las manos y mordisqueándonos los pies, podemos utilizar otras estrategias como mojarles, o hacer un ruido que no les guste inmediatamente a la acción, y premiar aquellas conductas adecuadas para que poco a poco vaya controlando sus impulsos.

Otro factor que esta relacionado con la agresividad es el territorio. Los felinos marcan su territorio mediante feromonas y están muy vinculados a él. Este tipo de agresividad se da sobre todo entre machos, las causas: introducir un nuevo gato en el hogar; realizar obras en la casa; la existencia de una hembra… para solucionarlo deberemos ir al veterinario  para que nos aconseje.

El miedo también puede ser una causa de agresividad, esto se produce porque el gato no puede huir del estímulo que le ha provocado esa emoción, se siente atrapado y utiliza la agresión como instrumento de huida. Entre las causas que puede provocar esta situación está la presencia de otro animal, un castigo, un ruido… Para eliminarlo se debe desensibilizar al gato frente al estímulo de forma progresiva.


cerrajeros 24 horas malaga
pintores Las Castillas
regalos para navidad
master comercio internacional
Cómo cuidar una mascota

Originally posted 2011-05-03 21:20:30.

Crecimiento del perro y del cachorro II

En el anterior artículo se han establecido algunas bases sobre el autocontrol y las características de los cachorros y los adolescentes. En este vamos a continuar con el apartado de la socialización y la prevención de la agresividad.

Establecimos que era necesario socializar al perro para evitar problemas de comportamiento y que desarrolle conductas disruptivas en la convivencia. Hay que tener en cuenta que los perros son seres sociales, son descendientes directos del lobo y estos viven en manadas, si no permitimos que nuestro perro aprenda a comunicarse y a relacionarse nunca será capaz de vivir en manada, y en el hogar es participe de la manada que compone con los humanos.

Hemos hablado del aprendizaje gradual, del  entretenimiento, la diversión, concentración y como todo esto se debe realizar de forma paulatina. Volvemos al ejemplo del niño de 5 o 6 años ¿le podemos exigir autocontrol? ¿Podemos conseguir que aprenda normas de un días para otro? La respuesta es no, debemos ser pacientes con nuestra mascota también. El uso de la agresividad tirando de la correa, poner el dedo índice de forma amenazante o gritando todo el día no servirá para que nuestro perro aprenda antes sino para que nos coja miedo  y se ponga a la defensiva. Para que aprenda es necesario:

  1. Realizar una intervención temprana, comenzar a los 4 meses con la educación básica.
  2. Mantener la correa floja, si tensamos la correa lo único que lograremos es transmitir tensión y agresividad a través de ella, tened en cuenta que la correa es el instrumento que tenemos para comunicarnos con nuestro perro.
  3. Es necesario mantener la calma, si nosotros no somos capaces de autocontrolarnos como podemos exigir a nuestro perro que se autocontrole.

Si no cumplimos con estos aspectos nuestras reacciones tenderán hacia la agresividad y le exigiremos más de lo que puede dar, el resultado será que nuestro perro gruñirá y nos enseñara los dientes.

Por lo que podemos concluir que es importantes que seamos capaces de respetar los ritmos de nuestro perro y que seamos capaces de expresar tranquilidad y tener paciencia a la hora de enseñar normas de convivencia y autocontrol a nuestra mascota. En vez de gritar cuando hace algo mal, la respuesta correcta a ese comportamiento es darle la espalda e irnos hacia el lado contrario, esto es lo que hacen los adultos cánidos cuando sus cachorros no hacen algo bien. Otra de los comportamientos a desarrollar es el refuerzo positivo, es necesario premiar a nuestro perro cada vez que haga algo bien para que asimile y vaya interiorizando el comportamiento.

Originally posted 2011-07-27 07:33:40.